Cuidemos la Tierra

Este 22 de abril el mundo celebra el Día Internacional de la Tierra, bajo el lema “Es nuestro turno para liderar el cambio”. Casi siempre en esta fecha se recuerdan los daños al planeta que ponen en peligro la vida humana, animal y silvestre, se produce una especie de concientización mundial sobre el tema, que debería ser permanente, y se vuelven a rememorar temas como la destrucción de la capa de ozono; cambio climático; efecto invernadero; lluvias ácidas; deforestación; contaminación de residuos industriales y aguas negras.

Fue el estadounidense Gaylord Nelson quien instauró este día para crear una conciencia común a los problemas de la superpoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra.

Alerta para todos

Según un reporte del diario Noticia al Día, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró recientemente que el cambio climático es la mayor amenaza que enfrenta el planeta, y confió en que se puedan prevenir “sus peores efectos” con un acuerdo global vinculante en la conferencia de la ONU que se celebrará en París en diciembre próximo.

El mandatario recordó que 2014 “fue el año más cálido registrado” y que, alrededor del mundo, las “tormentas más fuertes, las sequías más profundas y las temporadas de incendios más largas” se suman a las alertas de los expertos de que “el cambio del clima ya está afectando al aire que respiran nuestros niños”.

“El cambio climático ya no se puede negar, ni ignorar. El mundo está mirando a Estados Unidos para que asuma el liderazgo en esto. Y es lo que estamos haciendo”, aseguró Obama, al recordar su apuesta por las “energías limpias” y por la eficiencia energética en los vehículos y los edificios.

El cambio comienza con nosotros

La escasez de recursos o la extinción de especies de flora y fauna son progresivas. El propio secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon ha manifestado que nos vamos precipitando hacia puntos de inflexión que podrían alterar la forma en que funciona nuestro planeta. Pero ni sabiéndolo el hambre ha cambiado su forma de actuar.

“Las grandes decisiones que tenemos por delante no corresponden solo a los legisladores y los dirigentes mundiales. El cambio comienza con nosotros. No todos tenemos a nuestro alcance obrar de manera sostenible, pero quienes tenemos esa posibilidad podemos transformar el mundo con simples decisiones, como optar por bombillas de bajo consumo o comprar solo lo que vayamos a consumir», agregó.

ONU ha considerado a 2015 un año clave para redefinir el concepto de progreso. Se espera que de París salga un compromiso vinculante internacional para la reducción de los gases de efecto invernadero a partir de 2020, incluidas las grandes potencias. Hasta esa fecha permanecerá vigente el Protocolo de Kyoto, cuyo aplazamiento se estableció en la Cumbre de Copenhague (2009) y que marcaba un recorte en las emisiones de CO2 del 15% con respecto a lo emitido en 1990.

Lo cierto es, como reconoce el propio secretario general de Naciones Unidas, que poco han hecho los líderes mundiales en estas cumbres.

Según Ban Ki-moon, hoy no existe un Plan B a la hora de combatir el calentamiento global porque no existe un Planeta B. Hoy más que nunca son más que necesarios los movimientos de base para marcar la diferencia, dado que en los últimos 20 años se han hecho varios intentos fallidos para alcanzar un tratado internacional para la reducción de los efectos del cambio climático.

Ojalá en diciembre, los gobernantes que se reúnan en París para celebrar la Cumbre sobre el Cambio Climático (COP21), tengan la voluntad política para salvar al mundo y tomen decisiones dirigidas a preservar la especie humana. Ojalá no se una conferencia más.

¿Quiénes son los principales responsables del calentamiento global?

Toda vez que las tecnologías desarrolladas hasta el presente vinculan necesariamente al crecimiento económico con una mayor actividad industrial generadora de gases de efecto invernadero, son los países industrializados, – con apenas el 20 por ciento de la población mundial- los responsables del 60 por ciento de las emisiones anuales de CO2.

Estados Unidos, junto a otros países desarrollados, son los principales responsables históricos de la emisión de la mayor parte de los gases de efecto invernadero presentes actualmente en la atmósfera.

Por Rafael Hojas Martínez

El drama del cambio climático: En fotos países que se hunden.

Grafica-de-paises-que-se-hunden-2

Grafica-de-paises-que-se-hunden

Las-Maldivas

paises-que-se-hunden-1

Tuvalu-1

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: