Más agua al mar

Pese a las intensas precipitaciones registradas desde el 29 de abril al cuatro de mayo, solo los embalses de cuatro provincias recibieron algún beneficio, con algo más de cuatro millones 470 mil metros cúbicos.

Estas fueron Artemisa (1 708 millones m3), La Habana (0,912 millones m3), Matanzas (1 771 millones m3) y Cienfuegos (0,082 millones m3).

Vale destacar que los acumulados de lluvias en la capital y la provincia yumurina representan el 166 % y el 115 % de las respectivas medias históricas para el cuarto mes del año, según informaron a Trabajadores digital especialistas de la dirección de uso racional del agua del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Su informe precisa que entre las 8 a.m. del 29 de abril a las 8 a.m. del 1 de mayo, en el territorio nacional precipitaron un promedio de 20,5 milímetros (mm), un 28 % de lo registrado históricamente en abril. Los valores provinciales más significativos fueron en La Habana, con 103,8 mm; Matanzas, con 74,9 mm; Artemisa, con 59,5 mm; y Mayabeque, con 47,7 mm.

Igualmente, entre el primero y el cuatro de mayo se computaron 33,9 mm (20 %) como promedio nacional, correspondiendo las cifras más representativas a Holguín (82,9 mm) y Las Tunas (66.9 mm), seguidas por Camagüey, con 49,2 mm. Los acumulados regionales de Centro y Oriente representan el 23 % y 25 % de la media, respectivamente.

Las máximas medias municipales para esos seis días se observaron en Moa (Holguín), con 230,2 mm; Plaza de la Revolución, Playa y Cerro (La Habana), con 190,0 mm, 179,3 mm y 158,7 mm, en ese orden. En 24 de los 168 municipios los registros totales igualan o superan los 100 mm.

En el boletín de la dirección de uso racional del agua del INRH se destaca que al concluir el período seco, comprendido entre noviembre del 2014 y abril del 2015, el promedio de lluvia para el país asciende a 236 mm, el 71 por ciento de lo que históricamente se computa en estos meses.

Como se ha informado, en la serie de estadísticas pluviales a partir del 1901, solo se han presentado 12 años con registros inferiores al actual. Desde la óptica del Índice de Precipitación Estandarizada (SPI) ello representa un comportamiento moderadamente seco, aunque para Pinar del Río, Las Tunas, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo ese lapso se ubica entre los 10 más secos desde principios del siglo pasado.

Resalta además, que en 28 municipios llovió menos de la mitad de lo esperado, con el récord negativo en cuanto a valor mínimo de precipitación municipal absoluta, para Jobabo (Las Tunas), con 44,7 mm (21 %).

Tomando también la evaluación del SPI, 55 municipios tuvieron comportamiento pluvial seco, 28 moderadamente secos, 10 severamente secos y 17 clasifican como extremadamente secos. Las zonas identificadas como las más afectadas son las comprendidas entre San Antonio y La Palma, en Pinar del Río; Alquízar (Artemisa) y Cabaiguán (Sancti Spíritus); y Sierra de Cubitas (Camagüey) y Yateras (Guantánamo).

Las presas también sintieron los efectos de la sequía. Al cierre del mes pasado las 242 administradas por el INRH contenían poco más de tres mil 470 millones de m3, el 38 % de la capacidad retenible y el 33 % de la posible de utilizar.

Es por eso que 112 embalses están al 25 % de su posibilidad de llenado y 23 se encuentran secos. Ubicándolos por regiones, los de Pinar del Río, La Habana, Mayabeque, Matanzas, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Camagüey, Las Tunas, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo se hayan a menos de la mitad de su capacidad útil.

Entretanto, el volumen de agua almacenada significa alrededor de mil 345 millones de m3 menos que en igual fecha del pasado año, aunque no se llega a la cifra alcanzada entre julio del 2004 y junio del 2005, temporada de menor llenado desde la última década de la anterior centuria.

Por Vivian Bustamante Molina

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: