Palestina /Cisjordania: Una gran cárcel a cielo abierto

Los palestinos en Cisjordania permanecen en lo que podría denominarse casa por cárcel, pues esta zona está cercada por múltiples cordones de seguridad y puestos de control. 

La libertad de movimiento está limitada de acuerdo con la normativa de seguridad israelí, lo que dificulta la normalidad en la vida de la gran mayoría de la población.

Las Fuerzas Armadas israelíes forman parte de la dinámica diaria de quienes residen en Cisjordania. Estos agentes mantienen una fiscalización constante de las entradas y salidas de los pobladores, con la potestad de negar el acceso o la salida de esta área.  

Cisjordania posee un muro de separación de unos 700 kilómetros, como parte de la estructura de segregación y control que perpetra Israel en esta localidad.

Asimismo, estos pobladores son víctimas de vejaciones, limitaciones y una represión social constante, en la mayoría de los casos éstos no pueden albergar visitar en sus casas ni dar alojamiento, pues las políticas de control así lo dictaminan. 

Los ciudadanos palestinos establecidos en Cisjordania deben someterse a las constantes revisiones aún con los documentos de identificación reglamentarios.

Tomado de Rebelión.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: