Un guerrero cubano en el bádminton

Compartir

Aunque no es un deporte popular ni de grandes antecedentes históricos en Cuba, el bádminton ha crecido en nuestro país en los últimos años gracias a la actuación del capitalino Osleni Guerrero, quien, por suerte, cambió temprano la práctica del judo y la lucha por la de las raquetas y un volante.

Su presea de plata en el recién finalizado campeonato panamericano celebrado en Lima, Perú, animó a pensar sobre un posible ascenso a los cien mejores del ranking mundial, algo que finalmente no ocurrió, pues otras competencias internacionales favorecieron a otros badmintonistas.

Los puntos sumados por el cubano en la lid continental le valieron para mantenerse entre los 120 primeros del universo con un total de 13 250 unidades, un gran resultado si tomamos en cuenta que en el último año —hay que recordar que el ranking solo abarca las últimas 52 semanas— solo ha podido participar en cinco torneos oficiales, todos en América.

Osleni ganó el XIII Torneo Giraldilla, categoría Futuro, en La Habana, y tres semanas después hizo lo mismo en el Abierto de Venezuela; luego terminó segundo en el Internacional de Perú, en tanto cayó en cuartos de final del torneo Gustavo Prata, categoría Challenge, en Brasil. Finalmente, se agenció el mencionado subtítulo panamericano en la capital peruana, valorado como Grand Prix.

Como se aprecia, son muy pocas competencias en una disciplina dominada ampliamente por los asiáticos y en la que América cuenta con solo cinco hombres entre los cien mejores del planeta: Kevin Cordón, de Guatemala (38); Sattawat Pongnairat, de Estados Unidos (71); Rodrigo Pacheco, de Perú (82); Daniel Paiola, de Brasil (89) y Howard Shu, de Estados Unidos (100).

Sin embargo, Osleni Guerrero, plata también en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, tiene cada día más cerca el sueño de convertirse en el primer badmintonista cubano que asista a unos Juegos Olímpicos.

Para la pasada cita en Londres peleó hasta el último momento un boleto libre, lo cual pudiera llegar para Río de Janeiro 2016, si se establece una correcta estrategia competitiva, que lo ubique en los principales certámenes internacionales, tanto de América como en Europa.

Su rival más enconado en nuestro continente, el guatemalteco Kevin Cordón —lo ha derrotado en cinco de las seis veces que se han enfrentado—, reiteró recientemente que Osleni tiene todas las condiciones para triunfar a cualquier nivel, «es un guerrero de este deporte», acotó.

De momento, esperemos nuevos triunfos del cubano en Surinam, donde cerrará su año competitivo, pues el IV Abierto de México quedó suspendido.

Por Joel García /Cubasí

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: