Bolivia: La wiphala símbolo de los pueblos

Por Jose Ariza.

Si algo hemos aprendido en estos convulsionados días es que la verdadera guerra es por conquistar el imaginario de los pueblos, la disputa comunicacional de los sentidos y esa la perdemos casi todos los días ante el poder de los medios hegemónicos proimperialistas, pero algo de victorias y mucho de derrotas quedan grabadas en ese territorio de los símbolos, una fundamental que debemos rescatar a tiempo, la Wiphala, esa bandera de la unidad, igualdad en la diversidad que hasta los Lgbti han reinvindicado, símbolo milenario de nuestros mas puros sentimientos, de Pachacamac y de la Pachamama, esencia cultural de contenidos más complejos que el aire que la mueve, pero que esencialmente resume una cosmovisión del buen vivir comunitario que se contrapone a la cosmovisión de los supremacistas blancos, al individualismo capitalista depredador, al fanatismo religioso que intenta anular la conciencia y la razón para reemplazarla por los valores de los depredadores elitistas impuestos con la espada y la cruz.

La Wiphala, al igual que nuestros símbolos naturales insertos subrepticiamente en las representaciones religiosas impuestas por los invasores españoles y que obligaban a reproducir y colgar en todos los ámbitos sociales a nuestros indígenas, ha perdurado con toda su fuerza y fue rescatada únicamente en la Constitución política de Bolivia, es de cierta forma, una victoria legal y legítima de nuestros pueblos originarios que no lograron exterminar como muchos quisieron y querrían ahora, como sí lo hicieron los yanquis criminales con sus pueblos originarios.

La Wiphala debe seguir siendo rescatada, debe ser el símbolo universal de la resistencia de más de 500 años contra los asesinos de nuestra cultura, de nuestros valores, de nuestra cosmovisión del Sumak Kawsay, símbolo de que el bienestar de las grandes mayorías, de la comunidad entera, debe estar por encima de los privilegios de unos pocos, dispuestos a mentir, a descalificarnos, a matarnos por mantener esos privilegios, un símbolo permanente de la sabiduría ancestral que han intentado aplastar construyendo sus templos sobre nuestros lugares sagrados, confundiendo y tratando de reemplazar la preclara magia de nuestros rituales con la superchería y el fanatismo irracional de religiones sembradas por la CIA, la USAID, desde la posguerra, así como sembraron un país inventado, Israel, su instituto lingüístico de verano, su ejército de salvación, etc.,etc., desde antes del triunfo de la revolución cubana, pero que luego de ella se intensificaron los flujos de capitales para promover en todos nuestros países estas sectas como estrategia de guerra cultural hegemónica.

La Wiphala debe constituirse entonces como único símbolo valido de todos los movimientos, organizaciones y partidos que realmente luchen por la soberanía, la dignidad y los derechos de Nuestramerica, y igual que en Bolivia, debe estar siempre al lado de las banderas particulares, este debe ser uno de nuestros propósitos iniciales de resistencia cultural, la Whipala debe ser el símbolo único y sin fronteras de nuestra unidad como pueblos en resistencia contra el supremacismo blanco imperialista y todos sus valores retorcidos de dominación para mantener sus privilegios con un sistema caduco que nos sigue matando de muchas formas y en muchas partes todos los días y tal como sucedió, allá mismo en Bolivia, cuando asesinaron al Che intentando matar su ejemplo, les exploto en su criminal cara imperialista multiplicándose por millones en todo el mundo.

Desde la Red de Solidaridad entre los pueblos, invitamos a todos nuestros hermanos de lucha y resistencia, para iniciar una campaña comunicacional y cultural mundial #WiphalaSimboloDeUnidadyResistencia, iniciemos con colocarla en nuestros estados de redes sociales, comunicados, provoquemos a los creativos de nuestra gente de buena voluntad con la lucha justa de los pueblos, organizaciones, movimientos, partidos, para desarrollar todos los elementos publicitarios posibles desde la autogestión, ahora que creen haber ganado al pisotearla, quemarla y escupirla, ahora que quieren atentar contra nuestros símbolos comunitarios de resistencia profundos, contra la democracia al derrocar a un presidente popular legítimo, ahora más que nunca levantemos con orgullo nuestros valores del buen vivir, que no haya un espacio donde no nos vean, llenemos de banderas, murales, camisetas, gorras, gigantografias, autoadhesivos de todos los tamaños, etc., etc. Que nuestra victoria cultural se evidencie, con nuestras armas de la alegría, la unidad y la organización.


Tomado de Conaicop Ecuador / Foto de portada: AFP.

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: