Con ayuda del sol

Especialistas del Centro de Investigaciones de Energía Solar, en la provincia de Santiago de Cuba han diseñado un secador solar con paneles metálicos aislantes autoportables, vidrio y acero, que cumple las expectativas de prolongar la vida útil de la instalación solar al doble del tiempo tradicional, con lo que una vez recuperada la inversión inicial, se pueden obtener mejores dividendos en su explotación.

utilización del sol como fuente renovable de energía_centro de investigaciones de energía solar_santiago de cuba

Constituido por una estructura metálica en forma de paralelepípedo a partir de perfiles angulares soldados entre sí, presenta en la parte lateral inferior una pared de panel aislante autoportable como aislante térmico, además de poseer una  doble cubierta de vidrio transparente (con juntas y separadores de goma) colocadas en la parte superior a dos aguas y en los laterales flanco Este y Oeste.

Orientado en la dirección Norte, Sur, en su parte delantera está situada una puerta metálica aislada térmicamente también de paneles aislantes autoportables, al igual que en su parte trasera.

secador solar producido por el centro de investigaciones de energía solar_santiago de cuba

Su funcionamiento se basa en el efecto invernadero. De todo el espectro de la radiación solar incidente, una parte atraviesa la doble cubierta de vidrio, de ella una fracción es absorbida por las superficies metálicas absorbedoras, las cuales emiten radiación infrarroja que no puede atravesar el vidrio. La radiación absorbida por la chapa metálica se transfiere en forma de calor al aire de la cámara de secado.

Entre las ventajas de este secador se hallan que se trata de un proyecto totalmente digitalizado, con una herramienta de cálculo y diseño muy flexible, que permite pocos errores de construcción y ensamblaje, pues se simula en tres dimensiones cada pieza y su conjunto; asimismo, aumenta las opciones de cambios en la tecnología, ante la dinámica de la comercialización.

Estos elementos, según sus desarrolladores, ofrece la posibilidad de acometer cualquier cambio en la tecnología con mucha facilidad, dado el formato digital de su presentación, permite incluso disminuir los errores de construcción y ensamblaje, ya que la herramienta de cálculo y diseño aplicada es muy flexible en sus análisis tridimensionales, y permite simular el ensamble total de todas las piezas, sin necesidad de construirlas.

Es conocido que la tecnología del secado solar constituye un método de conservación de productos. El Centro de Investigaciones de Energía Solar de Cuba, en la región oriental del país, ha desarrollado por más de dos décadas, investigaciones en este campo, y en su haber cuenta con la introducción de varios prototipos, tanto para la investigación, como en industrias y comunidades y para una gran variedad de productos, pero todavía resta mucho por hacer para que el peso relativo del uso de estos dispositivos, tenga un efecto significativo en la sociedad cubana según puntualizan los expertos nacionales.

Tomado de Con la ayuda del Sol

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: