Las siete mentiras capitales contra la Brigada Médica Cubana en Bolivia

Desde 2005, la Brigada Médica Cubana en Bolivia ha realizado 73 millones de consultas y millón y medio de operaciones quirúrgicas, ha atendido 60 mil partos y ha salvado 110 mil vidas.

Por eso, cuando la prensa nos dice que, tras el golpe de estado, “Cuba retira de Bolivia a más de 700 profesionales” médicos, debería explicar la tragedia sanitaria que esto supone. Pero no. Prefiere diseminar las mentiras construidas por el Departamento de Estado de EEUU, que persiguen destruir la cooperación Sur-Sur de Cuba.

En Bolivia, esta guerra psicológica ha diseminado siete mensajes: cuatro ya conocidos y tres nuevos.

Mentira 1: Negocio

El más clásico es que La Habana hace “negocio” con los servicios médicos. La prensa informa en detalle de las cifras que ingresa el Gobierno cubano. Pero no explica que estos fondos proceden solo de 20 países, de los más de 60 en que desarrolla cooperación. Tampoco que su destino es el sistema de salud pública de la Isla y no las cuentas de ningún magnate.

Mentira 2: Esclavitud

El segundo mensaje es que el personal cubano sufre “esclavitud” laboral, por lo ya explicado: la asignación de una parte de los ingresos al sistema de salud de Cuba. Si los fondos fueran entregados íntegramente a los cooperantes, en Cuba ocurriría como en tantos países: los hospitales tendrían muchos menos recursos y habría –eso sí- una élite médica. Y para la prensa… asunto solucionado.

Mentira 3: Ideología

También nos dicen que las brigadas cubanas hacen “convencimiento ideológico” en “cada consulta médica”, para “influir en la mentalidad del pueblo” y favorecer las campañas electorales de la izquierda. Como siempre, sin pruebas ni testigos creíbles.

Mentira 4: Mala praxis

Y que desarrollan malas prácticas de todo tipo, como la destrucción de medicamentos, o “inventar nombres” y “diagnósticos” para “inflar las estadísticas”. Como testigo de ello, unos pocos ex cooperantes pagados por el gobierno de EEUU. Hoy en día, hay 40 mil profesionales de la salud cubana en el mundo. Pero, para la prensa corporativa, los mercenarios tienen mucho más “sabor informativo”.

A estas cuatro mentiras clásicas, se han sumado tres más en el caso particular de Bolivia.

Mentira 5: Violencia

Durante días, hemos leído sobre la “captura” de “cuatro médicos cubanos”, que portaban 13 mil dólares para “financiar las protestas”, “provocar violencia” e “instigar el proceso de levantamientos”. Todo según “denuncias de los vecinos de la zona”, que vieron –incluso- que portaban “un arma de fuego”. Pronto se demostró que todo era mentira: el dinero era para pagar el alojamiento de la Brigada Médica, la pistola nunca existió y los cuatro cooperantes fueron puestos en libertad. Pero eso… ya no fue noticia. 

Mentira 6: Lujo

En ese contexto, diarios bolivianos como Página 7 anunciaron el descubrimiento de un “búnker en la residencia de médicos cubanos” con “ambiente lujoso”. ¿La prueba de las “saunas y yacuzzis” que –según los medios- se encontraron? La foto de la pared de ladrillo de una vivienda.

Mentira 7: Fraude

Por último, no pocos medios han acusado a Cuba de “diseñar” el supuesto –y jamás probado- “fraude electoral” de Evo Morales. El diario español ABC afirmaba –en una joya de la propaganda golpista- que el “know-how” del fraude “llegó de Cuba y se aplicó con ayuda prestada desde La Habana” (18).

La Brigada Médica Cubana ha sido un paliativo al enorme déficit histórico de salud de Bolivia, frente al que Evo Morales lanzó, a comienzos de año, el llamado Sistema Único de Salud. Una iniciativa que ya había empezado a hacer mella en los intereses de empresas de la salud privada, como el Grupo Nacional Vida. ¿Saben –por cierto- quiénes son sus principales accionistas? La familia Camacho, líderes del golpe de estado. ¿Todavía no lo ven claro?

Tomado de CubainformaciónTV/ Foto de portada: Sara Aliaga /Página Siete.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: