Una vez se oficialice la renuncia de Rosselló el 2 de agosto a las 5:00 de la tarde y de no haberse nombrado un secretario o secretaria de Estado para entonces, ya Vázquez expresó que estaría dispuesta a ocupar la Mansión Ejecutiva.

El trasfondo biográfico de quien se identificó como una “dama de justicia”, según una entrevista con El Nuevo Día en diciembre del 2016, demuestra que carga la experiencia de haber trabajado en el Departamento de Vivienda, durante la década del 80; fungir como fiscal del Departamento de Justicia en la división de casos de violencia doméstica, durante 20 años, e incluso dirigir la oficina de la Procuraduría de la Mujer.

De hecho, como Procuradora de las Mujeres la funcionaria estuvo rodeada de controversias por, entre otras cosas, recomendar a las mujeres portar armas de fuego para protegerse contra la violencia doméstica.

Vázquez Garced ocupa desde enero del 2017 la posición como titular de Justicia tras ser nombrada por el gobernador Ricardo Rosselló. Su liderato ha estado rodeado de controversias, algunas de ellas políticas, como la que mantiene con el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, quien consistentemente ha dejado claras sus diferencias con Vázquez Garced.

El presidente del Senado, por ejemplo, le pidió la renuncia a la funcionaria para noviembre del 2017 cuando la OPFEI informó que le sometería tres cargos a Vázquez Garced: dos violaciones a la Ley de Ética Gubernamental y una al Código Penal luego de una investigación por presunta intervención indebida de su parte en el caso en que su hija y su yerno eran los perjudicados de un robo domiciliario. De hecho, Rosselló Nevares separó de su cargo a la funcionaria mientras se desarrollaba el litigio.

No obstante, el juez Yazdel Ramos Colón la exculpó de haber cometido cualquier infracción ética ante la insuficiencia de pruebas.

La titular de Justicia ha dejado claro que no apoya la legalización de la marihuana como medida para mermar la cantidad de crímenes en la isla. Sin embargo, para marzo del 2013 realizó expresiones a favor de la pena de muerte.