Haití: Entre las imposiciones del FMI y una crisis que está lejos de resolverse

Compartir

El primer ministro haitiano, Jack Guy Lafontant, dimitió luego de las violentas protestas desatadas el alza de hasta 50% en el precio de los combustibles. Una medida que quedó sin efecto pero que sigue siendo reclamada por el organismo internacional, del que el empobrecido país caribeño es fuertemente independiente.

Una vez hecho el anuncio de la renuncia del primer ministro, el presidente de la Cámara, Gary Bodeau, publicó un mensaje en Twitter, solicitando al presidente de la nación, Jovenel Moise, “que elija un primer ministro consensuado teniendo en cuenta las aspiraciones de todos los sectores de la vida nacional”.

Haití vivió violentas manifestaciones entre el 6 y el 8 de julio, después de que el gobierno anunciara una fuerte subida del precio de los combustibles -38% la gasolina, 47% el diesel y 51% el kerosene-.

Puerto Príncipe, la capital, y otras ciudades del empobrecido país montaron bloqueos de rutas y decenas de tiendas fueron saqueadas y quemadas, y al menos cuatro personas murieron durante los disturbios.

Lafontant, que llegó al cargo en febrero de 2017, y ya era objeto de duras críticas, dio marcha atrás y retiró el anunciado aumento.

El Fondo Monetario Internacional, por su parte, dijo que espera que Haití elabore un plan de reforma que incluya una reducción gradual de los subsidios a los combustibles, ya que, a su juicio, estas ayudas benefician de manera desproporcionada a los más adinerados.

De todas formas, la crisis está lejos de resolverse, según dijo a Rompkbzas Mónica Riet, integrante de la Coordinadora por el Retiro de Tropas de Haití.

En los últimos tres años, el 75% de la capacidad adquisitiva de los haitianos se han desplomado 75% por la baja de la moneda frente al dólar y a una economía fuertementemente dependiente de los organismos internacionales.

Riet apuntó que el gobierno de Moïse fue impuesto  tras un fraude ostentoso que masivas movilizaciones a fines del 2015 y comienzos del 2016, con un levantamiento popular el 22 de enero 2016, antes de un balotage con un único candidato oficial, lograron parar y revisar.

Un año entero de movilizaciones y transacciones políticas de los candidatos norteamericanos contra todo el espectro político haitiano logró finalmente consagrar a Moise que asumió en febrero del 2017 y gobernó hasta ahora para los intereses multinacionales, restringiendo las libertades públicas con medidas autoritarias, con mucha corrupción denunciada e investigada desde el propio Senado, que demostró el desvío del poder Ejecutivo de los Fondos de Petrocaribe, a pesar de la hambruna reinante en el país.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: