Zimbabwe y África Meridional, víctimas de las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea

Por Laura V. Mor / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

El 25 de octubre fue declarado como “Día de las Sanciones”, una fecha donde año a año se condenan las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea contra los países miembros de la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC, por sus siglas en inglés).

Los Embajadores de Mozambique, Namibia, Seychelles, Sudáfrica, Tanzania, Zimbabwe y Egipto junto la Encargada de Negocios de Angola denunciaron y condenaron estas medidas impuestas en febrero de 2002 (actualizadas y renovadas en 2004) que afectan notoriamente al desarrollo económico y los proyectos comunes de estas naciones –en particular a Zimbabwe-, así como al pueblo en general al provocar “severos daños en la agricultura, minería, turismo, sector financiero, aviación, salud, entre otros sectores”, según denunció el embajador de Tanzania en Cuba, Valentino Longino Mlowola, el pasado viernes en La Habana.

Ignatius Graham Mudzimba, Jefe de la misión diplomática de Zimbabwe en Cuba, explicó que la ley de Recuperación Económica y Democracia de 2001 y otras políticas adoptadas posteriormente por Estados Unidos limitaron las actividades económicas entre países y con terceras naciones que utilizan el dólar estadounidense como moneda para las transacciones internacionales, ya que requiere el visto bueno de la Reserva Federal estadounidense. Asimismo, destacó que el punto que dio excusa para la adopción de estos instrumentos de coerción contra su país ha sido acometer una reforma agraria luego de declararse la independencia en 1979, aunque “su finalidad real es apropiarse de los recursos naturales y las riquezas de esos territorios bajo cualquier pretexto”

Las actuales sanciones, según explicó, abarcan el embargo de armas y el congelamiento de activos, lo cual acarreó multas millonarias a bancos que violen las medidas; el retiro de fondos, 4,5 mil millones de dólares de pérdidas anuales en donaciones para infraestructura y otros proyectos y de 12 mil millones en préstamos del Fondo Monetario, el Banco Mundial y el Banco Africano de Desarrollo qu no pudieron ser otorgados al considerarse “clientes de alto riesgo”, generando el cierre de mercados y la descapitalización de la economía de los países afectados. A su vez, la prohibición de viajes generó un gran impacto en el sector de turismo, que en el caso de Zimbabwe representa el 3,3% del PBI del país.

Mudzimba denunció que las pérdidas a la economía del país debido a las sanciones impuestas ascienden a un monto superior a los 42 mil millones de dólares en los últimos 18 años.

Cuba, país que ha sufrido por casi 60 años la aplicación de medidas coercitivas unilaterales por parte de los Estados Unidos, rechaza la implementación de acciones de esta naturaleza como instrumento de coerción política y económica” afirmó Gisela García Rivera, directora de África Subsahariana del el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba. Asimismo, al ratificar la solidaridad del país con el legítimo reclamo de Zimbabue contra “las medidas coercitivas unilaterales atentan contra el pleno disfrute de todos los derechos humanos, comenzando por el derecho a la vida, así como contra la independencia, la soberanía, el desarrollo y el derecho de libre determinación de los pueblos”.

Por su parte, Valentino Longino Mlowola, Embajador en Cuba de la República Unida de Tanzania y Presidente pro tempore de la SADC, enfatizó la necesidad de eliminar todas las sanciones contra Zimbabwe y reivindicó la “resistencia del pueblo cubano, que ha convivido con un férreo bloqueo económico comercial y financiero por parte de Estados Unidos y sin embargo no se ha doblegado ante ello”. Un ejemplo digno de emular.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: