Bolivia: El Alto de pie, nunca de rodillas

                                                                                         Por Raúl Antonio Capote.

«Denunciamos ante la comunidad internacional que al viejo estilo de las dictaduras, la Plaza Murillo se encuentra cercada de tanquetas militares«, publicó este martes, desde su asilo en México, el presidente Evo Morales a través de su cuenta en la red social Twitter.

Morales añadió que «el gobierno golpista de Mesa, Camacho y Añez tiene un plan para cerrar la Asamblea Legislativa Plurinacional y pide reconocer un régimen autonombrado que no le interesa el dolor que está sufriendo el pueblo».   

Según Prensa Latina, ante este panorama, el Movimiento Al Socialismo (MAS) decidió suspender la sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional (parlamento) de Bolivia que había convocado para la tarde del 19 de noviembre, argumentando la necesidad de contribuir al diálogo y a la pacificación del país.

Una gran expectativa había provocado la convocatoria de la mayoría parlamentaria del mas, a una sesión donde, según trascendió, debía aprobarse o no la renuncia forzada de Evo Morales a la presidencia de Bolivia, de no aprobarse, Evo seguiría siendo el presidente electo y en funciones, sin embargo, la esperada sesión no ocurrió.

La sesión, rechazada por la minoría parlamentaria que apoya a la presidenta de facto Jeanine Añez, debía decidir, además, sobre la convocatoria a nuevas elecciones generales como consecuencia de la anulación, por presunto fraude, de los comicios ganados en octubre por el líder indígena.

El Gobierno de facto de Añez, autoproclamado el 12 de noviembre, dos días después de la renuncia de Evo para evitar la violencia en su país, ha amenazado con convocar a elecciones por decreto.

Prensa Latina da cuenta de que un operativo militar y policial realizado este martes en la planta de hidrocarburos de Senkata, ubicada en El Alto, Bolivia, dejó al menos tres muertos y unos 30 heridos, de acuerdo con un informe de la Defensoría del Pueblo, citado por la prensa local.

La planta se encontraba bloqueada por manifestantes que protestan contra el gobierno de la autoproclamada presidenta, Jeanine Añez.

El ejército boliviano sigue actuando con extrema violencia contra el pueblo. El Alto, la ciudad aymara, bastión del Presidente que sigue en la lucha por su retorno a Bolivia y no reconoce el mandato de Jeanine Añez, hizo retumbar este martes el lema El Alto de pie, nunca de rodillas.

                                             Tomado de Granma/ Foto de Portada: Prensa Latina.

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: