Estados Unidos: Breve reflexión sobre las elecciones presidenciales de 2020

Por Salvador Capote / Colaboración Especial para Resumen Latinaomericano.

La derrota del trumpismo en las urnas en el 2020 es una condición necesaria pero no suficiente para contener, mucho menos revertir, el extremismo de ultraderecha en los Estados Unidos.

La razón principal es que este fenómeno no surge en la historia de los Estados Unidos con el actual presidente; forma parte, por el contrario, del genoma político del país, y Donald Trump no es otra cosa que su último y más conspicuo representante.

El extremismo de derecha tiene muy antigua data en la historia de los Estados Unidos. No por casualidad, el fascismo europeo tomó prestada de Estados Unidos la violencia genocida, dirigida en este país contra los pueblos indígenas; así como la segregación étnica y racial, pues las Leyes de Raza de Nuremberg fueron copiadas del sistema segregacionista de Jim Crow.

Recordemos que en los años 20 -un siglo ha transcurrido- comenzó la historia tenebrosa del Ku Klux Klan, aterrorizando a la población negra, a otras minorías y al movimiento obrero organizado. En los 30 proliferaron las organizaciones fascistas émulas de las creadas por Hitler y Mussolini. Durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de Estados Unidos encerró en campos de concentración a miles de ciudadanos estadounidenses de origen japonés. Terminada la guerra, el extremismo de derecha tuvo su principal expresión en el macartismo y en las redadas ilegales de COINTELPRO. Siguiendo una curva sinusoidal de altas y bajas, el nativismo, el supremacismo blanco y la discriminación étnica y racial han sido elementos permanentes de la parte sórdida de la cultura estadounidense.

El “Tea Party” y numerosas organizaciones paramilitares como “Oath Keepers” y el movimiento “Three Percent” (“3%ers”), marcan la época más reciente.

El extremismo de ultraderecha, que deriva ya, según muchos consideran, hacia una variante moderna del fascismo, no terminará, por tanto, con la derrota en las urnas del trumpismo. Las causas que llevaron al poder a Donald Trump permanecen y se agravan.

 

Foto de portada: Wise Blood.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: