Países de Caricom repudian una intervención armada en Venezuela

El responsable de seguridad de Caricom dice que países del grupo piden la no injerencia en asuntos internos de Venezuela y rechazan una invasión militar al país.

El primer ministro de Trinidad y Tabago y también el responsable de asuntos de seguridad en la Comunidad del Caribe (Caricom), Keith Rowley, dijo el martes, durante una conferencia de prensa, que los países miembros de este grupo regional rechazan la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) y están en contra de la posición de la Organización de Estados Americanos (OEA) de una probable intervención armada en el país bolivariano.

Hay fuerzas poderosas dedicadas a buscar la intervención militar como una solución a los problemas políticos (de Venezuela). (…) Nuestra posición es la misma que el domingo que el lunes que el viernes, de no intervención”, agregó Rowley, subrayando que su Gobierno sigue centrado en defender la estabilidad en la región.

Asimismo, el responsable de seguridad de Caricom apuntó que abordó este asunto junto al secretario general de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) celebrada en Nueva York para discutir la situación actual en Venezuela e indicó que en sus deliberaciones con Guterres habló “no solo por Trinidad y Tobago, sino por Caricom” en el asunto del TIAR. Al respecto preguntó: “qué sucede después”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Antigua y Barbuda (un país miembro de Caricom), Chet Greene, por su parte, criticó recientemente a Haití, también miembro del grupo regional, por votar a favor de TIAR y lo que pueda ocurrir por ello en Venezuela y expresó la profunda preocupación de su país por el hecho de que Haití “votó para abrir la puerta a la invasión de un país”.

El 11 de septiembre, la OEA, a iniciativa de Colombia y con el apoyo de Brasil y Estados Unidos, aprobó la convocatoria para activar el TIAR que contempla “el empleo de las fuerzas armadas” para una eventual intervención en Venezuela. Luego, los ministros de Relaciones Exteriores de los países que integran el pacto como Brasil, Chile, Colombia, EE.UU., Haití y Perú, entre otros, se reunieron en Nueva York con los representantes del líder golpista opositor venezolano, Juan Guaidó, para abordar este convenio frente a la crisis venezolana.

En la resolución, aprobada por el respaldo dado de 16 de los 19 Estados firmantes de este tratado, los ministros reunidos decidieron activar el TIAR e imponer nuevas sanciones a Venezuela, en concreto, contra los funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro.

El pasado mes de julio, el Tribunal Supremo (TS) de Venezuela, acatando lo ordenado por el presidente de este país, Nicolás Maduro, anuló la reincorporación del país caribeño a este pacto militar.

La decisión de la OEA de activar el TIAR en Venezuela ha sido rechazada tanto por Caracas como por algunos otros países de la región latinoamericana. Según el canciller venezolano, Jorge Arreaza, este tratado es un instrumento “muerto” que “no tiene sentido para ningún país de nuestra región”.

Según el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, el Gobierno de Caracas, que cuenta con el respaldo de la mayoría de los venezolanos y de varios países del mundo, denuncia que Washington, mediante la aplicación de este pacto militar, ha emprendido una campaña para derrocar al Presidente legítimo de Venezuela y poner en su lugar a Guaidó. En esta vía, EE.UU. no descarta una opción militar.

 

Tomado de HispanTV.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: