Declaración final del X Encuentro Nacional de Solidaridad Mutua Venezuela – Cuba

Por Laura V. Mor / Cobertura Especial Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba desde Venezuela.

Cumaná,  21 de septiembre de 2019.

La Ciudad de Cumaná en el estado venezolano de Sucre fue el escenario del X Encuentro Nacional de Solidaridad Mutua Venezuela – Cuba durante los días 20 y 21 de este mes. 

Más de 150 delegados de 19 estados del país se dieron cita con el objetivo de reafirmar la indeclinable solidaridad con la Revolución Cubana, en momentos donde el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos hace casi seis décadas se ha recrudecido con la activación del Título III de la Ley Helms-Burton y otras medidas coercitivas de la administración Trump que continúan buscando bajo diferentes tácticas asfixiar la economía cubana y aislar al país en pos del cambio de régimen. 

Durante estos dos días de arduo trabajo se intercambiaron experiencias y debates que permitieron acordar líneas de trabajo comunes y un plan de acción consensuado; así como también denunciar y condenar enérgicamente las políticas injerencistas hacia Cuba y el financiamiento a la subversión interna por parte de agencias estadounidenses bajo el beneplácito de su gobierno.

Un punto importante en la denuncia fue la campaña de desacreditación que a través de los medios hegemónicos de comunicación busca instalar una opinión pública desfavorable en torno a la colaboración médica cubana en el exterior y la manipulación de los logros en materia social que ha conquistado el pueblo cubano en estos 60 años de Revolución. 

Asimismo se alertó sobre los objetivos de la estrategia imperial que busca «causar el máximo deterioro de las condiciones económicas, sociales y políticas» tanto en Cuba como en Venezuela con «el doble propósito de generar caos y descontento social, así como de culpar por ello a los respectivos gobiernos a fin de inducir la desestabilización política y el cambio de régimen a favor de los intereses imperiales»

A continuación compartimos la Declaración Final del X Encuentro Nacional de Solidaridad Mutua Venezuela – Cuba.

 

DECLARACION FINAL

Declaración Final del X Encuentro del Movimiento de Hermandad y Solidaridad Mutua Venezuela-Cuba, en Cumaná Estado Sucre, del 20 y 21 de septiembre de 2019.

 En Cumaná, ciudad Mariscala y Marinera del estado Sucre, primogénita del continente americano, bastión de la resistencia indígena contra la invasión española, baluarte de la gesta independentista, cuna del redentor de los pueblos nuestro americanos en Ayacucho, el Gran Mariscal Antonio José de Sucre, y trinchera inexpugnable del socialismo bolivariano en el siglo XXI, nos hemos dado cita más de 153 delegados y delegadas venezolanos provenientes de 19 estados de nuestra República Bolivariana de Venezuela, así como también delegaciones internacionales integradas por camaradas de Cuba, Argentina, Palestina y Japón, siendo propicio resaltar las salutaciones y mensajes de solidaridad de diferentes movimientos sociales que apoyan la lucha de los pueblos de Cuba y Venezuela. Encuentro que se lleva a cabo en el marco del homenaje de los aniversarios 93 del natalicio del Comandante Fidel Castro Ruz y 65 del natalicio del Comandante Hugo Chávez, para celebrar el  Décimo Encuentro Nacional de Amistad y Solidaridad Mutua Venezuela-Cuba, con el objetivo  de reafirmar nuestra indeclinable voluntad de  continuar apoyando solidariamente al heroico pueblo de Cuba y a su gobierno revolucionario ante las amenazas crecientes de la administración Trump a través de su política de bloqueo  genocida contra la isla, acompañado de otras coercitivas.

Convencidos y convencidas de que continuaremos impulsando el socialismo y la justicia social para los pueblos de Venezuela y Cuba mediante el ejercicio de la cooperación solidaria entre ambas naciones hermanas, a la luz de los inconmensurables retos que han significado y significan las ilegales acciones injerencistas del imperialismo norteamericano, las cuales bajo los eufemismos de embargos, sanciones y bloqueos no son otra cosa que medidas coercitivas unilaterales violatorias del Derecho Público Internacional, dirigidas por el capital transnacional contra todos los pueblos del mundo que optan por su liberación, especialmente Venezuela y Cuba, baluartes de la esperanza, por su carácter de ejemplos de justicia social y dignidad ante el mundo.

Evaluamos que el 2019 ha sido un año de incremento desmedido de la agresión imperialista contra los países de Nuestra América que han levantado su voz firme denunciando la intención de Estados Unidos de imponer su hegemonía en nuestro territorio.

Subrayamos que Cuba es víctima de estas agresiones. Las nuevas medidas de la Administración Trump contra la isla recrudecen el bloqueo y colocan a nuestros hermanos cubanos en un momento de complejidad extrema, a lo cual se suman la guerra mediática, las campañas sobre supuestos ataques sónicos y presuntos daños de salud de diplomáticos estadounidenses acreditados en Cuba, las Campañas de descrédito contra las misiones de colaboración cubanas, la manipulación de los logros sociales de la Revolución Cubana y la subversión financiadas por agencias estadounidenses con el consentimiento del Gobierno de los EEUU.

Alertamos sobre los  objetivos claros de la estrategia imperial: 1) causar el máximo deterioro de las condiciones económicas, sociales y políticas de vida de los pueblos de Venezuela y Cuba con el doble propósito de generar caos y descontento social, así como de culpar por ello a los respectivos gobiernos a fin de inducir la desestabilización política y el “cambio de régimen” a favor de los intereses imperiales; 2) De no ocurrir, usar el deterioro de las condiciones de vida de la población de los países agredidos como sustento de acusaciones de violación de los Derechos Humanos ante organismos multilaterales con el objeto de inducir una intervención militar internacional bajo pretexto de restituir los derechos supuestamente vulnerados. Y activar mecanismos desfasados de manera irrita como el vetusto e injerencista Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

Develada a grandes rasgos la estrategia imperial, es necesario consolidar la lucha revolucionaria y  la preservación de los logros obtenidos a fin de alcanzar la victoria definitiva contra el imperialismo, teniendo como referencia y guía el ejemplo histórico del pueblo cubano que a tan solo 90 millas de distancia ha resistido victoriosamente durante 60 años el criminal bloqueo impuesto por la potencia más poderosa que ha conocido la humanidad.

Seguiremos el ejemplo de Cuba. Ante esta realidad Cuba nunca retrocedió, como tampoco retrocederemos nosotros. Nos inspira a continuar en el combate frente a la gama de acciones imperiales arteramente ejecutadas para derrocar al gobierno bolivariano, iniciado por el Comandante Eterno Hugo Chávez Frías y hoy continuado lealmente por el Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros.

Motivados por la consigna que identifica nuestro Décimo Encuentro Nacional de Amistad y Solidaridad Mutua Venezuela-Cuba: “Unidad, Conciencia y Resistencia” para enfrentar la actual ofensiva contrarrevolucionaria de Estados Unidos; para entre todos hacer una nueva victoria de la solidaridad, la integración continental y el internacionalismo.

Conscientes de que ante nosotros, en Venezuela, sigue presentándose el reto de lograr la mayor unidad posible del pueblo en torno al Gran Polo Patriótico Simón Bolívar, como expresión político-social del poder del pueblo en el Gobierno lealmente dirigido por el hijo del Comandante Chávez, Nicolás Maduro, reto que comporta una complejidad sustancial dado que parte de la acción política aún está signada por el viejo modelo de democracia burguesa, y la económica por la presencia estructural de intereses del capital transnacional, los cuales con su acción directa en el país operan contra la unidad definitiva e irreversible de la población venezolana, constituida en más de 90 % por trabajadores y trabajadoras del campo y la ciudad, es decir, de personas y familias que viven del esfuerzo de su trabajo y no de la explotación económica de otros seres humanos.

Trabajaremos y encaminaremos todos los esfuerzos a alertar y avivar la conciencia de nuestro pueblo en función de la necesaria unidad. Solo de esta forma, integrados en una unidad internacional contra el neo-colonialismo, basada en la conciencia de clase frente a la voracidad explotadora de las burguesías nacionales y transnacionales, así como en la conciencia patriótica de cada pueblo, se garantiza una Resistencia Activa con la fortaleza estructural, cualitativa y cuantitativa, para agenciar la derrota estratégica del imperialismo en este siglo y para los siglos por venir.

En tal virtud DECLARAMOS:

  1. Mantener nuestro irrestricto respaldo al Presidente Nicolás Maduro Moros y al Presidente cubano Miguel Díaz Canel Bermudez, electos legítimamente como garantes de la transición al socialismo y de las transformaciones hacia una sociedad más humana.
  2. Exigir a los Estados Unidos de Norteamérica poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene por casi 60 años contra el pueblo cubano. La actual administración que preside Donald Trump debe cumplir el pedido de la comunidad internacional que exige el fin de esta política criminal y obsoleta, así como el resarcimiento por los daños causados durante décadas.
  3. Demandar la devolución inmediata a Cuba del territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval en Guantánamo, territorio que el gobierno estadounidense usurpa contra de la voluntad del gobierno y el pueblo de Cuba.
  4. Apoyar la iniciativa de Cuba realizar en La Habana, del 1 al 3 de noviembre próximo el Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, convocado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), el Capítulo Cubano de los Movimientos Sociales y la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo.
  5. Exigir la derogatoria inmediata e incondicional de la declaratoria de Venezuela como amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad de los Estados Unidos y todas las medidas coercitivas unilaterales que con base en esa declaratoria han dictado organismos de Estados Unidos y otros gobiernos para intentar debilitar el respaldo popular de la Revolución Bolivariana. Del mismo modo exigir el resarcimiento por los daños económicos, morales, sociales y políticos causados por dichas agresiones a la sociedad Venezolana.
  6. Rechazar, repudiar y denunciar por todos los medios a nuestro alcance, el informe nefasto, miserable y criminal presentado por la Sra. Bachelett ante el Consejo de los Derechos Humanos de la ONU, así como la pretensión del imperialismo de falsificar un caso internacional de Derechos Humanos contra Venezuela, lo cual los desacredita como accionantes de cualquier iniciativa jurídica internacional relacionada con Venezuela.
  7. Demandar que cese el financiamiento y promoción del terrorismo por parte del imperio estadounidense, así como de otros gobiernos a él subordinados contra la Revolución Cubana y la Bolivariana que intentan generar violencia social y política para disminuir el respaldo popular. Asimismo respaldar todas las acciones del Estado venezolano dirigidas a la aplicación de las sanciones legales más contundentes en defensa de la estabilidad política y social de la nación.
  8. Defender la unidad de la Patria Grande a través de procesos de integración como la ALBA, la CELAC, la UNASUR, así como la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.
  9. Respaldar y suscribir las resoluciones, decisiones y planes de acción definidos en el Foro de Sao Paulo y el Movimiento de Países no Alineados en sus sesiones respectivas realizadas en julio del corriente en Venezuela, como parte fundamental de la agenda de los pueblos contra el neocolonialismo imperialista, así como también saludar los compromisos adquiridos que se derivan de él.
  10. Apostar al éxito del proceso de Reforma Constitucional en Cuba y del proceso Constituyente en Venezuela que tienen como compromiso común profundizar las trasformaciones sociales para consolidar la Revolución y defender los logros ante el voraz ataque imperialista que pretende destruirlas.
  11. Reforzar con campañas efectivas la utilización de los medios informativos de radio, televisión, prensa escrita, medios alternativos y comunitarios, redes sociales como Facebook, Twitter, YouTube, Instagram, Blogs y otros, así como las diversas expresiones culturales del pueblo como espacios multiplicadores de la verdad sobre Cuba y Venezuela, frente a las campañas mediáticas de las transnacionales de la desinformación.
  12. Ampliar los espacios y oportunidades de participación de la Juventud, las Mujeres y en general los movimientos sociales progresistas en el Movimiento de Amistad y Solidaridad Mutua Venezuela – Cuba como garantía de continuidad y profundidad de la relación del pueblo con la Solidaridad como valor fundamental de la sociedad.
  13. Desarrollar y fortalecer la Cátedra Bolívar – Martí, así como impulsar la creación de cátedras “Che Guevara” y “Fidel-Chávez”, entre otras, como espacio de reflexión y construcción colectiva de soluciones a los problemas que hoy afectan a la humanidad, desde la perspectiva del pensamiento de nuestros próceres, que están más vigentes que nunca ante el incremento de la agresión imperialista.
  14. Saludar y abrazar todas las causas justas de los pueblos del mundo que luchan contra la opresión nacional por parte de potencias colonialistas, neocoloneales e imperialistas, así como repudiar la criminalización y judicialización contra luchadoras y luchadores sociales internacionalistas que las impulsan, que hoy sufren injustos presidios dentro de sus países y/o alejados de sus patrias como secuestrados políticos.
  15. Augurar en esté 60 aniversarios de fundación del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), comprometiéndonos a continuar consolidando los vínculos de amistad y solidaridad con tan prestigiosa organización.
  16. Diseñar todas las acciones conducentes al reconocimiento del patriota cubano venezolano Francisco Javier Yánez que incluya el traslado al Panteón Nacional.
  17. Unir esfuerzos en garantizar la celebración de XI Encuentro del Movimiento Nacional de Amistad y Solidaridad mutua en la ciudad de Maturín, Estado Monagas.
  18. Invitar a todas las organizaciones e instituciones militantes de la hermandad y solidaridad mutua entre Venezuela y Cuba al XI Encuentro Nacional de Amistad y Solidaridad Mutua Venezuela-Cuba, a realizarse en el estado de Monagas. 

Dado en Cumaná, Estado de Sucre, de la República Bolivariana de Venezuela a los 20 y 21, del mes de septiembre, de 2019.

 

Foto de portada: Gentileza de Movimiento de Solidaridad Mutua Cuba – Venezuela.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: