Cuba: Entregan premios colaterales del 41 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano

Las películas La llorona, del director guatemalteco Jayro Bustamante, y Perro bomba, del chileno Juan Cáceres, conquistaron hoy sendos lauros colaterales en el 41 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

La llorona, coproducción de Guatemala-Francia, recibió el Glauber Rocha otorgado por la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina y el Premio áSúmate! Cultural, entregado por la Campaña áSÚMATE! Por una vida sin violencia.

Las actrices guatemaltecas María Telón y María Mercedes Coroy son las protagonistas de La Llorona /Foto: Giornatedegliautori.com

Mientras Perro bomba, coproducción de Chile-Francia, se alzó con el Premio de Casa de las Américas y el Roque Dalton, concedido por Radio Habana Cuba.

Otra obra con varios reconocimientos fue Retrato de un artista siempre adolescente, del director cubano Manuel Herrera, que se llevó el galardón de la Facultad de los Medios de Comunicación Audiovisual de la Universidad de las Artes de Cuba y el del Círculo de la Cultura de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

Además, la obra obtuvo el Premio El Mégano, dado por la Federación Nacional de Cine Clubes de Cuba.

En ceremonia realizada en la sala Taganana, del Hotel Nacional de Cuba, el documental El corral, de los realizadores colombianos Daniela López y Alfredo Marimon, ganó el Premio FEISAL, entregado por la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños.

La Federación Internacional de Cine Clubes otorgó su galardón, con el nombre de Don Quijote, al largometraje de ficción Bacurau, de los realizadores brasileños Kleber Medoza y Juliano Dornelles.

En tanto, la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) cedió la Cámara de Plata al filme de ficción Buscando a Casal, del director cubano Jorge Luis Sánchez.

Por su parte, el Centro Martin Luther King decidió conceder el Premio Caminos al largometraje Litigante, del realizador colombiano Franco Lolli.

La Universidad de La Habana premió a la película Canción sin nombre, de la directora peruana Melina León, y la Universidad Agraria de La Habana otorgó su lauro a la ficción Mano de obra, del realizador mexicano David Zonana.

El Premio FIPRESCI que otorga la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica al mejor filme latinoamericano en concurso recayó en el largometraje de ficción La vida invisible de Eurídice Guzmao, del realizador brasileño Karim Aïnouz.

La Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, a través de votación efectuada en línea o por teléfonos celulares, anunció que los títulos que obtuvieron mayor cantidad de votos en cada una de las categorías fueron en largometraje de ficción: Un rubio, del director argentino Marco Berger.

En Ópera prima ganó Agosto, del realizador cubano Armando Capó, en largometraje documental: Que sea ley, del argentino Juan Diego Solanas; en Animación: La llorona, de la mexicana Adriana Ronquillo; en Cortometraje de ficción: Alberto, del cubano Raúl Prado, y en Cortometraje documental: Rumbatá, de la cubana Isabel Santos.

Tomado de Cubadebate/ Con información de Prensa Latina.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: