¿Las mentiras de Bolsonaro tendrán cura?

Por

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, acusó de terroristas a los médicos cubanos que atendieron en su país entre 2013 y 2018 –de acuerdo con datos ofrecidos por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba–a 113 359 000 pacientes, en más de 3 600 municipios, y dieron cobertura médica permanente a 60 millones de brasileños como parte del programa Más Médicos, materializado de conjunto con la Organización Panamericana de la Salud.

En declaraciones a la prensa este lunes acerca de la situación entre Irán y Estados Unidos, Bolsonaro no solo justificó el asesinato del general Qasem Soleimani, ordenado por su aliado político Donald Trump, sino que incluso catalogó como terroristas a los miembros del Partido de los Trabajadores (PT), quienes, según él, «invadieron el Gobierno por 14 años», reseña Sputnik News.

Sobre el personal cubano de la Salud, en medio de su euforia difamatoria contra todos aquellos con cuyas ideas y principios no comulga, dijo que se encontraban «tramando en los lugares más pobres», y los llamó «izquierdaja», que se aprovecha de «la gente más pobre y desinformada para vender su política», manipulando la nobleza de los nuestros en un programa como Más Médicos, dirigido a familias de bajos ingresos que quedaron desprotegidas debido a la decisión irresponsable de su mandatario.

El diario brasileño O Globo, el mismo día en que Bolsonaro ofreció la entrevista, afirmó que no existe evidencia de que los médicos cubanos estuvieran involucrados en actividades terroristas, y recuerda que la definición de acto terrorista es el ataque deliberado contra objetivos civiles para causar pánico.

El Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en el acto de homenaje a la brigada médica que participó en el Más Médicos, destacó que alrededor de 20 000 colaboradores cubanos de la Salud habían estado en Brasil, gracias a lo cual «más de 700 municipios de ese país tuvieron un médico por primera vez en su historia».

Recordó que el programa nació como una iniciativa de Dilma Rousseff, entonces presidenta del gigante sudamericano, y buscaba asegurar la atención médica a la mayor cantidad posible de población brasileña, razón por la que los especialistas cubanos fueron a trabajar a zonas de extrema pobreza como las favelas de Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador de Bahía y los 34 Distritos Especiales Indígenas, sobre todo en la Amazonia. Un estudio de la Universidad de Minas Gerais reveló que esa población le otorgaba un 95 % de aceptación a esa propuesta humanista.

No es la primera vez que las opiniones de Bolsonaro tienen el efecto de eco de las políticas de la Casa Blanca, lo que le ha granjeado el sobrenombre de Trump del trópico. Sus acusaciones se unen a la cruzada de Washington contra la cooperación médica internacional de Cuba, ataque a pesar del cual la Isla firmó en 2019 unos 27 instrumentos jurídicos bilaterales con 23 países, y fueron atendidas en el Sistema Nacional de Salud 687 delegaciones de directivos y funcionarios extranjeros, de ellos 2 808 de EE.UU.

Tomado de Granma

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: