El Higuanojo llora la primavera

Al primer golpe de vista, el escenario parece al de un paraje lejano, de esos lares semidesérticos. Pero no es así.

La imagen del río Higuanojo, en las cercanías de Trinidad, ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad, en el sur de la provincia de Sancti Spíritus, es consecuencia de la tensa sequía que sufre todo el territorio.

Apenas un hilo de agua surca el cauce. Las riveras sirven ahora de pastizales para los rebaños de ganado; la actividad económica dependiente del río está deprimida.

No solo el quehacer agropecuario. La acuicultura vive a nervios tensados. De proseguir la situación, la presa Higuanojo continuará bajando su caudal y con ello se incrementa el peligro para la supervivencia de las especies de peces que allí habitan.

No será esta la primera vez que los acuicultores se ven forzados a incrementar las capturas para lograr un mejor manejo de los volúmenes de peces a partir del potencial de agua del embalse.

La sequía preocupa, mientras que el Higuanojo llora la primavera.

Por Oscar Alfonso Sosa

Fotos Oscar Alfonso Sosa

Río-Higuanojo-1 Río-Higuanojo-2 Río-Higuanojo-3 Río-Higuanojo-4 Río-Higuanojo-5

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: