Plásticos de un solo uso se prohíben en siete países del Caribe a partir de enero

Jamaica, Belice, Barbados, Dominica, Granada, Trinidad y Tobago y Bahamas prohíben a partir del 1 de enero de 2020 la importación y el uso de plásticos de un solo uso y poliestireno en sus territorios, con ello la región del Caribe, la mayor consumidora per cápita de estos productos en el mundo, prevé evitar la degradación de su hábitat marino ante el grave peligro de contaminación, refiere la agencia EFE.

Con estas medidas para frenar la acción nociva sobre sus costas, las autoridades de la región aspiran a reducir los riesgos a la salud y la seguridad alimentaria de cerca de 40 millones de personas que viven esas zonas, además de las incalculables pérdidas económicas que traería asociadas

El mundo consume 5 billones de bolsas de plástico anualmente hechas con derivados del petróleo que pueden tardar hasta cientos de años en degradarse, y los países del Caribe son los que más uso hacen de estos materiales per cápita tan dañinos para el medioambiente.

De los treinta principales contaminadores mundiales per capita de este tipo de plásticos diez son de la región del Caribe, lo que da una idea de la magnitud del problema que se tratará de atajar a partir del próximo 1 de enero.

Por ejemplo, Trinidad y Tobago produce 1,5 kilogramos de residuos plásticos por persona y día, la más elevada del mundo.

Se calcula que cerca de un cuarto de kilo de esa cifra termina en las costas de ese país a causa de procesos inadecuados de tratamiento de los desechos de plástico.

En este «club» de grandes contaminadores de plástico figuran además países como Antigua y Barbuda, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, Granada, Anguila y Aruba, entre otros.

Más de 300.000 toneladas de residuos de plástico en el Caribe no son recogidas cada año resultado de que buena parte de los hogares de la región arrojan desechos plásticos a vías fluviales o tierra, según datos del Banco Mundial.

Además, más de 4 millones de desechos de plástico fueron recogidos en áreas costeras entre los años 2006 y 2012 en el Caribe, según información del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

La creciente acumulación de residuos de plástico ha provocado que se pongan en riesgo 200 000 empleos directos que dependen de labores ligadas al área costera, entre otras el millonario negocio del buceo en la región.

El problema de la contaminación ambiental por residuos plásticos afectará con el paso de los años con especial virulencia a los pequeños países caribeños, que por su falta de recursos son mucho más indefensos que los grandes Estados.

Tomado de Juventud Rebelde

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: