Mueren un centenar de palestinos en Gaza en el día más sangriento desde el inicio de la ofensiva

Compartir

A Palestinian firefighter works during efforts to extinguish a fire at Gaza's main power plant, which witnesses said was hit in Israeli shelling, in the central Gaza Strip

Gaza sufre este martes el día más sangriento desde el inicio de la ofensiva israelí con al menos un centenar de palestinos muertos, la mayoría civiles y algunos de ellos niños. El Ejército hebreo bombardea sin descanso la Franja en respuesta a la muerte de diez soldados el pasado lunes.

Israel ha bombardeado la casa del dirigente de Hamás en Gaza y también ha destruido la única planta eléctrica de la Franja, en un nuevo castigo colectivo para una población devastada.

El portavoz del Ministerio de Sanidad, Ashraf Al Qedra, ha explicado en un comunicado que los ataques por tierra, mar y aire se han recrudecido durante la jornada, y han causado la muerte de 100 personas y herido al menos a otras 500.

«Desde el inicio de la operación israelí sobre Gaza, al menos 1.230 palestinos han muerto y 6.700 han resultado heridos, dos terceras partes de ellos civiles, incluidos mujeres y niños», ha afirmado el portavoz palestino. Según la fuente, las fuerzas armadas israelíes «atacaron casas, edificios, centros de prensa, descampados, mezquitas y granjas».

Bombardeos en campos de refugiados

Testigos y fuerzas de seguridad palestinas han notificado que los peores bombardeos fueron contra varias viviendas del campo de refugiados de Al Bureij, en la región central de Gaza, donde han fallecido 17 personas. Entre ellos, murieron el alcalde del vecindario, Anis Abu Shamalah, y varios menores y mujeres.

En otro ataque de blindados israelíes contra una vivienda en el campo de refugiados palestinos de Jabaliya en el noreste de Gaza ciudad, cinco personas han muerto, entre ellas tres niños.

Sedes de medios relacionados con Hamás, como la televisión de Al Aqsa o las oficinas de sus agencias de noticias, fueron también derribadas, así como varias mezquitas.

Destruida la única planta eléctrica de Gaza

Además, los bombardeos han dañado seriamente a la única central eléctrica de la Franja. Alrededor del 90 % de la población, casi dos millones de personas, permanecen sin electricidad desde medianoche.

Mohamed Al Sharif, director de la central, ha notificado en un comunicado que dos misiles tierra-aire impactaron en los tanques de la estación a las 7 de la mañana, reduciéndolos a cenizas, mientras que el fuego destruyó la turbina principal que genera electricidad. «La planta está destruida», ha dicho.

 

Las consecuencias para los civiles pueden ser grandes, han denunciado algunas ONG, ya que su destrucción supone que no haya electricidad para instrumentales médicos en muchos hospitales de Gaza.

Ataque contra la casa de Ismail Haniya

Por otra parte, la aviación israelí ha bombardeado la vivienda del dirigente de Hamás en Gaza, Ismail Haniya, que se encuentra en el campamento de refugiados de Shati, al noroeste de Gaza, según ha confirmado su hijo. “El enemigo israelí ha bombardeado en dos ataques nuestra casa”, ha explicado Abed Salam Haniyeh en un comunicado. Por el momento no se han confirmado daños personales.

Los ataques de este martes se producen tan solo un día después de una fiesta de fin de Ramadán teñida de sangre en Gaza, donde han muerto 22 personas, ocho de ellas niños por un brutal bombardeo a un parque.

Por su parte, el ejército israelí ha confirmado la muerte de otros cinco soldados durante la jornada del lunes en enfrentamientos con comandos palestinos que trataban de infiltrarse en Israel a través de un túnel en Nahal Oz, cerca de la frontera con Gaza. «Los soldados fueron abatidos mientras combatían a terroristas que intentaban perpetrar un ataque utilizando uno de los túneles clandestinos que conduce de la franja de Gaza a Nahal Oz», ha explicado el ejército en un comunicado.

Estos fallecidos se suman a otros cinco militares cuya muerte por disparo de mortero fue confirmada el lunes y que sirvió como detonante para romper el breve alto el fuego oficioso que había permitido un respiro a la población. Con ellos ya son diez los soldados abatidos en un solo día en diversos enfrentamientos.

Mientras, desde la Franja, las milicias palestinas han lanzado decenas de cohetes hacia varias regiones del sur y el centro de Israel, incluyendo el área de Tel Aviv. Al menos uno de estos proyectiles ha sido interceptado por el sistema de protección israelí «Cúpula de hierro».

La ONU alarmada por el creciente número de desplazados

La ONU considera la cifra de muertos “desproporcionada” y ha hecho un llamamiento al alto el fuego. «En nombre de la humanidad, la violencia tiene que parar», ha dicho el secretario general de la organización Ban Ki-moon.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario