Cúpula golpista en Bolivia fue entrenada por EEUU en la Escuela de las Américas y en cursos del FBI

Estados Unidos desempeñó un papel clave y directo en el golpe militar en Bolivia que apenas se ha reconocido en la cobertura de los eventos que obligaron al presidente electo del país, Evo Morales, a renunciar el 10 de noviembre.

Justo antes de la renuncia de Morales, el comandante de las fuerzas armadas de Bolivia, Williams Kaliman, «sugirió» que el presidente renunciara. Un día antes, sectores de la fuerza policial del país ya se habían rebelado.

Aunque Kaliman parece haber fingido lealtad a Morales a lo largo de los años, sus verdaderos colores se mostraron tan pronto llegó la oportunidad. No solo fue un actor en el golpe, sino que tiene su propia historia en Washington, donde se desempeñó brevemente como agregado militar de la embajada de Bolivia en la capital estadounidense.

Kaliman estaba en la cima de la estructura de comando militar y policial que ha sido cultivada sustancialmente por los EEUU a través de WHINSEC, la escuela de entrenamiento militar en Fort Benning, Georgia, conocida en el pasado como la Escuela de las Américas. El propio Kaliman asistió a un curso llamado «Comando y Estado Mayor» en 2003.

Al menos seis de los conspiradores golpistas clave eran ex alumnos de la tristemente célebre Escuela de las Américas, mientras que Kaliman y otra figura sirvieron en el pasado como agregados militares y policiales de Bolivia en Washington.

Dentro de la policía boliviana, los principales comandantes que ayudaron a lanzar el golpe han pasado por el programa de intercambio policial APALA. Trabajando desde Washington DC, APALA funciona para construir relaciones entre las autoridades estadounidenses y los oficiales de policía de los estados latinoamericanos. A pesar de su influencia, o tal vez por ello, el programa mantiene poca presencia pública. Para este investigador fue imposible contactar telefónicamente a alguien de esa oficina.

Es común que los gobiernos asignen un número reducido de personas para trabajar en las embajadas de sus países en el extranjero como agregados militares o policiales. El difunto Phillip Agee, oficial encargado de casos especiales que luego se convirtió en el primero en denunciar a la agencia, explicó en su libro de 1975 cómo la inteligencia de los Estados Unidos se basaba tradicionalmente en el reclutamiento de oficiales militares y policiales extranjeros, incluidos los agregados de embajadas, como activos fundamentales para el cambio de régimen y las operaciones de contrainsurgencia.

Como se reveló en más de 11,000 documentos de la FOIA que obtuve mientras escribía mi libro sobre la campaña paramilitar llevada a cabo antes de la expulsión del gobierno electo de Haití en febrero de 2004 y la represión posterior al golpe, los funcionarios estadounidenses trabajaron durante años para congraciarse entre ellos y establecer conexiones con la policía, el ejército y los ex oficiales del ejército haitianos. Estas conexiones, así como los esfuerzos de reclutamiento y recopilación de información, finalmente dieron sus frutos.

También en Bolivia, el papel de los oficiales militares y policiales entrenados por los Estados Unidos fue fundamental para forzar el cambio de régimen. Las agencias del gobierno de los Estados Unidos, como la USAID, han financiado abiertamente a grupos anti-Morales durante muchos años. Pero la forma en que las fuerzas de seguridad fueron utilizadas como Caballo de Troya por los servicios de inteligencia de los EE.UU. es menos conocida. Sin embargo, con la partida forzada de Morales, se hizo imposible negar cuán crítico era este factor.

Como lo establecerá esta investigación, el complot golpista no podría haber tenido éxito sin la aprobación entusiasta de los comandantes militares y policiales del país. Y su consentimiento fue fuertemente influenciado por los Estados Unidos, donde muchos fueron preparados y educados para la insurrección.

Audio filtrado expone a graduados de la Escuela de las Américas tramando un golpe.

El audio filtrado reportado en el sitio web de noticias boliviano La Época (y por elperiodicocr.com y una variedad de medios de comunicación nacionales) revela que se llevó a cabo una coordinación encubierta entre los actuales y antiguos líderes de la policía, el ejército y la oposición para provocar el golpe.

Tomado de thegrayzone.com

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: