Campaña contra el abuso de sal

Compartir

Cuba aboga por la reducción en el consumo de sal.
cuba aboga por la reducción en el consumo de sal

Una docena de países americanos han puesto en práctica programas sanitarios destinados a reducir el consumo de sal entre sus poblaciones que, según los expertos, podría salvar decenas de miles de vidas durante la próxima década.

Las campañas sanitarias para desalentar el consumo de sal han sido adoptadas en Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Cuba, Estados Unidos, México, Surinam y Uruguay.

En Argentina y Chile, las autoridades sanitarias han acordado con las panaderías grandes y pequeñas reducir el contenido de sodio en el pan, una de las principales fuentes de sal alimentaria en ambos países.

cuba aboga por la reducción en el consumo de sal

En Brasil, las principales asociaciones de fabricantes de comida han acordado reducir el contenido de sal en el pan preparado industrialmente en un 10 por ciento para 2014.

La medidas emprendidas incluyen campañas educativas a través de los medios de difusión y la colaboración con los fabricantes de alimentos para reformular los productos alimentarios para que contengan menos sal.

Investigadores canadienses han estimado que reducir el consumo de sodio un 10 por ciento cada año en 18 países de América Latina, podría prevenir alrededor de 593.000 eventos cardiovasculares y salvar alrededor 54.000 vidas.

cuba aboga por la reducción en el consumo de sal

“La reducción de la sal es una de las medidas de salud pública disponibles más eficaces en función de los costos ” , afirmó Norm Campbell, profesor de medicina en la Universidad de Calgary  (Canadá) y jefe de un grupo de expertos sobre la sal y la salud convocado por la Organización Panamericana de la Salud  (OPS) .

Los estudios médicos indican que la reducción del consumo de sal favorece la disminución de las enfermedades crónicas relacionadas y un ahorro sanitario para los países de 0,04 y 0,32 dólares por habitante al año.

Aunque la sal es esencial para el cuerpo humano, el consumo excesivo puede causar hipertensión, un importante factor de riesgo para ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y enfermedades renales.

En las Américas, entre una quinta y una tercera parte de los adultos sufre hipertensión y, entre las personas de más de 80 años de edad, el porcentaje supera el 90 por ciento.

En la mayoría de los países de la región, la ingesta promedio de sal es considerablemente superior a la recomendación internacional de consumo de menos de 5 gramos de sal por persona al día.

Por ejemplo, los brasileños consumen en promedio 11 gramos al día, mientras que los argentinos consumen 12 gramos, los canadienses 7,7 gramos, y los estadounidenses 8,7 gramos por persona al día.

“La mayoría de las personas no saben de dónde proviene la mayor parte de la sal que ingieren y cuán nociva puede ser para su salud ”, afirmó James Hospedales, asesor principal de la OPS en materia de prevención y control de enfermedades crónicas.

Expertos de la OPS exhortaron recientemente a los fabricantes de alimentos a establecer cronogramas para una  “ reducción gradual y sostenida ”  del contenido de sal en los productos alimentarios existentes así como en las comidas elaboradas y las servidas en los restaurantes.

Otra propuesta del grupo de expertos de la OPS es persuadir a los fabricantes de alimentos a adoptar voluntariamente esas recomendaciones para que los nuevos productos alimentarios tengan bajo contenido de sal.

“Los fabricantes de alimentos preferirían tomar medidas voluntarias antes que afrontar una reglamentación” , manifestó el doctor Hospedales. “Sin embargo, la posibilidad de cambios reglamentarios es un fuerte incentivo que debe seguir considerándose ” , completó el profesional.

cuba aboga por la reducción en el consumo de sal

Por Campaña contra el abuso de sal

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: