Expertos debaten sobre paternidad

El panel Masculinidades al encuentro de nuevas paternidades, integrado por el filósofo Ramón Rivero vicedirector del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), la jurista Yamila González Ferrer y el psicólogo Ariel Arcaute Mollinea, abordó temas como la paternidad en el contexto cubano contemporáneo, los retos desde el derecho y las paternidades emergentes.

Convocado por el Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero (OAR) este foro permanente analiza cada mes asuntos de la actualidad social, económica, cultural de Cuba y en esta ocasión tuvo como sede la Asociación Cubana de Naciones Unidas (Acnu).

Según explicó Rivero, una investigación en curso sobre paternidades persigue demostrar la existencia de un proceso de cambio en el estado de los roles de hombres y padres que no facilita la modificación cualitativa de su ejercicio en correspondencia con lo que necesita la sociedad para alcanzar niveles superiores de emancipación y dignificación humanas.

Las investigaciones consultadas arrojan un fuerte arraigo de la cultura patriarcal y al mismo tiempo, ligeras modificaciones en su representación, actitudes y comportamientos que apuntan a mayor democratización y colaboración en sus relaciones sociales y mayor participación en el espacio privado, la educación y crianza de la descendencia.

Sin embargo, estos estudios reconocen que los padres vivencian procesos de cambio de manera acrítica, con contradicciones y tensiones relacionadas con su rol y que no encuentran los referentes que faciliten su adecuada orientación.

Entre los frenos a la decisión de tener descendencia, resumiendo los estudios analizados en su investigación, Rivero enumera la cultura organizacional, las lógicas de trabajo en sus empleos, insuficiente salario, pocas oportunidades de ingresos alternativos, condiciones de vida, y la falta de una pareja estable.

El contenido del rol hoy está signado por fuerte componente sociocultural que tiene que ver con el modelo tradicional de ser hombre, y por tanto, cuando el papá asume toda esa carga de masculinidad y la expresa en su paternidad, no le permite el ejercicio del rol una funcionalidad en la relación con sus hijos, esposa y otros integrantes de la familia, dijo.

Como obstáculo para una paternidad diferente, resumiendo los estudios analizados en su investigación, Rivero enumera la distribución sexista de roles en la pareja, las políticas de género, falta de preparación de docentes, la cultura organizacional, la no consideración del trabajo en el hogar como productivo, el menor poder económico de las mujeres, y -aun cuando existen vacíos legislativos-, no siempre mujeres y hombres se acogen a los derechos, entre otros elementos.

Según dijo Yamile González Ferrer, profesora de la Universidad de La Habana, en este tema el sector jurídico tiene como retos no solo la modificación y actualización de las normas jurídicas, sino también la preparación de los profesionales del derecho quienes tienen la misión de impartir justicia y la cultura jurídica de la población para que pueda ejercer sus derechos o reclamar cuando estos son vulnerados.

Pese a la existencia de normas que establecen la igualdad para madres y padres, entre ellos el Código de Familia, vigente desde 1975, así como el Decreto Ley que otorga a los padres la posibilidad de acogerse a la licencia de maternidad, se requieren modificaciones que las atemperen a los cambios experimentados por la sociedad.

A su juicio, existen retos específicos -que tienen que ver con la subjetividad-, como es la preferencia por la madre a la hora de otorgar la guarda y cuidado, la reclamación de la paternidad, la visibilización de la violencia, el reconocimiento de la abuelidad, el reconocimiento judicial de las parejas homo afectivas y el tema de la adopción de parejas de un mismo sexo.

Por su parte, en su exposición Paternidades emergentes excluidas, hacia proyectos de paternidad no hegemónicos, Ariel Arcaute expuso los resultados de una investigación con 20 parejas de hombre entre 30 y 55 años, en su mayoría solteros.

De acuerdo con Arcaute, halló varios tipos de paternidades, entre ellas padres tradicionales visibles, padres emergentes y padres no tradicionales o innovadores. Estos últimos se distancian de estereotipos y de los comportamientos de los tradicionales. Ante la homoparentofobia, adoptan la autoinvisibilidad.

Por Raquel Sierra

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: