Hiroshima y Nagasaki: El legado Hibakusha después del horror

Texto: Laura V. Mor, Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba. Fotos: Yaimi Ravelo Rojas.

 La Habana, 21 de octubre de 2017.- Tokuko Kimura es una hibakusha, palabra que define a una sobreviviente al bombardeo atómico del 9 de agosto de 1945, cuando Estados Unidos lanzó las bombas atómicas, la primera en Hiroshima, la segunda en Nagasaki.

“Aún después de acabada la guerra (la Segunda Guerra Mundial) el hedor de los cuerpos quemados llenaba Nagasaki”, relata Tokuko Kimura desde la Casa de la Amistad en el Vedado habanero, en el Foro por el Desarme y por la Paz organizado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos -ICAP y el Movimiento Cubano por la Paz.

Hibakusha-03.jpg

El foro, además de contar con la presencia de sobrevivientes a los bombardeos a Hiroshima y Nagasaki, tuvo la participación del Dr. Jorge Delgado, jefe de los médicos internacionalistas cubanos de la Brigada Henry Reeve (1) en Sierra Leona durante la epidemia de ébola; Wilfred Cobas Dávila, Jefe del Departamento de Operaciones del Estado Mayor de Defensa Civil cubana y Raúl Costa Gravalosa, jefe de Servicios de Desastres Naturales y Tecnológicos del Estado Mayor de Defensa Civil; con el objetivo de transmitir desde la experiencia de quienes han actuado en salvaguardar la vida de otros, un mensaje de paz a un mundo polarizado y globalizado; pues como decía José Martí “Patria es Humanidad”.

Hibakusha-08.jpg

Con apenas 10 años de edad, Tokuko -quien vivía a 3,6 km del lugar epicentro de la explosión- quedó expuesta a las radiaciones de la bomba nuclear, atrapada debajo de una pared colapsada ante la explosión. Hoy, luego de superar un cáncer de estómago producto de la alta exposición a las radiaciones nucleares, es parte del Proyecto Hibakusha. Este proyecto es desde 2008 coordinado por la ONG internacional Peace Boat (Barco de la Paz, en español) (2), y tiene como objetivo concientizar y abogar por un mundo libre de armas nucleares, químicas y bacteriológicas. Más de 170 Hibakusha han formado parte de este proyecto, y como Tokuko, han viajado alrededor del mundo para dar testimonio del horror vivido y también de las consecuencias que ha tenido y que continúa teniendo sobre las nuevas generaciones de japoneses, 72 años después.

Peace Boat inició sus visitas a Cuba en el año 1989, realizando 16 viajes (3) por los puertos de Santiago de Cuba y La Habana en estos 28 años, siendo recibidos por Fidel en el su visita 14 y 15 (año 2010 y 2012 respectivamente). Por la acción solidaria hacia Cuba y la Revolución, a propuesta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, el Consejo de Estado de la República de Cuba les ha concedido en 2009 la Orden de la Solidaridad.

Hibakusha-05.jpg

Shion Urata, una joven de 23 años, tercera generación de Hibakusha, también es parte del proyecto junto a muchos otros jóvenes que intentan que las memorias de guerra no se desvanezcan en un mundo con preocupantes tendencias al militarismo. El promedio de edad de los Hibakusha ronda en los 81 años; por lo cual, la tarea de las nuevas generaciones es sumamente importante, “para mantener viva la memoria” y para que nunca más ninguna potencia lleve a cabo un acto de estas magnitudes en el mundo.

“Fue lanzada en un instante, sus consecuencias duran toda la vida”, afirmaba, mientras relataba los horrores vividos desde aquel día en que el imperialismo yanqui en un intento de demostrar su poderío, se olvidaba de la humanidad y dejaba secuelas que aún hoy, perduran en el pueblo japonés.

Hibakusha-01.jpg

El viaje 95 del Peace Boat, que antes de arribar a puerto cubano, visitó Escocia, Nicaragua, Islandia y Estados Unidos, continuará su recorrido con rumbo a México; dando testimonio y recolectando firmas para que “nadie más experimente esta crueldad”, como decía Shion, nieta de sobrevivientes.

Hibakusha-09.jpg

Notas

  1. La Brigada Henry Reeve (Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias) creada por Fidel Castro en el año 2005 tras el paso del huracán Katrina por EEUU y desde entonces ha tenido presencia en 17 países.
  2. Peace Boat tiene Estatus Consultivo Especial ante el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC). ICAN, organización a la que pertenecen, ha sido nominada el año pasado al Premio Nobel de la Paz. Para más información visite la web del Proyecto: bit.ly/HibakushaESP.
  3. En el año 2003 y 2004 no pudieron ingresar a territorio cubano debido a las restricciones impuestas por el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba en 1962; ya que la embarcación era de matriz estadounidense.

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: