Irma desató su furia sobre tierra cubana

Resumen Latinoamericano – Corresponsalía Cuba

El Dr. José Rubiera, meteorólogo de reconocido prestigio, explicó en la sede del Estado Mayor de la Defensa Civil que Irma es el primer huracán categoría 5 que toca tierra en Cuba desde 1932. En la noche del jueves 7 este enorme huracán comenzó a afectar el extremo oriente del país y continuó desplazándose muy cerca de la costa norte de la isla con rumbo oeste noroeste hasta que alrededor de las 9 de la noche del viernes 8 entró a Cayo Romano, Camagüey, orientándose algo más hacia el oeste para luego en la región central pasar por Cayo Coco, uno de los principales destinos turísticos del archipiélago, donde el viento alcanzó los 200 km por hora. En la noche del sábado se encontraba a pocos kilómetros de Varadero, la famosa playa que recibe centenares de miles de turistas cada año, donde se sintieron fuertes vientos, hubo olas de varios metros de altura y grandes penetraciones del mar. A partir de ahí el huracán comenzó a tomar poco a poco rumbo norte, alejándose de las costas cubanas, pero manteniendo su poder destructor en la zona occidental.

El sábado se interrumpió el suministro eléctrico en La Habana, como parte de las medidas de prevención ante eventos de esta naturaleza. Algunos barrios fueron afectados desde la mañana, otros al mediodía o ya entrada la tarde. A través de pequeñas plantas  se mantuvo el fluido eléctrico en hospitales, centros de elaboración de alimentos y entidades priorizadas por su importancia social. La noche sabatina y la madrugada del domingo fueron las peores horas vividas en la capital del país.

El Malecón, hermosa avenida a lo largo del litoral que se extiende por más de seis kilómetros hacia el oeste de la bahía, se vio desbordado por olas gigantescas y penetraciones del mar que en algunas zonas alcanzó más de medio centenar de metros, llegando hasta la avenida Línea en parte de El Vedado. En este y otros barrios donde abundan los árboles, fuertes vientos considerados de tormenta tropical arrancaron de raíz muchos de ellos e hicieron que otros perdieran frondosas ramas, lo que a su vez provocó graves afectaciones a la red de distribución de energía eléctrica de la ciudad, que permanece a oscuras.

 Los daños materiales son cuantiosos y aunque todavía no hay tiempo para tener un estimado, sin dudas dejarán importantes pérdidas a la economía nacional y a  numerosas familias cubanas. Si no son mayores es porque existe una Defensa Civil y un pueblo con experiencia en el enfrentamiento a fenómenos de proporciones gigantescas como este huracán. Fueron evacuados un millón de personas, parte a casas de otras familias que los acogieron en gesto solidario y parte a escuelas o instituciones convertidas en centros para ese fin. Incluso hubo delfines que fueron trasladados en helicóptero a lugares seguros.

Lamentablemente se reportan 10 fallecidos en los territorios de la Habana, Matanzas, Camagüey y Ciego de Ávila.  En algunos casos por negarse a ser evacuados, en otros por no seguir las orientaciones de la defensa Civil. El pueblo y gobierno lamentan enormemente las pérdidas de vidas humanas, el bien más preciado de la Revolución.

A pesar del bloqueo genocida, que no se detiene siquiera ante fenómenos desastrosos como estos, una vez más Cuba y su heroico pueblo se recuperarán.

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: