Israel inaugura el “Acuerdo del siglo” bombardeando Gaza

Compartir

Israel inauguró el llamado «Acuerdo del siglo»,  un supuesto plan de paz con Palestina negociado únicamente con Tel Aviv y presentado por el presidente de EE.UU, DonaldTrump, bombardeando posiciones estratégicas y poblados civiles de la bloqueada Franja de Gaza.

Según informa la agencia de noticias palestina WAFA, los bombardeos se hicieron con cazas y drones no tripulados y atacaron una zona agrícola en el oeste de Deir al-Balah.

Además, la aviación israelí atacó infraestructura del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (Hamas) en el norte de Jan Yunis, en el sur de la Franja.  Por su parte, Israel explicó que el ataque tuvo lugar en respuesta al presunto lanzamiento de cohetes por parte de los grupos de resistencia palestina.

El acuerdo

Mientras las bombas caían en la Franja de Gaza, en Washington un pacífico  DonaldTrump, acompañado del primer ministro israelí, Benjamín Nethayahu, presentaba el plan «Paz para la prosperidad» (Peace to Prosperity) que  reconoce todos los asentamientos israelíes en territorio palestino ocupado porque «ningún palestino ni ningún israelí tendrá que abandonar sus hogares».

Además, propone la creación de un Estado Palestino y 50.000 millones de dólares para ellos porque «merecen una vida mejor», pero jerusalén seguirá siendo la capital «indivisible» de Israel.

Pero este documento de unas 80 páginas, de las cuales DonaldTrump sólo leyó algunos puntos, ya está siendo rechazado. Por supuesto, los principales en hacerlo fueron los palestinos, que fueron excluidos de las negociaciones, de las que además se retiraron luego de que Washington reconociera a Jerusalén como la capital de Israel y trasladara su embajada de Tel Aviv a la «ciudad santa».

Ante esta coyuntura, se espera que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, hable en las próximas semanas en las Naciones Unidas, según anunció su embajador en ese organismo.

Del lado cristiano, se pronunció la Federación Luterana Mundial (FLM), que aseguró que «la paz nunca puede ser impuesta unilateralmente».  «El plan ignora los principios fundamentales del derecho internacional y las convenciones de derechos humanos, así como numerosas resoluciones de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad de la ONU, sentando un precedente peligroso para el futuro», escribió la FLM en un comunicado.

«El derecho internacional, incluidas las convenciones de derechos humanos, nacieron como respuesta a los horrores de la Segunda Guerra Mundial», dijo la FLM y agregó que “su propósito es salvaguardar la paz y la seguridad. Es profundamente preocupante que el plan ‘Paz a la prosperidad’ los debilite».

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: