24 de febrero: Un día histórico en la democracia cubana

Texto: Laura V. Mor / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba. Fotos: Yaimi Ravelo.

 

Este domingo 24 de febrero se convertirá en un día para recordar. Más de 8 millones de cubanos y cubanas ejercerán una vez más el derecho al voto, en este caso para refrendar la nueva Constitución, que emanó del pueblo en su calidad de soberano.

El pasado 22 de diciembre la Asamblea Nacional del Poder Popular respaldó el texto que se somete a votación popular, tras ser debatido en unas 130.000 reuniones populares, de las cuáles emergieron 780.000 sugerencias y cerca de 9.600 propuestas incorporadas al proyecto original.

25.348 colegios electorales en todo el país comenzarán a las 7 de la mañana a recibir a los votantes. Los primeros que lleguen serán testigos de la preparación de las urnas donde depositarán el voto y velarán, junto con los pioneros cubanos, por la transparencia en el proceso al atestiguar que esas urnas están vacías y las boletas sin prellenar.

Además, funcionarán 195 colegios especiales en lugares de alta concentración de personas, como terminales de ómnibus interprovinciales, hospitales y aeropuertos para garantizar que todo ciudadano que desee votar, pueda hacerlo en independencia del domicilio en que se encuentre.

Más de 420 mil personas entre autoridades electorales y colaboradores acompañarán las votaciones. No habrá fuerzas de seguridad asegurando el orden en los centros de votación como en otros lugares del mundo. Esa noble tarea les toca a niñas y niños cubanos, futuro del país.

Un referendo -a diferencia de un plebiscito que se refiere a una decisión que no se ha plasmado en un texto normativo escrito- es «un método de participación ciudadana mediante el cual el pueblo puede aprobar o rechazar una ley u otra disposición jurídica a través del sufragio». En Cuba, es un derecho ciudadano pero no una obligación como en muchos otros países del mundo; ya que el voto es no obligatorio.

Todo ciudadano cubano mayor de 16 años con dos años mínimos de residencia en el país tiene derecho a votar, siempre que no esté contenido entre las salvedades de la ley (como aquellos ciudadanos que no gozan de derechos públicos por hallarse privados de su libertad por algún delito sentenciado o los impedidos mentales) (*). También los extranjeros con residencia permanente en el país por cinco años antes del día de la votación. 

«¿Ratifica usted la nueva Constitución de la República?» es la pregunta que figurará en la boleta de votación. Sí / No sus opciones, donde cada elector marcará una cruz en aquella de su preferencia, de forma libre, igual y secreta.

La Constitución vigente (que regirá hasta que sea puesta en vigor la que ratificará el pueblo este domingo) fue aprobada el 24 de febrero de 1976, también mediante referendo popular.

Aquello que la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) caracterizó tan livianamente como “ilegítimo”, demostrará este 24 de febrero la voluntad de un pueblo, que no sólo ha debatido su propia Constitución -un hecho ciertamente inédito en el mundo- sino que tienen el derecho político a ratificarla.

Nota

(*) Artículo 6, Ley Electoral de la República de Cuba.


cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Un comentario en “24 de febrero: Un día histórico en la democracia cubana

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: