Entregan Premio Iberoamericano de Concurso de Coreografía

Irene Rodríguez, de Cuba y Sharon Fridman, israelí-español, recibieron el Premio del VIII Concurso Iberoamericano de Coreografía Alicia Alonso (CIC) 2012, durante una gala efectuada en la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana.

Antonio Onetti, presidente de la Fundación Autor de la Sociedad General de Autores y Editores de España (SGAE), entregó este lunes a ambos creadores la placa que los acredita como tal, escoltado por Alicia Alonso, presidenta de honor del concurso y Anette Delgado, al frente de jurado.

Onetti, elogió la calidad de las obras ganadoras, en igualdad de condición, al tiempo que aseguró que la danza es el más alto argumento humano de todo lo que existe, pues combina cuerpo y espíritu, y al trascender se convierte en arte.  

Este certamen, dijo, asegura el futuro con nuevas coreografías y se realiza cada dos años gracias a los esfuerzos del Ballet Nacional de Cuba (BNC) y de su Ministerio de Cultura.

Como parte del lauro fueron llevadas a escena El crimen fue en Granada, inspirado en el poema homónimo de Antonio Machado sobre la muerte de Federico García Lorca, estrenado por Irene Rodríguez durante el más reciente festival la Huella de España.

Asimismo, ¿Hasta dónde?, de Fridman que fue llevado a escena por vez primera en el mundo, durante este XXIII Festival Internacional de Ballet de La Habana.

De estreno en la Isla estuvo Luminous, del coreógrafo canadiense Peter Quanz, el cual explora la fragilidad de las alianzas humanas y las emociones que surgen a partir de un amor frustrado.

Este ballet fue interpretado por los integrantes del BNC Arianni Martín, Verónica Corveas, Grettel Morejón,  Jessie Domínguez, Serafín Castro, Alejandro Silva, Roberto Vega y Camilo Ramos.

Los danzantes tuvieron la apoyatura musical de la Orquesta del Gran Teatro de La Habana, bajo la batuta de Giovanni Duarte y el violinista invitado el polaco Pawel Blaszkowski, de la Filarmónica de Yucatán.

El Sombrero de Tres Picos, de Antonio Ruiz Soler, a cargo del bailarín español Sergio Bernal fue la antesala del cierre de la función que reservó Bodas de Sangre, coreografía de Antonio Gades y la magistral actuación de José Manuel Carreño, en el papel de Leonardo y Viengsay Valdés, en el de la novia.

Esta danza concebida en cinco escenas fue creada en España en la década del 70 y el Ballet Nacional de Cuba la estrenó el 29 de abril de 1978 en este propio coliseo.    

Por Idania Rodríguez Echevarría/ AIN/ Foto: Oriol de la Cruz Atencio

 

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: