Décimo round sabatino de los chalecos amarillos

Este sábado, décimo consecutivo de las protestas en París de los chalecos amarillos contra la política económica del presidente Emmanuel Macron, vio también manifestaciones en Caen, Avignon, Rouen, Estrasburgo, Burdeos, Tolón, Toulouse, Dijon y Beziers, entre otras ciudades galas.

También una vez más, las calles se llenaron de policías y fuerzas antimotines — 5 000 en París y 80 000 en toda la nación, según medios locales—, además de vehículos blindados y carros de cañones de agua, cuyos chorros acompañaron a los gases lacrimógenos para dispersar las protestas.

Mientras, el presidente Macron lanzó sus «debates nacionales» sobre la crisis y, según medios de prensa, esa invitación cambió muy poco el estado de ánimo de la gente, pues en París los chalecos amarillos ocuparon otra vez los Campos Elíseos y la Explanada de los Inválidos, cerca del Parlamento de la nación, llevando banderas nacionales y haciéndose oír con el estallido de petardos.

Al respecto, RT reveló que los manifestantes denunciaron la carta abierta de Macron al país, en la que anunció el debate para calmar las tensiones, como nada más que una «gran estafa».

«Escuchamos muchas palabras bonitas, pero vemos muy pocas decisiones que de alguna manera mejoren el bie-nestar de las personas. Debe haber al menos un ligero aumento en el nivel de vida después de haber estado pidiendo ayuda durante las últimas diez semanas. Trabajamos duro, pero todavía tenemos un refrigerador vacío. Así es como vivimos», dijo una manifestante citada por Russia Today.

Algunos manifestantes portaban pancartas que decían «Libertad, Igualdad, Flash-Ball», en referencia al tipo de armas «menos letales» utilizadas por la policía para sofocar las protestas. Los carteles también contenían imágenes de Marianne, un símbolo nacional de la libertad, con un ojo herido.

Cuarenta y dos manifestantes fueron arrestados, solo en París, por portar «objetos ilegales» y otras violaciones, dijo la policía.

Las protestas de los chalecos amarillos comenzaron el pasado noviembre como un movimiento contra el alza del impuesto a los combustibles, pero eventualmente fue creciendo y se han ido incluyendo demandas más amplias, incluida la dimisión del presidente Emmanuel Macron y su Gobierno.

Tomado de Juventud Rebelde

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: