Sobresale Camagüey en diagnóstico y tratamiento del Glaucoma Neovascular

 

Especialistas del Centro Oftalmológico del Hospital Universitario “Manuel Ascunce Domenech”, en la ciudad de Camagüey, lograron generalizar  el primer estudio cubano sobre estrategia de intervención sanitaria para el diagnóstico y tratamiento de los pacientes con Glaucoma Neovascular (GNV).

Luego de varios años de investigación, esa enfermedad oftalmológica es atendida con protocolos de galenos camagüeyanos en las provincias de Las Tunas, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Cienfuegos y La Habana.

La doctora en Ciencias Médicas Matilde Landín Sorí, promotora del referido estudio, puntualizó que la estrategia se basa en tratamientos quirúrgico y de rehabilitación, permite conservar el globo ocular, mejorar la calidad de vida de los enfermos y reincorporarlos a la sociedad.

Mediante ese proceder han sido atendidos más de un centenar de pacientes, identificados durante siete años de indagación, de los cuales un bajo porcentaje   necesitó una cirugía radical.

El GNV es una neuropatía óptica, originada a partir de otras enfermedades oculares y de otro tipo, acompañado o no de aumento de la presión intraocular, aseveró la también presidenta del Capítulo de la Sociedad de Oftalmología en Camagüey.

Agregó que esta dolencia se presenta como caso típico secundario, probablemente de una retinopatía diabética, con manifestaciones clínicas y de medios diagnósticos evidentes.

Las experta comentó que la mayoría de los pacientes llegan al servicio oftalmológico de la Atención Secundaria de Salud, remitidos por los médicos de sus respectivas y los especialistas de la Atención Primaria (policlínicos), que son los encargados de hacer un diagnóstico inicial del paciente, teniendo en cuenta los factores de riesgo y enfermedades que favorecen la aparición de este tipo de glaucoma.

Se conoce como factores de riesgo generales de la Glaucoma Neovascular a la hipertensión arterial, diabetes mellitus, traumatismos, inflamaciones en los ojos, la prematuridad asociada al bajo peso al nacer, y los problemas articulares en edades juveniles, cuyos efectos indeseables suelen aparecer a largo plazo.

Los estudios realizados demuestran que tanto el tratamiento, como el mantenimiento de la agudeza visual en esos pacientes, es muy difícil, por ello la relevancia del tema, debido a la falta de consenso en su seguimiento y la no existencia de protocolos o guías uniformes en tal sentido.

Esta dolencia es poco tratada en el mundo por muchos oftalmólogos, pues los resultados que se obtenían nunca eran alentadores.

Ahora posee un protocolo de manejo e intervención, denominado Árbol de Decisiones, que tiene en cuenta, como esencia, la fase en la que se encuentra el padecimiento, para la puesta en práctica del tratamiento que evita la pérdida del globo ocular

Desde que comenzó el estudio y hasta su actual fase de generalización, se ha capacitado al personal oftalmológico responsable de diagnosticar el Glaucoma Neovascular en los policlínicos.

De tal suerte, todos los territorios de la provincia con servicio primario de Oftalmología ya diagnostican y tratan correctamente la enfermedad.

La literatura médica recoge que el Glaucoma Neovascular es un tipo de glaucoma secundario, que fue reportado por vez primera alrededor de 1871, con diferentes denominaciones, entre ellas: glaucoma hemorrágico, glaucoma trombótico, glaucoma congestivo, glaucoma rubeótico y glaucoma hemorrágico diabético.

Por Alex López Almaguer/ Radio Cadena Agramonte.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: