Cuba-Bolivia, compromiso con la salud y la vida

Por Rosmerys Bernal Piña.

Más de cinco mil bolivianos de escasos recursos se formaron en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) en Cuba y hoy cumplen en esta nación sudamericana una labor humanitaria con el compromiso de salvar vida.

En varias ocasiones, el presidente Evo Morales, ha expresado respeto y admiración por el pueblo y el Gobierno cubanos por el apoyo y solidaridad con los bolivianos en diferentes sectores, entre ellos la salud.

Esta colaboración es resultado de los acuerdos establecidos entre el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, y el presidente boliviano para garantizar el bienestar de toda la población de este país.

La exministra de Salud Ariana Campero, quien en la actualidad se desempeña como nueva embajadora de Bolivia en Cuba, resaltó a Prensa Latina la figura del Comandante en Jefe, Fidel Castro, artífice de la ELAM.

«Como Fidel decía, todo lo que hace la Revolución cubana es obra de José Martí, y la ELAM además de haber sido creada por nuestro comandante Fidel, es también obra de Martí, por los valores humanistas transmitidos a las nuevas generaciones de profesionales de la salud» aseguró.

Campero estudió en esa escuela de ciencias médicas como parte de uno de los primeros grupos de becarios que se formaron en la Mayor de las Antillas.

En opinión del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, los profesionales de salud formados en Cuba son depositarios de la filosofía del internacionalismo solidario, así como de construir comunidad y sociedad socialistas a partir de dar lo que se tiene y no lo que sobra.

La ELAM fue fundada el 15 de noviembre de 1999 por Fidel Castro, quien en esa ocasión expresó: «lo más importante habrá de ser su consagración total al más noble y humano de los oficios, salvar vidas y preservar salud. Más que médicos serán celosos guardianes de lo más preciado del ser humano, apóstoles y creadores de un mundo más humano».

Con estas palabras, el entonces presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba inauguraba la Escuela Latinoamericana, premisa que actualmente defienden el claustro de profesores, los estudiantes y los egresados de ese centro.

En sus inicios los alumnos procedían de países de América Latina, pero en la actualidad allí se forman jóvenes de todo el mundo. Hasta 2018 se habían graduado un total de 28 mil 520 profesionales de la salud de 105 naciones, aseguró el doctor Antonio López, rector de la ELAM.

Este año, el centro educativo celebra su vigésimo aniversario con el compromiso de continuar la formación de hombres de ciencia y conciencia, cómo aspiraba Fidel Castro, para contribuir, desde Cuba, a la unidad e integración de los pueblos.

Los galenos, egresados de la ELAM y de las Universidades de Ciencias Médicas ubicadas en diferentes provincias de la nación caribeña, han impulsado importantes programas de salud en este país, entre ellos la Operación Milagro, que busca solucionar distintas patologías oculares de la población.

De acuerdo con datos oficiales, más de dos mil bolivianos graduados en Cuba están vinculados al programa Mi Salud, creado en 2013 por el presidente Evo Morales para brindar atención médica a la población, casa por casa y de manera gratuita, además de fortalecer los centros asistenciales.

Los equipos conformados por galenos especialistas de Salud Familiar e Intercultural, médicos generales y enfermeras, realizan atenciones gratuitas, se acerquen a la familia, a la casa, identificando riesgos precozmente, lo cual posibilita prevenir enfermedades.

En la actualidad estos profesionales brindan sus conocimientos a los pobladores de 311 de los 339 municipios del país y se han realizado 20 millones de atenciones gratuitas, el 50 por ciento de ellas se practicaron en la propia vivienda del paciente.

Durante su formación, los estudiantes de la ELAM visitan los consultorios médicos y tienen contacto con los pacientes, de manera que profundizan en el examen clínico como método exploratorio para llegar a un diagnóstico, una enseñanza basada en la vinculación de la teoría con la práctica.

En entrevista con Prensa Latina, el ministro de Educación de Bolivia, Roberto Aguilar, destacó los niveles de enseñanza en Cuba, específicamente el proceso de formación de médicos en el contexto de la solidaridad e internacionalismo de ese país.

Sin embargo, lamentó que «algunas estructuras tradicionales y conservadoras, mercantilizadas, de la medicina en Bolivia han intentado opacar el proceso de formación de la ELAM».

La Escuela ha sido reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), así como por diversos Gobiernos y pueblos cuyos jóvenes se han beneficiado con esa formación.

El representante de la OMS en Bolivia, Fernando Leanes, resaltó ante esta agencia de noticias a ese centro educativo como un modelo de trabajo, «por el espíritu de formar jóvenes de familias de escasos recursos, sin costo para los estudiantes».

En ese sentido, insistió en el espíritu solidario del Estado y el pueblo cubanos con respecto a la situación que pasan muchos países en cuanto a carencia de médicos.

Al referirse a los logros de la nación caribeña, la directora de la OPS, Carissa Etienne, distinguió de único al sistema de la Mayor de las Antillas, por su defensa de una atención universal, de equidad y con un compromiso solidario a favor de los derechos humanos.

En los últimos 55 años más de 400 mil trabajadores de la salud de Cuba han cumplido miles de misiones internacionalistas en 164 naciones, indican datos oficiales.

«Los pueblos de Nuestra América y del resto del mundo conocen que siempre podrán contar con la vocación humanista y solidaria de nuestros profesionales», señala el Ministerio de Salud Pública de Cuba en una declaración.

Tomado de Prensa Latina.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: