Con las manos vacías

Las esperanzas de Cuba se sitúan en la discusión del bronce en las especialidades de paleta con pelota de cuero y mano-parejas

Las dos posibilidades de medallas latentes este viernes para los representantes cubanos que intervienen en el VIII Campeonato Mundial Sub-22 de pelota vasca a 36 metros, con sede en Tarbes, Francia, se disiparon en un santiamén y ahora solo queda esperar la gracia sabatina en el último día de competencias.

Dariel Leyva no aguantó los embates del anfitrión Iturbe Ion y sucumbió con un desproporcionado marcador de 2-10 y 4-10, discutiendo la presea de bronce en la modalidad de mano individual.

Tampoco pudo hacer mucho el dueto Armando Chappi-Yoan Torreblanca ante los españoles Mitxel Fernández y Alfonso Echavarren, pues los ibéricos dominaron en la pala corta y se agenciaron el tercer lugar. Los antillanos salieron airosos en el primer parcial (15-9), pero bajaron las revoluciones en el segundo período (11-15).

La manga decisiva favoreció a los europeos (10-5), por lo que las esperanzas de Cuba están cifradas en el epílogo, cuando se discuta el bronce en las especialidades de paleta con pelota de cuero y mano-parejas.

La justa, pactada en la región montañosa de los Pirineos, hospeda a 130 pelotaris de nueve naciones: España, México, Argentina, Uruguay, Chile, Venezuela, Estados Unidos, Cuba y Francia.

Por Abdul Nasser Thabet/Juventud Rebelde

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: