Costo del cambio climático en Cuba

Compartir

ciencia-cubana_ciencia-de-cuba_cambio-climc3a1tico-en-cuba_1

Por Cubanatura

Señalan los especialistas en desastres naturales durante el siglo XXI el Caribe sufrirá las consecuencias del cambio climático por el incremento de las temperaturas, el decrecimiento de las lluvias y la alta frecuencia de los ciclones tropicales intensos.

Aunque los ecosistemas y las especies estuvieron sometidas a cambios del clima en su pasado geológico, nunca antes estos fueron tan rápidos, ni la capacidad de los ecosistemas ecológicos para adaptarse a ellos había estado tan comprometida por presiones no relacionadas con el clima.

El impacto del cambio climático en la vida y la economía de Cuba podrá ser muy elevado y costoso, si tenemos en cuenta que más de 260 asentamientos humanos son totalmente costeros con una población relacionada entre 250 mil y más de dos millones de personas. De ese total no menos del 20% está vinculada directa o indirectamente a los sectores dependientes de la biodiversidad marino costera y sus servicios ambientales, como la pesca, la actividad forestal y el turismo.

La biodiversidad de los territorios insulares y costeros es especialmente vulnerable al cambio climático, en Cuba es particularmente sensible el sur del país, debido al predominio de costas bajas y ecosistemas frágiles (humedales, bosques secos, pequeños cayos y arrecifes) y por estar en la ruta de los huracanes. Las regiones del golfo de Ana María-Jardines de la Reina y de la ciénaga de Zapata constituyen las de mayor diversidad biológica y productividad marino pesquera, y concentran las más extensas e importantes áreas protegidas marino-costeras de nuestro país. Esas son también las más vulnerables a los impactos del cambio climático dada la fragilidad, extensión y calidad de sus ecosistemas. 

Una interesante programa titulado Evaluación de los Impactos Potenciales del Cambio Climático Sobre la Biodiversidad y Desarrollo de Estrategias de Adaptación en dos Regiones de Ecosistemas Frágiles en Cuba, se aplican, uno en la costa sur de Camagüey con repercusión en el archipiélago de Jardines de la Reina y las comunidades ribereñas de Santa Cruz del Sur y Playa Florida y el otro en el entorno de la Ciénaga de Zapata. 

En estas dos regiones geográficas la conversión de los hábitat, la sobre explotación de las especie, la contaminación y la competencia de especies exóticas invasoras, hacen que la amenaza del cambio climático sobre todo esos en ecosistemas claves como los arrecifes de coral y los manglares. 

El impacto del cambio climático en la vida y la economía de Cuba podrá ser muy elevado y costoso, si tenemos en cuenta que más de 260 asentamientos humanos son totalmente costeros con una población relacionada entre 250 mil y más de dos millones de personas. De ese total no menos del 20% está vinculada directa o indirectamente a los sectores dependientes de la biodiversidad marino costera y sus servicios ambientales, como la pesca, la actividad forestal y el turismo.

La biodiversidad de los territorios insulares y costeros es especialmente vulnerable al cambio climático, en Cuba es particularmente sensible el sur del país, debido al predominio de costas bajas y ecosistemas frágiles (humedales, bosques secos, pequeños cayos y arrecifes) y por estar en la ruta de los huracanes. Las regiones del golfo de Ana María-Jardines de la Reina y de la ciénaga de Zapata constituyen las de mayor diversidad biológica y productividad marino pesquera, y concentran las más extensas e importantes áreas protegidas marino-costeras de nuestro país. Esas son también las más vulnerables a los impactos del cambio climático dada la fragilidad, extensión y calidad de sus ecosistemas. 

Algunos de los impactos esperados sobre sus ecosistemas incluyen: la muerte de arrecifes de coral, la erosión de las playas, la reducción de las áreas de manglares y herbazales de ciénaga, la modificación de humedales costeros, la migración forzosa de la población, la disminución del éxito reproductivo de algunas especies, la extinción de otras y el desplazamiento de los ecosistemas.

En la temática de Desastres Naturales Cuba ha desarrollado un programa de prevención y mitigación mundialmente reconocido; alcanzando una notable posición con su Sistema Nacional para la Prevención de Riesgos Ante Desastres Naturales, debido a la alta prioridad ofrecida a este tema, tanto para la inversión nacional como para la cooperación internacional. 

El cambio climático es una amenaza reconocida por el Gobierno como un riesgo potencial al cual presta particular atención, por ello desde la década de los 90, Cuba inició proyectos para evaluar la vulnerabilidad y riesgos que este fenómeno representa al país, tales como el de Cambio Climático y Medidas de Adaptación, desarrollado por el Instituto de Meteorología hasta 1999. 

También se ejecutan otras iniciativas, como el Proyecto PNUD Desarrollo y Adaptación al Cambio Climático, llevado a cabo por Cuba y la República Dominicana con el apoyo financiero de la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional, precisamente proyectos como este se aplican por PNUD en Cuba sobre reducción de riesgos de desastres naturales, y como resultado se han instalado Centros para la Reducción de Riesgos y Sistemas de Alerta Temprana en los gobiernos de 4 provincias y 20 municipios del país.  

Uno de sus resultados de estos estudios se enfoca a la creación de un sistema de monitoreo de la biodiversidad centrado al Cambio Climático, lo que se refuerza si se considera que el Plan estratégico del Sistema Nacional de Áreas Protegidas para el período 2009-2013 incluye un objetivo de cambio climático, tema en el que existe aún un amplio potencial por desarrollar.

El programa para la Evaluación de los Impactos Potenciales del Cambio Climático Sobre la Biodiversidad y Desarrollo de Estrategias de Adaptación en dos Regiones de Ecosistemas Frágiles en Cuba, adelantado con la cooperación internacional la Comisión Europea y el, Fondo Mundial de las Naturaleza (WWF-Holanda) es liderada y ejecutada en nuestro país por la Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre con sus proyectos internacionales, nacionales y locales en el ámbito de la biodiversidad, el cambio climático, la educación ambiental, el desarrollo local sostenible, y la divulgación, así como el tratamiento de temas ambientalmente relevantes (Mesas Redondas), se destaca no solo como ejecutora sino también como coordinadora y facilitadora del trabajo entre actores de distintos ámbitos con los iguales intereses por la preservación .de la Naturaleza en toda su magnífica plenitud.

Cuba se prepara púes paras enfrentar un futuro inmediato de cambio climático, iniciado ya con con estas muestras que cada día nos traen los partes del estado del tiempo, rendimientos agrícolas, tormentas ciclónicas y el retroceso de los manglares mientras que el mar avanza sobre y bajo la superficie de las llanuras costeras.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: