Asociación de Médicos de la ELAM – Uruguay.- A la luz del debate público generado por la portada del diario El País del domingo 8 de diciembre del corriente, en la cual se pone en tela de juicio la calidad profesional de los médicos cubanos que trabajan en suelo uruguayo, consideramos de orden puntualizar:

La medicina cubana, sus logros y su sistema de formación de profesionales es un baluarte de la Revolución reconocido internacionalmente. Hablan por sí mismos los indicadores de salud que son comparables con los de los países industrializados, y es de destacar que Cuba es uno de los pocos países que han logrado cumplir las Metas del Milenio en salud establecidas por la Organización Mundial de la Salud. Además, es destacable que es el único país que lleva ejércitos de batas blancas donde otros llevan tanques de guerra, y que ha formado más de 28 mil médicos de más de 100 nacionalidades con el noble objetivo de garantizar el acceso a la salud de los más humildes del mundo.

En el año 2005, en el marco del Plan de Asistencia a la Emergencia Social, un convenio entre Uruguay y Cuba inició las intervenciones oculares a ciudadanos uruguayos en Cuba, dentro de la llamada Operación Milagro, mentada por Fidel Castro y Hugo Chávez, para garantizar el derecho a la visión de los más vulnerados del continente. Estas personas, por su situación económica nunca habrían accedido a los tratamientos que se ofertaban en el país en las clínicas privadas, en el entorno a los U$S 1.500 por cada intervención.

Cuba asumió los costos de viaje, estadía, intervenciones, seguimiento y medicamentos post intervención.

Esto generó la resistencia de los profesionales médicos uruguayos, que criticaron la puesta en marcha de este acuerdo.

En el año 2007, se inaugura el Hospital de Ojos José Martí con equipamiento donado por la isla y se instala la Brigada Médica Cubana, integrada por médicos, enfermeras, cocinera, chofer, ecónoma, licenciado en laboratorio, licenciados en optometría, e ingeniero biomédico.

En el año 2014 el Centro Nacional de Ayuda Técnica y Tecnológica con la Brigada cubana de Ortoprótesis comienza a darle respuesta a miles de uruguayos que mejoran su calidad de vida y recuperan autonomía con diversos elementos otorgados por el equipo de traumatólogo y licenciados en otroprótesis cubanos.

Por si fuera poco, los profesionales médicos cubanos también llevan adelante tarea docente, tanto en el Hospital de Ojos formando oftamólogos, como en la Brigada de Ortoprótesis, donde se han capacitado auxiliares técnicos.

En el convenio binacional se acuerda la práctica profesional del personal que trabaja en la Operación Milagro y en la Brigada de Ortoprótesis, por el tiempo que se mantegan en Uruguay, por lo general de 2 a 3 años.

¿Qué han significado la Operación Milagro y la Brigada de Ortoprótesis para la población uruguaya?

Más de 93 mil cirugías oftalmológicas, más de 200 mil pesquisas en todo el territorio uruguayo, entrega de lentes gratuitos a adultos y a niños del Programa de Salud Visual en las escuelas, formación de profesionales oftalmólogos uruguayos, más de 1.000 prótesis entregadas de forma gratuita.

Indiscutiblemente estas intervenciones han mejorado la calidad de vida de miles de usuarios, que recuperaron la vista y volvieron a valerse por sí mismos, en un país donde antes estaban excluidos y sin respuestas a sus necesidades de salud.

Es por todo lo anterior que la Asociación de Médicos de la Escuela Latinoamericana de Medicina rechaza enérgicamente las falacias esgrimidas por la prensa escrita y quienes hacen eco de ellas en los programas de televisión y radio, con el único fin de socavar la legitimidad que con su trabajo han logrado los brigadistas cubanos.

Nos recuerda a los acontecido en los países vecinos donde las mentiras y el odio son el insumo de las noticias de los dueños del poder mediático que hacen de voceros de los intereses políticos y comerciales de las clases poderosas. Desprestigian y confunden para después perseguirlos y expulsarlos como a criminales como pasó en Bolivia, Ecuador y en Brasil.

¡Defenderemos férreamente el derecho a la salud del pueblo uruguayo, siempre atentos y sensibles a las necesidades de los más vulnerables!

¡Defenderemos el prestigio de la formación profesional de Cuba y la solidaria labor que realizan en el mundo entero!

Sólo resta decirles a nuestros hermanos cubanos: ¡GRACIAS!