Juguetes hechos en Cuba: Imaginación y diversión a partes iguales

Por María del Carmen Ramón.

Hoy vuelvo sobre los juguetes, pero para hablar sobre una iniciativa cubana que ha acaparado titulares por estos días, tras conocerse que la marca Gabi & Sofi se comercializará a nivel internacional, gracias a un acuerdo firmado por la cooperativa no agropecuaria Decorarte con la empresa alemana Profümed.

Conocí de esta marca por primera vez en una consulta de mi hijo en el Hospital “Borrás Marfán”, donde varios niños utilizaban algunos de sus productos. Juegos didácticos, rompecabezas de animales, cubos para insertar figuras geométricas, entre otras muchas sorpresas, estaban entre las que más me llamaron la atención, todas fabricadas a partir de madera reciclada y que ponían a trabajar las mentes de niños y padres.

Sostuve uno en la mano para entender su filosofía, y un familiar identificativo me alegró el día. El slogan “Original de Varadero” me llevó el mensaje de que eran fabricados en Cuba, lo que resultó un aliciente en medio de mi preocupación constante por brindarle a mi hijo juguetes capaces de estimular su inteligencia y creatividad.

Poco después supe que los productos Gabi & Sofi eran comercializados en tiendas ubicadas en cuatro zoológicos del país, y me propuse ir hasta donde fuese necesario para regalarle a mi hijo algunos de sus artículos infantiles, capaces de desprender ilusión, imaginación y diversión a partes iguales.

Si eres de los padres que te preocupas por los juguetes con que juegan tus hijos, y los valores que estos le transmiten, te recomiendo hoy conocer y buscar esta iniciativa “made in Cuba”, que favorece la motricidad, estimula el sentido del tacto y cuya sencillez fomenta la imaginación de los pequeños. Un verdadero mundo sano donde no existen las espadas, las armas, ni los juguetes que incentiven a la violencia.

Hasta su sede en Varadero llegué hace unas semanas, y pude conocer de cerca el mundo infantil que crean y pretenden ampliar para los niños y niñas cubanas.

Nace Gabi & Sofi

Gabi & Sofi surgió en 2016, cuando Ariel Balmaseda y su esposa Isabel Pupo, padres de los niños Gabriel y Sofía y presidente y vicepresidenta de la cooperativa no agropecuaria Decorarte, decidieron lanzar la marca.

“En la cooperativa éramos varios padres, y el tema de los juguetes era una preocupación compartida, así que decidimos crear la marca”, explica Ariel.

Así, más que una marca de juguetes nacía un nuevo enfoque para generar productos infantiles, que no solo buscaba satisfacer a los pequeños con productos atractivos, sino promover valores espirituales como el amor a la Patria, la naturaleza, la familia, las artes y los buenos hábitos.

Más de 300 diseños de juguetes conforman hoy el catálogo de Gabi & Sofi.  Juegos de construcción, juegos de mesa, puzles… maravillosas piezas tanto por su aspecto como por sus posibilidades creativas y de estímulo a los más pequeños. Además, resulta una oportunidad para devolvernos por un rato a los años de nuestra infancia.

La materia prima fundamental utilizada por la cooperativa es la madera reciclada por Tabacuba, un aspecto que resulta muy llamativo, en un contexto donde mundialmente es creciente el interés por productos de madera sostenible.

Conociendo al hacedor de juguetes

Uno de los momentos más interesantes de la visita a Varadero fue conocer al equipo que está detrás de la concepción y desarrollo de los juguetes en Gabi & Sofi. Allí compartimos con Daylan Graelles quien desde la temprana edad de 6 años eligió el diseño de juguetes como vía de escape a su creatividad.

Soy profesor de Matemática, pero hago juegos de mesa desde que tengo 6 años. Vine desde Camagüey a Varadero al saber de la existencia de Decorarte y fui aceptado para dar ideas respecto a juguetes”, cuenta Daylan, mientras me invita a jugar e intentar ganarle mientras conversamos.

En esta oficina donde Daylan pasa largas horas diariamente es posible encontrar un sinnúmero de juguetes: desde todos los que han sido lanzados por la marca Gabi & Sofi, hasta creaciones que aún no han salido al mercado, porque están siendo probadas.

“¿Me dicen que usted diseña hasta 1 juguete por día?”

Sonríe y así comienza nuestro diálogo.

“En estos momentos es difícil crear un juego desde cero. Normalmente tomamos la idea, el concepto, y se modifica el diseño y la mecánica. A veces se fusionan varios juegos y creamos uno”, nos comenta el también padre de dos niños.

Graelles afirma que en Decorarte cuentan con una Comisión de Juguetes, por lo que las ideas se suelen construir a partir de la participación de todos.

Entre la amplia gama de conceptos a los cuales responden los juguetes de Gabi & Sofi destaca la línea “Constrúyelo tú mismo”, que incluye aviones, casas, tranvías, guaguas y castillo armables.

El propósito de esta línea es minimizar el juguete, y potenciar el papel del niño. Normalmente el niño llega a la tienda, compra el juguete y empieza a jugar. Aquí el objetivo es que los pequeños tengan que armar  las piezas para lograr el juguete. Son fáciles de armar, el niño puede hacerlo solo o con la ayuda de los padres y los hemos pensado sin colores, para que tenga además la posibilidad de pintarlos”.

Entre otros juegos que producen y llamaron mi atención, resaltaron los rompecabezas de animales,  los cubos de insertar figuras y los cubos de madera en sus diferentes variantes. Todos permiten el desarrollo y entrenamiento de varias habilidades en los niños.

¿Cuál es tu favorito? Le pregunto y Daylan duda. “Imagínate, es difícil elegir entre tantos hijos, pero me quedaría con Estrategia de colores”, dice, mientras lo busca para invitarme a jugar.

Sentados a la misma mesa donde tantos juegos han sido probados, Daylan aclara que el hecho de ser padre y pedagogo es una ventaja, porque todos los juguetes primero han sido probados por sus hijos.

La gente piensa que es sencillo diseñar un juguete, pero detrás de eso están una serie de documentos normativos cubanos e internacionales que debe cumplir, para que sea efectivo: el tamaño de las piezas, los enganches que regulan la edad que lo puede usar el niño. Hay que tener en cuenta la finalidad, requisitos, lugar de juego, y para ello se deben tener en cuenta pilares básicos como el no uso de materiales tóxicos, las dimensiones del juguete, no poseer filos ni esquinas puntiagudas”, etc.

En ese sentido, Gabi & Sofi está certificada con la norma ISO 9001 de 2015 para el Sistema de Gestión de la Calidad, por lo que todos los productos que se comercializan están certificados por el Centro de Higiene y Epidemiología.

Entre las novedades que están por venir, Daylan nos adelantó que se está desarrollando la línea de juegos de mesa antiguos o reinterpretaciones de los mismos, en respuesta a la necesidad de rescatar actividades como estas en Cuba.

Asimismo, Ariel Balmaseda explicó que en enero saldrá al mercado la marca “Yo” para adolescentes, así como una dedicada al adulto mayor, en respuesta al envejecimiento de la población cubana.

Más allá del juguete físico

En el desarrollo de juguetes, textiles y mobiliario no termina la imaginación de este grupo de cubanos, sino que buscan actualmente llevar la leyenda de Gabi & Sofi a otras plataformas.

Una marca infantil lleva otros incentivos, y un elemento fundamental son los animados y las historietas. La producción de animados es muy difícil por el trabajo de animación que lleva detrás, por lo que pensamos hacer todo el diseño desde aquí y contratar a un estudio extranjero la producción”, explicó Balmaseda.

Esta idea me llamó mucho la atención, y pensé por un momento en lo bonito que sería que mi hijo se identificara desde los juguetes y los animados que ve con valores como los que promueve esta marca.

Estamos pensando en una serie de historietas para que los niños que aún no conocen nuestros personajes de la marca comienzan a identificar de dónde provienen, quiénes son para después adentrarnos en las verdaderas aventuras de Gabi & Sofi. Hemos tratado que sea jovial, didáctico, atractivo visualmente, sin dejar de perder la infancia, para que el niño que lee la historieta se sienta parte, se sienta en la misma piel de los personajes”, aclaró Balmaseda.

Otra novedad es que próximamente será lanzado un programa en YouTube conducido por los niños Gabriel y Sofía, que promoverá desde el audiovisual la formación de valores.

Parques temáticos: el producto estrella de Gabi & Sofi

Durante nuestro recorrido por Decorarte, pude ver varias paredes con juguetes de Gabi & Sofi a gran escala. La curiosidad me llevó a preguntar sobre la posibilidad de que las ciudades cubanas agregaran espacios como estos para la diversión de nuestros niños.

En ese sentido, Ariel Balmaseda explicó que Decorarte aplica actualmente a proyectos de financiamiento, con el objetivo de abrir parques temáticos donde el niño, desde que entre, vea el juguete a gran escala.

El primero de estos, adelantó, se prevé que esté localizado en el parque de la 30, un sitio icónico de Varadero, que abarca cuatro manzanas.

Tendrá pista de patinar, de skateboard, túneles, tubos para brincar, juegos pasivos en el piso, hamacas. Habrá equipos para niños con discapacidades,  columpios para que los niños puedan montarse con las sillas de ruedas. Es muy inclusivo, pues la señalética también será en braille. No habrá nada eléctrico o digital. Todo es juego interactivo entre los niños y la familia, que permita correr, saltar, aprender a trepar”, explicó Balmaseda.

Con estos adelantos cerramos el recorrido, sin que faltara el reconocimiento a una iniciativa como esta, que busca hacer tanto por nuestras niñas y niños.

El tema de los juegos y juguetes realmente apasiona a madre y padres como yo. Jugar no es solo para los niños una actividad de ocio, sino la forma en que mejor y más se aprende. Por eso, al menos yo persigo los trenes, cubos y rompecabezas de Gabi & Sofi, como tantos otros padres cubanos.

Tomado de Cubadebate/ Fotos: Abel Rojas Barallobre.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: