Canadienses reclaman en Vancouver excarcelación de luchadores cubanos

Compartir

Activistas canadienses realizarán hoy en Vancouver una concentración para reclamar la excarcelación inmediata e incondicional de cinco cubanos presos en Estados Unidos por prevenir actos terroristas organizados desde el sur de Florida contra su país.
Los manifestantes concurrirán a la galería de arte de esa ciudad para también expresar solidaridad y pedir justicia en los procesos legales de Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González, Antonio Guerrero y René González.
Los Cinco, como se conocen internacionalmente, fueron detenidos el 12 de septiembre de 1998 y sometidos en la propia ciudad de Miami a un proceso judicial denunciado por irregular y amañado que los condenó en 2001 a penas que van desde la doble cadena perpetua hasta 15 años.
Cuatro de los cubanos permanecen en prisión después que René González cumplió el 7 de octubre de 2011 su condena de 13 años de cárcel. Pero de todas formas continúa privado de su derecho a regresar junto a sus familiares en Cuba porque está condenado a permanecer en teritorio estadounidense durante tres años bajo un régimen de libertad condicional.
Como un castigo adicional, el gobierno de Estados Unidos se niega a otorgar una visa a su esposa, Olga Salanueva, para visitarlo. Lo mismo hace con Adriana Pérez, la esposa de Gerardo Hernández
Según el Comité de Vancouver por la libertad de Los Cinco, los participantes exigirán además el regreso de René a Cuba y el otorgamiento de visas a su esposa Olga así como a Adriana, la cónyuge de Gerardo.
Esa organización planea acciones similares de protesta todos los días 5 de cada mes y ha manifestado su disposición a redoblar los esfuerzos este año en apoyo a la causa de los luchadores antillanos.
Los Cinco recibieron largas y desproporcionadas penas tras un juicio amañado en Miami, cuyos medios de comunicación recibieron presupuesto federal con el objetivo de montar una campaña adversa y asegurar que fueran condenados.
Autoridades de Washington entregaron grandes fondos a reporteros de CBS, The Miami Herald, El Nuevo Herald, el Diario las Américas, Radio y TV Martí y WAQI, entre otros, que actuaron como agentes secretos para manipular la opinión pública, persuadir al jurado e interferir en el proceso legal.
Abogados de los antiterroristas cubanos buscan demostrar que entre 1998 y 2001 la población miamense recibió a través de la prensa un arsenal de propaganda pagada por el Gobierno con influencia negativa sobre el juicio y los acusados.

Por PL

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: