Pastores por la Paz rechaza expulsión de diplomáticos cubanos ante la ONU

La Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO)-Pastores por la Paz, de Estados Unidos, rechazó en una declaración divulgada este lunes, la expulsión por Washington de dos diplomáticos cubanos ante Naciones Unidas.

El Departamento norteamericano de Estado anunció este jueves la medida contra ambos miembros de la misión de la isla, con sede en Nueva York, y la restricción adicional de movimiento para toda esa representación.

Como justificación de ese paso, el ente federal apuntó que los cubanos estaban involucrados en actividades que atentan contra la seguridad nacional de Estados Unidos.

Tal criterio fue negado rotundamente por el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, quien condenó el proceder y calificó de vulgar calumnia la imputación de que los funcionarios realizaron actos incompatibles con el estatus diplomático.

IFCO se une a otros en todo Estados Unidos y el mundo para expresar nuestra conmoción, enojo y la más enérgica condena del último movimiento de la administración del presidente Donald Trump contra Cuba, expuso la entidad.

Señaló que la acción de Washington es contraria a la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, y llamó al Gobierno estadounidense a regresar al camino de coexistir con nuestras diferencias de una manera civilizada.

Cuba no es una amenaza para la paz mundial, ni para el bienestar del pueblo de Estados Unidos, recalcó IFCO, que recordó que miles de norteamericanos viajaron a la mayor de las Antillas y regresaron con cálidos recuerdos.

Más de 250 estadounidenses recibieron una beca para estudiar en la Escuela Latinoamericana de Medicina de La Habana, junto con los miles de jóvenes de África, Asia y América Latina que también regresaron a sus propios países para ejercer esa carrera, puntualizó.

También criticó que Washington impide a los agricultores norteamericanos vender sus cultivos a Cuba, y los avances médicos del país antillano no están disponibles para los enfermos estadounidenses.

En tanto, agregó, los médicos cubanos que trabajan en el exterior son insultados y hostigados por una nueva política de Estados Unidos.

De acuerdo con IFCO, la serie de ataques de Trump contra las relaciones bilaterales no beneficia a las personas de ninguno de los dos países ni al mundo.

Finalmente, la fundación, que este año celebró la edición 30 de sus caravanas hacia Cuba, se comprometió nuevamente a seguir el trabajo propio a favor de la solidaridad, la justicia y la autodeterminación.

Tomado de Cubadebate

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: