En modesto homenaje al Teólogo amigo François Houtart

A modo de modesto homenaje al teólogo François Houtart, gran amigo de la Revolución Cubana y todos nuestros pueblos, que falleció en Quito el 6 de junio reciente a los 92 años de su prolífica vida, damos a conocer una entrevista exclusiva realizada a fines de enero del 2016 en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Fue realizada en el marco de la Segunda Conferencia Internacional “Con Todos y para el Bien de Todos”, sobre el pensamiento de José Martí y los desafíos de nuestros pueblos, celebrada en La Habana del 25 al 28 de enero de 2016. Contó con la presencia y participación de importantísimas personalidades del mundo.

Un grupo de jóvenes colaboradores de la corresponsalía de Resumen Latinoamericano en Cuba realizó una serie de entrevistas a varias de las personalidades presentes. Por la importancia de los entrevistados y la profundidad y extensión de sus respuestas, se esperó la posibilidad de compilarlas en un folleto o pequeño libro con el objetivo de que sirva a la formación de la juventud martiana, bolivariana y latinoamericana.

Ante el fallecimiento del querido amigo Francois Houtart, hemos decidido publicarla, a fin de contribuir al conocimiento de su obra y pensamiento.

La entrevista solo ha sido incluida en la Revista académica de Flacso. Estudios del Desarrollo Social: Cuba y América Latina, Mayo-Agosto, 2017 pp. 160-168 www.revflacso.uh.cu

Datos del autor: Julián Andrés Gutierrez Marín. Bogotá, 4 de Agosto De 1983. Máster en Estudios Políticos y Sociales. Licenciado en Psicología, Universidad de La Habana. Diplomado en Análisis del discurso político contemporáneo. 

DSCN3200.jpg
Julián Gutierrez Marín, autor de la entrevista, junto a Francois Houtart.

27.01.2016    Hora: 09.35  Lugar: Hotel Palco, La Habana.

Sacerdote católico, en la línea de la teología de la liberación, y sociólogo marxista, profesor emérito de la universidad católica de Lovaina. Secretario ejecutivo del Foro Mundial de Alternativas, miembro del Consejo Internacional del Foro Social Mundial de Porto Alegre y presidente de la Liga Internacional por el Derecho y la Libertad de los Pueblos. Ha escrito más de cincuenta libros con profundo sentido humanista, ecologista ético y social e igualmente ha impartido conferencias y realizado investigaciones en los cinco continentes. Ha sido asesor para políticas públicas de Estado y de Gobierno, y también asesor de la Unasur.

Actualmente se desempeña como profesor e investigador en el Instituto de Altos Estudios Nacionales del Ecuador.

Se necesitan cambios de paradigmas para permitir una simbiosis entre los seres humanos y la naturaleza, un acceso de todos a los bienes y servicios, una participación de cada sujeto individual y colectivo a los procesos organizativos sociales y políticos, y la posibilidad de expresiones culturales y éticas propias, para realizar el bien común de la humanidad

El anterior es un fragmento del último texto de François Houtart  titulado “El bien común de la humanidad”. Este sacerdote católico nacido en Bruselas en el año 1925, y que remarca defender la teología de la liberación, es además sociólogo marxista y profesor emérito de la Universidad Católica de Lovaina.

Houtart, ha escrito más de cincuenta textos, y ha investigado, trabajado y cooperado en misiones humanitarias en los cinco continentes. Es Miembro del Consejo Internacional del Foro Social Mundial de Porto Alegre y presidente de la liga Internacional por el Derecho y la Libertad de los Pueblos.

Por su trayectoria y coherencia, se ha granjeado el respeto mundial, y es convocado e invitado a distintos foros, encuentros y debates sobre la cultura, el desarrollo,  la justicia y la modernidad. Actualmente se desempeña como profesor e investigador en el Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN) en la ciudad de Quito.

En esta ocasión fuera invitado para la II Conferencia Internacional “Con todos y para el bien de todos” realizada en La Habana del 25 al 28 de Enero de este 2016 y organizada por la UNESCO y la Oficina del Programa Martiano (OPM) de Cuba.

Aprovechando su amabilidad y su presencia en dicho evento, nos ha concedido una grata entrevista que ponemos a disposición de todos los lectores.

JGM: Le agradezco nuevamente por acogerme en este espacio vital, su refugio en Cuba (risas) Muchas gracias señor Houtart. Un destacado científico social en temas concernientes al humanismo, la globalización, el neoliberalismo y sobre todo la cultura. En esta ocasión también nos reúne un tema impostergable como lo es la integración y en esto siempre he sido participe y promotor de una polémica y tiene que ver con el concepto identidad. ¿Qué es identidad? En este caso nuestra pregunta está enfocada a la identidad latinoamericana y caribeña. Partiendo de este punto ¿Cómo podría describir usted proveniente de un paradigma eurocéntrico y también conocedor y actor en Latinoamérica y el Caribe, la identidad del pueblo latinoamericano y caribeño?

FH: ¡Oh! es una pregunta un poco complicada… si uno quiere salir de las cosas muy generales, pero pienso que sí , hay una identidad que se expresa de manera muy diferente en cada país, pero la identidad me parece primero una cierta manera de concebir la vida, y concebir la vida como una cosa que se debe aprovechar, que no es la razón la vida dura, que justamente introduce también en la vida cotidiana muchos factores de expresión de si también de alegría de vida, aun a pesar de circunstancias a veces extremamente difíciles. Es muy particular también en el caribe, de ver gente extremamente pobres pueden parecer muy alegres y así hay esta alegría de vivir que me parece un valor muy particular de lo que caracteriza a América Latina. También evidentemente hay esta mezcla de poblaciones, porque  podemos decir que hay tres grandes corrientes culturales en América Latina, están los pueblos indígenas, evidentemente que durante tanto tiempo fueron  totalmente excluidos y oprimidos pero que desde hace 15 0 20 años están poco a poco recuperando su identidad y afirmando su identidad, lo digo por ejemplo en el Ecuador, y esta corriente es evidentemente totalmente diferente de la manera como se vive la vida en los pueblos latinos, la cultura indígena es mucho más otocentrada, refractiva y holística en su cosmovisión y también de una cierta manera una cultura que por los 500 años de opresión ha sido oculta, y así con una cierta manera de plantearse como una minoría –pero- de segundo grado y en parte aceptando eso como parte de los que es la situación real, que cambio ahora justamente con …tal vez mas o menos al mismo tiempo que la celebración de los 500 años que ha dado la posibilidad justamente a los pueblos indígenas de salir de la clandestinidad cultural, de reafirmar su identidad, de reafirmar sus roles, de reafirmar su religión, de tener los chamanes ahora como realmente actores religiosos aceptados públicamente, todo eso en la cultura ha transformando lo que era la cultura indígena, que se consideraban ellos mismos como de segundo grado.

Por otra parte hay una cultura latina evidentemente que conocemos también en Europa en el sur de Europa… y todo el aporte evidentemente español, portugués etc. que se manifiesta evidentemente en América latina de manera muy fuerte y con una cierta originalidad, porque no es puramente la reproducción de lo que estaba Europa del sur, sino una reconstrucción tal vez inconsciente, una reconstrucción  de esta manera de vivir con las nuevas realidades del continente, y esta cultura es predominante, podemos decir en el conjunto del continente. Y finalmente hay la cultura de los emigrantes europeos más recientes, que en su mayoría los vemos en Argentina, Chile, en el sur de Brasil o también Paraguay  también y allá es evidentemente la antigua mentalidad europea central -habiendo italianos, polacos y alemanes también, que llevaron una cultura nueva no totalmente racional en el sentido de la racionalidad instrumental, muy influida por el espíritu del mercado, porque los emigrantes eran generalmente campesinos pobres pero si introdujeron otra concepción en su manera de vivir, una concepción mucho más basada sobre el trabajo como valor central y como base del desarrollo; eso entró en contradicción con la filosofía de vida del mundo latino, de mucho más aprovechar la vida como es y cómo viene, con una perspectiva de mucho mas de pensar a más largo plazo y de organizarse para el largo plazo, así hay esta mezcla de culturas al interior, pero en general cuando se piensa del exterior, a lo que es la cultura latinoamericana evidentemente es el carácter justamente latino, el carácter de la alegría de vida cotidiana es lo que inmediata que prevalece.

JGM: ¿Es descabellado pensar en propiciar una cultura latinoamericana o en una identidad suramericana?

FH: Bueno, una cierta cultura general si, y una identidad seguramente, porque una identidad significa evidentemente dentro de las diferencias de los diferentes países los mecanismos para llegar a  una cierta integración, y una base de una integración real es la lengua, y el hecho de que en América Latina tenemos la lengua española como lengua mayoritaria de todo el continente y el portugués no tan diferente, eso es una parte de una base de construcción de una identidad y de una integración del continente,  por tanto es parte de la construcción de  la base material de la identidad,  y en este sentido es el continente quien tiene las facilidades más grandes de realizar una integración mucho más  que en Europa donde tenemos mucho más que 28 países con tal vez 35 lenguas…

JGM: ¿Y el funcionar como  bloque? Porque ahora los países se agrupan en  defensa de la globalización ¿cree que esto es ínfimo para los efectos de esta?

FH: Bueno, es indispensable pero lejos de ser suficiente. Es indispensable en el sentido que, en una relación de fuerza se debe evidentemente reforzar el polo del sur y en particular el polo latinoamericano, pero es insuficiente , porque es lo que se necesita hoy es una transformación completa de toda la mentalidad sobre lo que es el desarrollo humano y si solamente se construyen nuevos bloques, como se dice, una sociedad ahora en un mundo multipolar, pero si está bien , así se disminuye la fuerza relativa del polo dominante actual que son los EE.UU juntos con la UE y Japón, es decir el centro del capitalismo, pero no se transforma la idea de los que es el desarrollo humano, es decir lo que es la modernidad, y si no se transforma esta concepción vamos a repetir dentro de un polo más pequeño exactamente lo mismo que cuando hubo un polo dominante que son los EE.UU y lo países del norte.

JGM: La modernidad es un tema central, medular dentro de su obra,  yo pregunto en el caso de nuestra región ¿salimos de la modernidad? ¿Qué pasos hemos dado?

FH: Yo pienso que nadie ha salido de la modernidad, si, hubo algunos ensayos, el socialismo que fue un ensayo anti- capitalista, en Europa o en Asia no ha salido de la concepción de la modernidad con la idea de un progreso lineal en un planeta inagotable, pero ahora estamos frente a contradicciones tan fuertes que poco a poco se ve que se debe cambiar la orientación, pero hasta ahora no hubo realmente cambios en esta orientación. En América Latina hubo dos lugares donde algunos pasos se han hecho, es Cuba y  el ALBA, porque el ALBA  se diseñó no como una economía en competencia si no como una economía  solidaria y complementaria. Así era una cierta salida de la lógica de la modernidad absorbida por el mercado, por la ley del mercado, como ya se ha dicho por la escuela de Frankfurt en Alemania o por un autor latinoamericano “Bolívar Echeverría” que es ecuatoriano pero que trabajo en México. Así como he dicho la integración es un paso absolutamente necesario pero no suficiente y pienso que al gran desafío también cultural de América latina hoy, es de cómo construye sobre la base de los valores de los pueblos indígenas, de la gran tradición latina y  también  de los emigrantes que han tenido otras perspectiva -por el hecho mismo de la emigración- ¿Cómo construir una cultura nueva que corresponde a la realidad actual para redefinir  lo que es el desarrollo humano en el planeta?

JGM: Doctor François entonces ¿Qué opina (siguiendo con esa pregunta) del dilema el debate estractivismo-pachamamismo, estractivismo – buen vivir, estractivismo- nuevas formas de producción o una forma adecuada de producción?

FH: Exactamente es una de las expresiones principales de la contradicción actual. Evidentemente uno debe pensar bien el asunto porque si debemos criticar el estractivismo el neodesarrollismo toda esta concepción de un capitalismo moderno etc… al mismo tiempo no podemos puramente regresar al pasado, porque de verdad el concepto del buen vivir entre otras cosas son conceptos que tiene un gran valor por su aspecto de conjunto, de visión de conjunto, lo podemos llamar holística , es una palabra que significa de conjunto, no dividir la realidad, sino ver la realidad siempre de conjunto. Y cuando se aplica una tecnología no ver solo el resultado inmediato de la tecnología, sino sus consecuencias en el ambiente en el aspecto social, cultural etc.

Así como construir no un regreso al pasado sino retomando del pasado la visión holística, la visión de conjunto para construir una sociedad actual con todos los progresos reales que se han realizado en la medicina, en los conocimientos etc. y así eso me parece el reto fundamental para el futuro.

JGM: Doctor François, decía Lula en una de sus intervenciones que debería establecerse en nuestra región una teoría de la integración. ¿Qué nos podría decir sobre esto, desde su vasta experiencia?

FH: Si es verdad que se debe establecer una teoría de la integración pero que no sea solamente una teoría económica, debe ser mucho más amplio, porque si quedamos con la misma concepción de la economía es decir de ver la naturaleza como un recurso más y no como una riqueza natural eso termina por el estractivismo que significa la consecuencia de valorizar solamente  el valor del cambio, porque ahí podemos hacer una distinción, me parece conceptual, entre la extracción y el estractivismo, la extracción, la utilización de la tierra ha sido un asunto desde el principio de la humanidad, pero se transformó en estractivismo cuando se transformó en un instrumento del capitalismo para  promover la acumulación. Esa es la diferencia entre las dos. Así se debe pensar en la integración no como una mejor manera de practicar el estractivismo, ni tampoco como una mejor manera de promover  el valor del cambio…

JGM: Se le viene al pensamiento el IIRSA? Con el tema del estractivismo se le viene al pensamiento la cooperación por ejemplo en la UNASUR a través del IIRSA?

FH: ¡Exactamente! Eso es el tipo de modernización  totalmente desastrosa porque justamente se ve únicamente las ventajas tecnológicas y no se tiene en cuanta la destrucción de la amazonia por ejemplo,  y lo mismo vale para la construcción del modo de producción para construir la base material de la vida. Y también si se privilegia el valor de cambio, inmediatamente tendremos el predominio del sistema financiero y la hegemonía de la lógica financiera para el desarrollo humano,  y al contrario,  debemos privilegiar el valor de uso, es decir que es útil para los grupos humanos y directamente, evidentemente para la posibilidad de regeneración de la naturaleza. Y no solamente por los grupos humanos si por un respeto a la vida. Y así se ve que la integración no puede ser solamente el resultado de la lógica económica del sistema actual debe transformar para ser real la lectura que uno se hace de la economía, pero también de las relaciones con la naturaleza y la interculturalidad.

JGM: Conociendo que usted radica actualmente en Ecuador  y allí se ha instalado la sede de la UNASUR, que piensa de este organismo que propugna la integración regional, partiendo como mecanismo de cooperación que busca aunar fuerzas en la región a pesar de que se le denoten limitantes como su propio enfoque tan solo de cooperación.

FH: Si he tenido últimamente varias contactos con UNASUR, yo pienso que UNASUR puede jugar un papel importante, cuando digo puede es que primero no tiene los medios, en una organización que por ejemplo ya Venezuela no paga su cuota desde hace dos años, Brasil anuncio que este año va ser incapaz de pagar su cuota, resultado la UNASUR tiene que despedir personal, UNASUR  se organizó justamente para fomentar proyectos o ideas de cooperación en el ámbito económico, tal vez en algunos ámbitos ético-cultural pero por ejemplo a pesar que eso está en su constitución desde hace 11 años que existe Unasur, no se organizado todavía ninguna estructura para el medio ambiente y la salvación de la Amazonia.

JGM: En entrevista al Doctor Alí Rodríguez me decía que se había tratado de establecer un inventario de los recursos naturales en la región y no se logró propiciar.

FH: Eso es muy típico, porque cada país piensa que debe guardar su casa particular y no revelar a los demás lo que podría ser revindicado como un bien común del conjunto del continente…

JGM: ¿Qué opina del consejo de defensa suramericano (CDS)? ¿Es necesario?

FH: Bueno, yo pienso que  se debe abolir primero el TIAR que es la unión con los EE.UU. y con Canadá, la unión militar, porque todavía existe, así que primero se debe cortar eso, segundo si, eventualmente me parece importante de tener una posibilidad de defensa del continente latinoamericano que podría justamente ayudar a tener una idea un poco más coherente  de lo que es la seguridad del continente latinoamericano para impedir  que varios países empiecen a rearmarse de manera exagerada, pienso por ejemplo en el presupuesto militar de Ecuador, es 4 o 5  veces más que el presupuesto para la agricultura…

JGM: Y que nunca va ser suficiente frente al armamento que tienen otras potencias mundiales…

FH: Frente a los EE.UU. son algo ridículo (risas)

JGM: Y más cuando se ha declarado la región como zona de paz por parte de los países miembros de la CELAC.

FH: Exactamente! La seguridad tendría que estar asociada a esta idea de territorio de paz. Ya hubo un paso muy importante cuando se declaró la no nuclearización.

JGM: Fue el tratado de Tlatelolco en México.

FH: Sí, eso ya es paso positivo, pero sería bueno una coordinación en la defensa para limitar los gastos militares de cada país que es una locura.

JGM: Doctor François ¿Quién debería ejercer liderazgo en la Región? ¿Usted observa algún líder actualmente que pueda asumirlo?

FH: Bueno, cuando se mira el continente, Brasil es evidentemente el país líder, pero Brasil con su concepción  fundamentalmente capitalista, actúa como un sub-imperio en la región, por ejemplo  discutiendo en la UNASUR a propósito de cómo salvar a la amazonia que está destruida por todos los países neoliberales o  progresistas, donde todos están destruyendo la amazonia, y la FAO advierte dice que dentro de 40 años no habrá más selva amazónica, así hablando de eso en la UNASUR, la solución inmediata fue… ah sí es un tema muy importante pero Brasil nunca va a permitir que eso sea tratado aquí.

JGM: ¿Y cómo un país que es sub-imperialista no ejerce hegemonía? Mi criterio es que Brasil no ejerce hegemonía, por ello le pregunto ¿Cómo puede mantenerse un sub-imperio sin ejercer hegemonía?

FH: Bueno seguramente que no va a poder jugar un papel de liderazgo  en la integración latinoamericana en la situación actual, porque yo veo por ejemplo las grandes multinacionales brasileñas como ODEBRECHT, como PETROBRAS, que de hecho es  casi 50 porciento privado y 51 porciento estatal, pero con la misma mentalidad, cuando está en el exterior se comporta no mejor que Chevron  o cualquier otra  compañía petrolera, así en este sentido no puede ejercer hegemonía, pero si puede ejercer un poder económico, así destruir la posibilidad de un desarrollo propio, con Bolivia por ejemplo,  Bolivia es casi una colonia de Brasil…

JGM: ¿Y cómo usted determina las relaciones en la región? ¿De dependencia,  interdependencia, o de relación entre ambos?

FH: Si, se debe evidentemente borrar la dependencia. Y tratar de crear un intercambio que sea lo más igual posible y en este sentido hay, yo pienso que las organizaciones como la UNASUR, y la CELAC son cosas positivas porque son pasos en esta dirección, a condición que pueden actuar que no hay un boicot de facto, hecho hay algunas países que no quieren este tipo de integración y que quieren más “la otra  integración” con el norte. Eso los regímenes de México…

JGM: Respecto a esto, ¿puede darnos su opinión sobre la Alianza del Pacifico Doctor?

FH: Y eso justamente…. Desde 1826 la conferencia de Panamá y la doctrina Monroe, coexisten con fuerzas diferentes y se traducen hoy por  la CELAC o el tratado del pacifico. Son las mismas orientaciones de fondo que existen desde hace casi 2 siglos.

JGM: Y la OEA ¿en su criterio le parece obsoleta?

FH: Yo pienso que también la OEA debe desaparecer y que sea remplaza por la CELAC.

JGM: ¿Y la Comunidad Andina de Naciones (CAN)?

FH: Sí, la Comunidad Andina ha tenido muchas dificultades.

JGM: Que jurídicamente es  el mecanismo más avanzado…

FH: Exactamente, pero ha tenido dificultades, algunos países se fueron de la Comunidad, y ahora se manipula la comunidad por algunos intereses particulares y es difícil pero si, no deja de ser importante.

JGM: Ya estamos cumpliendo 10 años de la derrota del ALCA, muchos de esto fue esfuerzo del liderazgos populares, pero también de los movimientos que empujaron esos liderazgos. ¿Por qué en la actualidad no se promueve el liderazgo popular  o el movimiento popular o sindical?

FH: Eso es una cuestión de fondo. De hecho los regímenes progresistas en América Latina más o menos en todos los casos fueron el fruto de la acción  de movimientos sociales, y el Foro Social Mundial que he conocido muy bien desde el principio ha tenido un cierto papel en eso también. Ahora que llegaron al poder,  partidos políticos o movimientos políticos sea el PT, sea Alianza país, sea el MAS, un poco diferente a la Revolución Bolivariana, finalmente han provocado una decepción de los movimientos sociales porque casi todos -menos Venezuela que otros-  casi todos empezaron a adoptar de nuevo orientaciones de tipo capitalista, especialmente con la crisis, la crisis que desde hace 3 años ya está afectando especialmente a un país como Brasil. Dilma ha dicho muy claramente que el modelo se agotó y debemos abrir nuestra economía a los mercados, es decir regresar al neoliberalismo y en Ecuador, el discurso ha cambiado y del buen vivir pasamos ahora al capitalismo moderno, así se ve en Bolivia esta misma cosa y en Nicaragua también. Así vemos la dificultad que los regímenes progresistas han tenido para aplicar el sueño de los movimientos sociales, de verdad no podemos esperar que se establezcan sistemas socialistas de un día al otro en ningún país del mundo, menos aquí en Cuba, donde están regresando poco a poco y con un futuro muy incierto. Bueno porque hay una relación de fuerza tan fuerte en todos los dominios que no se puede pensar en un Ecuador socialista, una Bolivia socialista, dentro de un océano capitalista.

JGM: ¿Y qué opinión le trae ahora mismo la actualidad cubana? Porque para muchos intelectuales  es una incertidumbre, les crea una cierta incógnita o nebulosa, cierto escepticismo.

FH: Sí, en este sentido Cuba no escapa a la lógica general que esta como lo he dicho ya; está empujando a los países progresistas en una dirección de restauración, no  del neoliberalismo necesariamente pero si del capitalismo, una adaptación del capitalismo moderno que significa que acepta de luchar contra la pobreza, acepta un trabajo mejor formal mejor que informal, acepta una seguro social, acepta pagar impuestos si el gobierno asegura una tranquilidad que permite asegurar la acumulación de capital, eso es el capitalismo moderno.

JGM: ¿Usted piensa que es una contraofensiva neoliberal o una simple ordenanza neoconservadora?

FH: Sí, es neoconservador, no solamente como se dice en Ecuador o en Bolivia al exterior, ya empieza en el interior de los gobiernos mismos que ellos (en Ecuador es muy claro) que la Alianza País  fue una alianza entre una izquierda y una derecha; una derecha moderna que ha tomado más y más poder dentro del gobierno y la orientación del país  y más y más con la crisis económica,  así en este sentido Cuba está tratando primero no perder las ventajas sociales, culturales etc. Que obtuvo y que están en gran peligro, por falta de medio, ni permitir  que un proceso de acumulación se realice como fue el caso de Rusia o China, que tienen ahora más billonarios que los Estados Unidos, y se dice que eso es socialismo, yo no sé cómo se combina los conceptos, pero en este sentido la situación de Cuba es extremamente difícil porque se encuentra en una relación de fuerza enorme que, o se asfixia o cambia en función de la ley del mercado.

JGM: Una pregunta que no puedo dejar de hacer siendo usted maestro de varias generaciones ¿Cuáles son sus perspectivas sobre la acción de los jóvenes en la región?

FH: Bueno una cosa que todavía no he podido contestar es a propósito del liderazgo, en América Latina hay una gran tradición de caudillismo, es un tradición, se habla también de populismo, es una tradición que se debe criticar, pero que aparece un líder digamos como Chávez, eso  no me parece negativo, tal vez  el peligro es que digamos un hombre cuando tiene el poder pierde el equilibrio. Eso es un peligro; también cuando hay un líder, un caudillo  sin dar necesariamente un sentido negativo al concepto, ahí el peligro evidentemente de la reproducción en el poder  finalmente, no por razones de necesidad,  sino por razones de interés, es  una formula peligrosa  pero que me parece no debemos excluir completamente, si realmente hay un líder carismático con ideas claras que nace en América Latina, ¿por qué no? Pero por el momento no veo a nadie, después de la desaparición de Hugo Chávez, no hay nadie que puede remplazarlo por el momento…

JGM: ¿Y los jóvenes?

FH: Para los jóvenes justamente puede parecer esto que dije como un panorama extremamente pesimista, no pienso que debemos ser pesimistas, pero pienso que debemos ver la realidad como es, y así pienso que justamente para los jóvenes debemos decir  que si es posible construir otro futuro, si es posible, pero hay condiciones.

Pienso que desde un punto de vista lógico, la primera cosa necesaria es reconstruir un paradigma que no sea capitalista, post-capitalista, anticapitalista, porque el capitalismo significa la muerte, y así construir  un paradigma de vida , que puede aparecer también como utópico pero que es de las utopías necesarias, no de la utopía como una ilusión sino como una meta, como decía Galeano: Para qué sirve la utopía cuando yo hago un paso, la utopía hace un paso, cuando hago diez pasos, la utopía hace diez pasos.

La respuesta de Galeano nos ayuda a caminar.

DSCN3198

JGM: Doctor François, usted hablaba de la utopía y no puedo dejar de preguntarle cómo marxista que es… ¿cómo observa la utopía desde Mariátegui?

FH: ¡Sí también, claro!

Pero retomando un poco las palabras de Camilo Torres, de otra manera, cuando Camilo habla de “amor eficaz”, podríamos decir “utopía eficaz”, es decir cómo se traduce eso ahora en la vida cotidiana. ¿Qué podemos construir que pueda desembocar en la utopía? Y es esa la tarea fundamental – me parece- de la juventud hoy. Y no pensando solamente en cosas como una revolución general, si procesos revolucionarios, sí, pero pensando también a lo cotidiano, ¿Qué podemos hacer para pasar de la explotación de la naturaleza al respeto de la naturaleza? Es una primera aplicación completa de una utopía  basada sobre la vida. Que yo la he llamado- como exprese en mi pequeño libro-: “el bien común de la humanidad” pero puede ser  nombrado de cualquier manera, “socialismo  del siglo XXI” o también del buen vivir…  (00:44:04) Y así como aplicar eso en el respeto a la naturaleza y hay mil cosas que podemos hacer para transformar la relación con la naturaleza. Después la manera de  producir, como pasar del valor del cambio que es el valor central del capitalismo  al valor de uso como organización de la producción,  con todas las consecuencias sobre la propiedad privada de los medios de producción con la imposibilidad de aceptar  más la hegemonía del capitalismo financiero sobre la economía mundial, la abolición de los países fiscales, el secreto bancario  etc… montón de consecuencias… ¿Cómo generalizar los  procesos democráticos por la organización social? ¿Cómo desde la pequeña organización social en un pueblo o en un grupo de jóvenes etc… como desarrollar procesos democráticos? Y también en las relaciones sociales entre hombres y mujeres  etc… y finalmente como crear la interculturalidad? Salir de la cultura occidental captada por la lógica del mercado del capitalismo y que aparece como la única cultura en el mundo que se debe ejercer… no hay desarrollo sin cultura occidental, una cultura instrumental, una racionalidad instrumental, se ve en China, como la juventud rechaza todo el pensamiento tradicional, el budismo, el confucionismo etc. ¡Todo eso es del pasado! Todo lo que vale son los celulares (risas) las computadoras etc. y pierden su identidad evidentemente. Y ¿cómo reconstruir una identidad moderna? No del pasado… y así todas esas orientaciones que trataron de  construir…

JGM: Usted es un generador de ideas fuerte y no más con un pequeño resumen podemos ver la simbiosis que nos hace acá entre la naturaleza,  los seres humanos,  el modo de producción y la culturalidad elementos importantes que dan para amplios debates y amplias acciones inmediatas en momentos que la ciudadanía reclama participación…

FH: ¡Sí! la participación activa y efectiva.

JGM: ¡Hábleme de ello por favor!

FH: La participación es lo contrario justamente de la sociedad no democrática. Es la condición para construir sujetos  y no solamente clientes. Una gran parte de los nuevos movimientos políticos en  América latina como por ejemplo en las políticas sociales  en la lucha contra la pobreza, que son y fueron eficaces, y que no debemos rechazar, pero la filosofía  fue de tipo más asistencialista, que  construye clientes pero no actores, así como construir actores, y en todas las acciones, en la educción política, en todos los lugares, en la  educación también, transformar la filosofía de la educación para no hacer gente que pueda repetir lo que han aprendido, sino actores que construyan su propia mundo, y eso es justamente el papel de los movimientos sociales y de un nuevo tipo de educación.

JGM: Usted en sus obras cita algo que muchos mencionan pero que todos tienen una visión distinta,  y que es la ética. Para  François Houtart ¿Cuál es la ética?

FH: Sí, yo pienso que justamente la ética es necesaria como orientación general, como principio general de orientación. No que la ética debe venir del exterior. La ética es una construcción social también. Pero una construcción social que tiene referencia a valores fundamentales: la vida. Pero me parece la única base de la construcción de la ética si favorece o no a la vida. Y después la ética evidentemente se debe aplicar en todos los lugares, y la falta de ética que hemos conocidos en algunos movimientos políticos con la corrupción  ha sido uno de los factores de la pérdida de confianza.

JGM: Doctor,  ¿Quién vigila, quien castiga Dicha ética?

FH: (risas) Sí de verdad, claro.

JGM: Doctor no voy a tomar más de su tiempo, ha sido muy generoso de su parte entregarme casi dos horas de su tiempo. Yo quería… le estoy haciendo una pregunta a todos mis entrevistados: ¿Qué le parece que en varios países de Europa y América -por ejemplo España y Colombia- hayan retirado la asignatura de historia dentro de sus currículos  escolares…? ¿Podría darme su opinión?

FH: (risas) ¡En todas partes! ¡En toda Europa! ¡Es terrible! Para justamente tener una educación solamente dominada por la ley del mercado, porque la historia no ayuda evidentemente a encontrar un empleo y lo que necesita la industria son gente capaz de manejar la tecnología pero si no piensan mejor, así es eso ¡dramático!

La historia, la geografía, la ética… he propuesto justamente un artículo en Ecuador sobre la enseñanza superior de tener cuatro materias transversales para todas las ramas del saber. Primero la antropología, que ahora es más o menos  reservada a los pueblos indígenas, pero no, la antropología de los médicos, la antropología de los empleados del estado, la antropología de los ingenieros, es decir cómo piensan como grupo etc. que sea enseñando en cada rama del saber,  es decir  primero la antropología y después la epistemología, para justamente tener un espíritu crítico. Segundo, la antropología, la geografía, para ver cuál tipo de relación con la madre tierra, y finalmente la ética social. Y estas cuatro materias de manera transversal en todas las ramas de la educación superior, me parece que pueden ayudar un poco a transformar la mentalidad  y la visión de la realidad.

JGM: Yo le hago una pregunta y una exhortación,  al conocer de cerca su pensamiento  y  también de su relación con Camilo Torres, donde como colombiano no puedo dejar de preguntarle acerca de esta figura y también del escenario actual.

FH: Me parece que es fundamental, del momento actual esperamos por lo menos la paz, el fin de la solución armada para resolver los problemas; pero eso no va a significar el fin de la lucha social, porque conocemos  las burguesías y la colombiana en particular

JGM: ¡Paz sin  justicia social no es paz!

FH: Van a utilizar eso como instrumento de perpetuar su hegemonía, su dominación; no digo que no hubo buena voluntad, eventualmente, pero socialmente esta burguesía que desde el momento de la independencia hasta ahora ha podido utilizar todos los cambios en función de sus propis intereses. Desde el período liberal hasta la industrialización, el narcotráfico, todo fue utilizado para reproducir el lugar de esta burguesía en la sociedad. Van a hacer lo mismo con el proceso de la paz.

JGM: Ya culminando esta entrevista y queriendo desentrañar algo más personal e informal de su parte ¿cómo se siente usted doctor? ¿Ciudadano del mundo? ¿Belga? ¿Nuestro americano?

FH: Bueno he tenido la suerte de poder trabajar en todos los continentes, en Asia durante 15 años, en varios países asiáticos. En África con toda las luchas de liberación. En el medio oriente últimamente hasta Siria. Y en América Latina y América del Norte también porque estudié en la Universidad de Chicago, y bueno fue la suerte que tenido.

JGM: No le tocó tomar café con un Chicago boys?

FH: (risas) Fue antes de los Chicago boys!

JGM: Si no hubiese terminado a piñas o seguramente los hubiera reclutado…

FH: (risas) !Seguro!

JGM: ¿Y se deja enajenar por el deporte doctor?

FH: (risas) Me interesa pero nunca he practicado… por problemas de tiempo…

JGM: ¿Le gusta el futbol? ¿Qué deporte le interesa?

FH: ¡La natación! ah sí, y el fútbol.

JGM: ¿Qué le parece ahora su equipo? Que ahora está incluso de 5to en el ranking FIFA.

FH: Ah, sí ¡Le diable rouge!!  -los diablos rojos- Claro he seguido eso, el problema es que han tenido una partida contra el Ecuador, así yo no sabía quién elegir, mi país de adopción ahora es Ecuador… (Risas)

JGM: Como fenómeno cultural, la gastronomía es importante ¿Dónde usted ha comido mejor?

FH: Ah, la comida, bueno en Asia. La comida asiática es muy fina, claro que Europa también, digamos Francia, o Italia, pero seguro que me gusta mucho la comida vietnamita y china.

JGM: ¿Y el pueblo que le ha costado más trabajo de entender?

FH: Bueno yo he hecho mi doctorado sobre el budismo en Sri Lanka  (Julián: es que hay una gran multiculturalidad,  razas, una mezcla…) terrible porque fui también presidente de una sección del tribunal permanente de los pueblos  sobre el genocidio y los cambios en Sri Lanka, sobre este genocidio que fue horrible.

Lo más horrible para mi es la mayoría budista que ha perpetuado este masacre, con el apoyo de los grandes monasterios budistas, cuando el budismo es la religión de la compasión. ¡Ah! …son contradicciones terribles… Pero para regresar a tu pregunta….

JGM: No se preocupe, habíamos terminado, y su generosidad me permitió ahondar en aspectos que normalmente otros no tocan. En diferentes encuentros no dejamos de agradecer el esfuerzo de las y los intelectuales y las y los luchadores, que dan su tiempo e incluso muchas veces sus ingresos, para poder venir y compartir, con entera humildad que es tan difícil de mantener. Pero quisiera preguntarle desde su vasta experiencia y ejemplo ¿cómo mantener la humildad doctor François?

FH: No, la única manera es tratar de trabajar y de responder, si es posible a las demandas y necesidades de los que luchan en la vida cotidiana, eso me parece fundamental y bueno, puedo entender que intelectuales que consagran todo su tiempo al pensamiento, al escrito etc.  Que ellos son muy importantes, de verdad, pues es una esfuerzo enorme el producir esos conocimientos, pero nunca yo me considere como un intelectual de este tipo, más bien un intermediario entre un cierto pensamiento y la acción de los movimientos sociales, es por eso que participe bastante en la  constitución de foro social mundial,  porque pensé que era muy importante este tipo de acción, de reagrupar los diferentes movimientos sociales, organizaciones populares  etc. en el mundo, y de ver cómo se puede colaborar con todas estas iniciativas para ayudar a reflexionar sobre  la situación, la acción y como se puede pensar la acción del futuro.

JGM: Dice un profesor que intelectual, se le dice a cualquiera que vende humo, mejor que le digan científico social ¿no?

FH: (risas) ¡Seguro!

JGM: ¿Y la familia?

FH: Bueno al ser sacerdote…pero soy el mayor de 14 hijos, tengo muchos hermanos y hermanas.

JGM: En el Caribe tenemos un comentario jocoso, es que el tener tantos hijos fue porque no tenían televisor…

FH: ¡Exactamente! Mi caso totalmente excepcional, en Bélgica muy excepcional. Tengo un tanto de sobrinas, sobrinos, me parece que son 44, sumado a los hijos de los sobrinos y las sobrinas… antes de que muriera mi madre, se reunía la familia y había que alquilar un salón, porque ninguna casa podía albergar tantas personas. Y disfruto de ella, todos son muy simpáticos, a pesar de que existan evidentes diferencias ideológicas, sobre todo en los jóvenes.

JGM: Y hablando de la familia, esta pregunta no me la perdonarían los lectores ¿Qué opina del actual papado?

FH: ¡Con gran simpatía! Mucha simpatía, es un cambio muy importante.

JGM: ¿Teme por la seguridad de Francisco?

FH: Sí! sí, sí, bueno no sé si debemos pensar que podrían asesinarlo, pero agotarlo podrían, menos mal cuenta con buen humor y así se reducen las posibilidades que le produzcan un ataque cardiaco…

JGM: Es un religioso “chévere” como usted – como diríamos en Colombia.

FH: De verdad, es extraordinario, en realidad está abriendo nuevos espacios, no solo es discursos u homilías, por ejemplo, el arzobispo de Cali –Colombia- me invito para una ceremonia para rehabilitar a Camilo Torres, como Cristiano y como sacerdote, esto es totalmente inaudito y no hubiera sido posible, si no fuera por el Papa actual.

JGM: Beatifico a Monseñor Romero…

FH: Sí, sí, Francisco no es un hombre de la teología de la liberación, pero es de la doctrina social de la iglesia, la más avanzada, que condena el capitalismo de manera fuerte, en sus abusos, en sus efectos, más no en su lógica, ahí la diferencia con la teología de la liberación.

JGM: Quedan muchos temas para una próxima oportunidad. Mil gracias, estimado François Houtart.

FH: Seguro, no hay porque agradecer. Hasta una próxima oportunidad.

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: