Excepcional hallazgo paleontológico en Jagüey Grande

Por Reinaldo Rojas

Un fósil de excepcional valor paleontológico, consistente en un endocráneo que perteneció muy probablemente a una de las especies de sirenio (conocidas también como vacas marinas) que fueron comunes en los mares tropicales de la región del Caribe, fue descubierto en una cantera del sureño municipio matancero de Jagüey Grande.

Lázaro William Viñola López, paleontólogo y curador voluntario del Museo Nacional de His­toria Natural de Cuba (MNHNC), y el doctor Reinaldo Rojas Consuegra, investigador de esa propia entidad perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, que en el lugar también se encontraron restos de peces óseos, tiburones, entre ellos el llamado tiburón gigante Charcarocles megaladon, obis­pos y tortugas, además de abundantes invertebrados marinos fósiles, incluidos moluscos y equinodermos.

Hallado por los espeleólogos Onelio Gil y Serguei Beruvidez, la pieza mide alrededor de 12,5 centímetros de largo, nueve de ancho y 7,5 de alto, y al parecer data de la parte temprana a media del periodo Neógeno, segundo de la era Cenozoica, que comprende un lapso aproximado de 23 a 11 millones de años atrás.

Según resaltaron los especialistas, este es el primer endocráneo de un sirenio conservado para la ciencia en el área del Caribe y teniendo en cuenta las excelentes condiciones de conservación, su estudio podrá arrojar nuevos conocimientos sobre la biología de tales animales marinos que habitaron nuestro archipiélago durante la época geológica mencionada.

En la actualidad, del grupo de los sirenios, solo existen en el hemisferio occidental tres especies de manatíes, las cuales desempeñan una importante función ecológica en los ecosistemas marinos costeros, de ahí la necesidad de preservarlas.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: