La alteración de la lluvia en las regiones tropicales por el calentamiento global

Compartir

Se conoce bastante bien el efecto del calentamiento global en la lluvia en general: A medida que el dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero entran en la atmósfera, su presencia hace aumentar la temperatura, lo que a su vez conlleva a un aumento en la cantidad de vapor de agua en la atmósfera. Cuando se desarrollan los sistemas de tormentas, el mayor nivel de humedad promueve mayores precipitaciones, por lo que el aumento de las temperaturas contribuye a que la lluvia se vuelva más extrema.

Durante años, la comunidad científica ha estado desarrollando modelos y simulaciones del clima de la Tierra que pueden usarse para ayudar a entender el efecto del calentamiento global en la lluvia extrema de diversas partes del mundo. Muchos de los modelos existentes hacen un trabajo aceptable de simulación de las precipitaciones para las zonas que quedan fuera de los trópicos.

Sin embargo, en lo tocante a la precipitación en los trópicos, estos modelos no concuerdan entre sí. La razón puede reducirse a su resolución: Los modelos climáticos simulan los sistemas meteorológicos dividiendo el globo en una rejilla, donde cada cuadrado de la rejilla representa una amplia parcela de tierra o de mar. Los grandes sistemas meteorológicos que ocupan más de una casilla, como los que suelen actuar en Europa o en Estados Unidos en invierno, son relativamente fáciles de simular. En cambio, tormentas con menor radio de acción, y más aisladas, como las que ocurren en los trópicos, pueden ser más difíciles de tener en cuenta.

Todo apunta a que el calentamiento global intensificará las precipitaciones extremas en los trópicos, pero, hasta ahora, no ha estado nada claro a qué ritmo lo hará.

Un nuevo estudio puede aportar datos decisivos que ayuden a esclarecer esa cuestión.

El estudio ha permitido obtener estimaciones de la intensificación de las precipitaciones tropicales extremas. Estas estimaciones se basan en las observaciones y en algunas simulaciones hechas con modelos.

El equipo de Paul O’Gorman, Profesor de Ciencias Atmosféricas en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados Unidos, ha llegado a la conclusión de que con cada grado centígrado de elevación en la temperatura, las regiones tropicales experimentarán eventos extremos de precipitaciones un 10 por ciento más fuertes, con consecuencias tales como inundaciones en áreas muy pobladas.

En el estudio se ha comprobado que, en comparación con lo que sucede en otras regiones del mundo, las precipitaciones extremas en los trópicos responden de manera diferente al cambio climático. Parece ser que son más sensibles al calentamiento global. Habrá que investigar más para averiguar las causas exactas de ello.

Por NTCY Amazings.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario