Cuba: «La violencia de género es un problema de salud pública»

La doctora Ada Alfonso cree en las potencialidades del sistema de salud pública cubano para generar una respuesta integral e integrada a la violencia de género que sufren las mujeres y las niñas. Entre varias acciones la especialista aboga por profundizar y ampliar la formación de profesionales de la salud en la perspectiva de género.

La especialista del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) junto a la jurista Lisset Imbert del Centro Oscar Arnulfo Romero, compartieron con estudiantes de la filial de Ciencias Médicas de Bayamo elementos que caracterizan a la violencia de género hacia las mujeres y las niñas.

La violencia de género es considerada un problema de salud mundial por la Organización Mundial de Salud (OMS). En nuestro contexto existen aún ciertas resistencias. Siempre que pensamos en un problema de salud pública pensamos en la magnitud del problema, su incidencia y prevalencia y si no tenemos cifras que vayan recogiendo los casos que acontecen vamos a tener dificultades en definirlo como tal”, expuso Alfonso durante el intercambio.

Para la especialista una de las dificultades más comunes es la pluralidad de definiciones respecto a la violencia de género y por eso la necesidad de marcar rutas comunes. Para ganar consenso un grupo de especialistas junto a actores sociales e institucionales marcaron algunas pautas para comprender la violencia de género en el país.

Entre los elementos que no debemos obviar está primero que la violencia se expresa en acciones u omisiones. Un segundo aspecto es el relacionado con el poder, entendiendo que siempre existe una relación desigual que sostiene la violencia y esto va a estar marcando cualquier de sus expresiones; otro aspecto es el impacto que esos actos y omisiones tienen en las diversas áreas de la vida de las personas (en su salud física, mental) y por último que siempre va a estar asociado a una forma de violencia la vulneración de los derechos humanos”, expuso Alfonso.

Desde el ámbito del derecho la abogada Lisset Imbert agregó que la violencia de género vulnera varios derechos entre ellos el derecho a la integridad física, moral y psicológica, el derecho a la salud y el derecho a la vida.

Señales de la violencia

Conocer la complejidad de la violencia y sus particularidades impone varios retos. Para Ada Alfonso es importante saber que “cuando estamos hablando de la violencia hacia las mujeres vamos a estar hablando de una de las formas más extendidas de la violencia de género”. Y que el sujeto mujer no es uniforme pues otras condiciones y particularidades suelen recrudecer la violencia, como la orientación sexual, el color de la piel, vivir en una zona rural, etc.

“A veces los profesionales no reconocemos detrás de determinados síntomas la presencia de la violencia. Detrás de dolores crónicos, de cefaleas crónicas, de infecciones renales a repetición, de síntomas depresivos, por ejemplo”, dijo Alonso.

Por eso el reto de la formación y la sensibilización de profesionales no solo de la salud sino también del ámbito del derecho, el trabajo social, la policía y quienes en encargan de impartir justicia.

La inclusión de programas formativos incidirá también en mejores servicios a las víctimas de violencia de género. Articular servicios nacionales e integrales de calidad para la atención a las víctimas es una necesidad en la que coinciden especialistas de distintos ámbitos. A lo que se suma el llamado de actualizar la norma penal.

También los juristas tenemos el reto de crear servicios integrales, para que la víctima tenga que dar testimonio una sola vez y no revictimizarla a repetición. Es posible crear vínculos de trabajo y sinergias entre organismos e instituciones con el fin de lograr debidas diligencias en procesos penales”, dijo durante el debate la abogada Lisset Imbert.

El encuentro con estudiantes y profesores de ciencias médicas, celebrado el pasado 5 de diciembre, forma parte de las actividades de la Jornada por la no violencia hacia las mujeres en Granma que se suma a las actividades nacionales que coordina el Centro Oscar Arnulfo Romero (CEOAR).

Durante el intercambio Alejandro Rivera, presidente de la FEU en Ciencias Médicas Bayamo, dio las gracias por la iniciativa.

Esta campaña llega en un momento importante para la provincia por los indicies de violencia hacia las mujeres. Las situaciones de violencia ocurren en los consejos populares, en las áreas de salud que atendemos día a día los médicos de familia. Es nuestra labor educativa y preventiva como médicos y como humanos atender bien este problema”, dijo Rivera.

Texto: Lirians Gordillo Piña, tomado de Revista Mujeres. Foto de portada: 

Vea también 
En Cuba campaña Evoluciona, por la no violencia

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: