La “Guantanamera” de Cuba: Uno de los cantos más populares de fútbol

Tomado de Cubadebate. Fuente: BBC Mundo.

En la década de 1930 el cantante cubano Joseíto Fernández popularizó la canción “Guajira guantanamera”, también conocida como “Guantanamera”, una de las canciones actualmente más pegajosas y famosas que ha conocido la música en español.

La primera estrofa dice: “Yo soy un hombre sincero / De donde crece la palma / Y antes de morir yo quiero / Echar mis versos del alma.”

A lo largo de las décadas, esta última versión adquirió una popularidad notable, convirtiéndose en una especie de emblema cubano. Cientos de artistas dentro y fuera del país la han grabado en diversos estilos e idiomas, transformándose además en una de las melodías más usadas por los hinchas del fútbol para alentar a sus equipos.

“Guantanamera” en la cancha

Es probable que la popularización de “Guantanamera” entre los aficionados en países no hispánicos esté relacionada con el éxito y difusión de las grabaciones de músicos estadounidenses en los años 60, particularmente las de Pete Seeger (1963) y The Sandpipers (1966).

Esta última alcanzó los primeros diez puestos en rankings discográficos en 1966, el año en que Inglaterra ganó la que es hasta ahora su única Copa Mundial de Fútbol.

Los supporters británicos (hinchas) recuerdan que en 1967 ya se cantaba “One [nombre del futbolista], there is only one [nombre del futbolista]” con la melodía de “Guantanamera”, una de las fórmulas preferidas para darle apoyo a uno de sus jugadores favoritos.

En el contexto futbolístico, el estribillo de “Guantanamera” se ha utilizado para dar ánimo a un equipo. En Reino Unido: “You only sing when you’re winning” (Sólo cantan cuando están ganando) y además: “Score in a minute, we’re gonna score in a minute” (Vamos a anotar en un minuto).

Por su parte en España la frase más utilizada es: “Échale huevos [club]” y para elogiar a un futbolista insertando su nombre.

En Dinamarca: “En [nombre], der er kun en [nombre]” (Un [nombre], sólo hay un [nombre]) y en Alemania: “Ein [nombre], es gibt nur ein [nombre]” (Un [nombre], sólo hay un [nombre]). Asimismo en Italia utilizan: “[nombre], facce un saluto” ([nombre], haz un saludo). Aunque para azuzar al equipo rival prefieren: “Solo la nebbia, c’avete solo la nebbia” (Sólo niebla, tienen sólo niebla), generalmente cantada por equipos del sur del país a los equipos del norte.

Para criticar al árbitro en España se utiliza: “Qué malo eres, árbitro que malo eres” y en aras de expresar descontento contra los entrenadores en Reino Unido abogan por la frase: “Sacked in the morning, you’re getting sacked in the morning” (Despedido en la mañana, serás despedido en la mañana).

¿Pero por qué ha sido tan popular?

Richard Osborne, académico de la Universidad de Middlesex y experto en música popular, comentó acerca de las características de las canciones que perduran entre los aficionados de fútbol: “Los hinchas están constantemente adaptando canciones de moda, pero sólo unas pocas entran en el canon”.

“Las canciones deben tener buenas melodías que capturen la imaginación del público y que se presten para ser cantadas públicamente. También tienden a tener frases cortas de menos de diez palabras. Esto es clave para que fans de distintos equipos puedan utilizar diversas combinaciones de palabras”, dijo Osborne.

Asimismo agregó que hay que también tener en cuenta que los cantos más memorables y apasionados generalmente provienen de los hinchas de equipos visitantes.

“Esto es particularmente notorio cuando un equipo pequeño juega contra uno grande, especialmente cuando el equipo visitante está perdiendo. El equipo local puede estar a la cabeza en cuanto a goles, pero el equipo visitante puede reclamar que va ganando en términos de la pasión y el volumen del canto de los hinchas”, añadió el académico.

“Y Guantanamera, en su encarnación “You only sing when you’re winning” (Sólo cantas cuando estás ganando) es quizás la canción clave para esta situación.”

A fines de los años 1940, el compositor y pianista español-cubano Julián Orbón (1925-1991) realizó un experimento con esta canción, reemplazando las letras improvisadas de Fernández por estrofas de los Versos Sencillos de José Martí, prócer de la independencia cubana.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: