Argentina: Cumbre de los Pueblos-Mendoza 2017. Declaración final

Compartir

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina.

Mientras en la Ciudad de Mendoza se esperaba la llegada de los presidentes del Mercosur y países aliados para desarrollar la Cumbre regional, en la Facultad de Arte y Diseño de la Universidad Nacional de Cuyo se llevó a cabo la “Cumbre de los Pueblos”, que en esta edición no fue incluida en la agenda social por decisión del Gobierno de Mauricio Macri. 

Participaron centenares de organizaciones sociales, indígenas, políticas y sindicales de todo el país y la región, así como figuras políticas de todas las naciones miembros.

Desde la organización indicaron que los ejes discutidos, fueron la edificación de la soberanía regional en el contexto global, una nueva institucionalidad para enfrentar al neoliberalismo; la inserción económica internacional para la independencia e integración regional contra el libre comercio; y la defensa de los derechos conquistados por los movimientos sociales y populares; se trató el proceso de reforma laboral que comenzó con Michel Temer en Brasil y que amenaza con multiplicarse en el resto de los países del bloque, fundamentalmente Argentina.

Uno de los organizadores del evento, el diputado del Parlasur y director del Instituto de Estudios de América Latina- IDEAL de la CTA, Oscar Laborde, planteó que la reforma “es una ley pre-peronista, anterior a la CLT que inicio Gétulio Vargas en Brasil en 1943 y continuó Juan Domingo Perón en 1945”. “Es retroceder 150 años cuando los ‘Mártires de Chicago’ murieron exigiendo la jornada laboral de ocho horas, y hoy quieren fijarla en doce”, analizó.

En la misma sintonía se mostró Gustavo Correa, titular de la CTA de los Trabajadores en Mendoza, quien cuestionó las declaraciones del ministro de Trabajo Jorge Triaca respecto a que se avanzará en una ley que cuente con el consenso general, incluidos los gremios. “Nos resulta muy poco creíble que una reforma que explota a los trabajadores, buscando que seamos aún más precarizados, sea consensuada”, sostuvo.

Tenemos absolutamente claro que este modelo de país, este modelo económico y este Gobierno necesita de ella para una supuesta competitividad internacional. Quieren poner en ese punto la discusión de que hoy las importaciones son más baratas y con eso resolver el problema que tenemos con la industria nacional.

Nos parece que una vez más pretenden usar a los trabajadores como variable de ajuste. Pretenden que paguemos el costo de este tipo de situaciones, donde quieren hacer trabajar doce horas por las mismas condiciones, flexibilizar el despido y tercerizar aún más los servicios dentro de las mismas empresas.

Es una lógica neoliberal y la conocemos. El liberalismo es dogmático y tiene recetas que se respetan a rajatabla. Y en ellas vienen la reforma jubilatoria, la reforma universitaria, la reforma laboral; nada tan parecido a los ‘90”, cuestionó.

En tal sentido, recalcó que el sistema económico “funciona cuando se respetan los derechos de los trabajadores, porque un laburante no se abre una cuenta offshore en Panamá con lo que gana, sino que lo consume en otro laburante, en otra empresa, en el mercado interno”.

Denunció que el Gobierno nacional “está rompiendo una cadena productiva, ya que si los trabajadores no tenemos recursos y perdemos poder adquisitivo, cierran 400 comercios en Mendoza, hay una baja en el consumo del 17%, y se profundiza la crisis”.

Cabe destacar que una vez finalizada la Cumbre, se delineará un documento base que será entregado al presidente boliviano, Evo Morales, quien lo hará llegar a sus pares latinoamericanos en la reunión del viernes.

 

DECLARACION FINAL

Representantes de los movimientos populares, de los trabajadores, de los estudiantes, de las artes y la cultura, reunidos en la Cumbre de los Pueblos-Mendoza 2017, queremos hacer oír nuestra voz ante el momento histórico que nos toca vivir: golpes de estado parlamentarios (Paraguay-2012; Brasil-2015); agresión e intento de derrocar al gobierno legal y legítimo de Nicolás Maduro; imposición de políticas antipopulares y de sometimiento a los designios de Washington, la Unión Europea y las corporaciones económicas en Argentina, Brasil y Paraguay.

La Cumbre de los Pueblos rechaza categóricamente la ilegal y arbitraria suspensión de la República Bolivariana de Venezuela del MERCOSUR por constituir un duro golpe a la institucionalidad del Bloque Regional.

Rechazamos enérgicamente las amenazas intervencionistas de Estados Unidos que se evidencian en la amenaza de bloqueo del gobierno de Estados Unidos contra la República Bolivariana de Venezuela, así como a todos aquellos gobiernos cómplices de la injerencia estadounidense.

Los movimientos populares aquí reunidos reconocemos y respaldamos al gobierno constitucional liderado por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro Moros y brindamos nuestro total y rotundo apoyo al pueblo de Venezuela que busca una solución pacífica, democrática y soberana de sus conflictos a través de la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, como mecanismo de diálogo y concertación de todos los actores de la sociedad venezolana y expresión genuina de la voluntad del pueblo y único camino para la paz.

Repudiamos la presencia del golpista Temer, quien ejerce en forma ilegítima e ilegal el gobierno de Brasil.

Consideramos que el golpe de estado parlamentario contra Dilma Rousseff constituye una práctica sistemática de las corporaciones transnacionales para instaurar su modelo de dominación y recolonización de los pueblos de Nuestramérica.

Reclamamos una salida soberana al mar para Bolivia, como así también reivindicamos los derechos soberanos de la Argentina sobre las Islas Malvinas.

Denunciamos que el proyecto del gobierno Cartes en Paraguay agudiza la situación de pobreza y exclusión social existentes, empeñando el futuro de generaciones enteras de paraguayos y paraguayas.

Rechazamos también el espurio acuerdo firmado sobre Yaciretá entre Macri y Cartes, y reclamamos la libertad de los presos políticos de Curuguaty.

Exigimos la libertad de la compañera Milagro Sala y todos los presos políticos del gobierno derechista de Macri.

Consideramos que el mayor aporte a la lucha de los movimientos populares por la emancipación de los pueblos y la construcción de la Patria Grande es recuperar para el pueblo a los gobiernos de cada país, poniendo en sus manos las herramientas del Estado en beneficio de los trabajadores, los campesinos y los más humildes.

Respaldamos firmemente a los procesos democráticos y los gobiernos populares de la Región que enfrentar cotidianamente la agresión del Imperialismo y las oligarquías locales.

Reafirmamos que el único camino que nos llevará a la liberación y la definitiva independencia de nuestros pueblos es la construcción de la  Patria Grande que soñaron Hugo, Néstor, Lula, Evo, Dilma, Rafael, Nicolás, Lugo y Cristina.

Que vivan los pueblos de la Patria Grande!!

Mendoza, 20 de julio de 2017

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario