“Por siempre jóvenes”: Una historia argentina de lucha y amor llega a Cuba

Por Laura V. Mor/ Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba. Fotos: Syara Salado Massip.

¿Cómo se le explica a un niño que sus padres no van a regresar?, preguntó Carla, una joven estudiante de Relaciones Internacionales a quién -como a muchísimos cubanos nacidos en Revolución- le cuesta entender el terror y el horror al que fue sometida la sociedad argentina en tiempos del Plan Cóndor y cómo aún en democracia llevó tantos años que se comience a hacer justicia.

Por siempre jóvenes: Miriam y Roberto, una historia de amor relata el detrás de ese horror y el camino a la reconstrucción de identidad de una familia a la que la dictadura militar argentina arrebató a dos de sus integrantes.

En 80 páginas el libro, publicado inicialmente por la Secretaría de Derechos Humanos de Santa Fe  en 2015 y que hoy es reeditada en Cuba por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau con apoyo de Resumen Latinoamericano, contiene testimonios de una familia que recorrió un largo y difícil camino en la búsqueda de la verdad y la justicia.

Acercarnos a sus vidas y la de sus familias es más que un homenaje a aquellos que soñaron, vivieron y lucharon por alcanzar algunos de los derechos y conquistas sociales que hoy disfruta el pueblo cubano” nos explicó Graciela Ramírez Cruz, “la Gallega” argentina, recordándonos aquellos tiempos en donde la lucha contra la sangrienta dictadura y el sueño de un mundo mejor llenaban los días de miles de jóvenes valientes que como ellos dieron su vida por un proyecto de Patria que nos incluyera a todos y todas.

Miriam Moro y Roberto De Vicenzo militaban en los ´70 en la organización Montoneros en Rosario y fueron secuestrados y asesinados en septiembre de 1976, a seis meses de iniciado el gobierno de facto. En ese momento Darío, su primogénito, tenía un año y once meses y Gustavo, sólo siete meses. Rearmar esta historia, afirman, les llevó mucho tiempo, conociendo a sus papás en fotos, como contó Gustavo.

El 26 de marzo de 2012 llegó la primera condena.  El General de División Ramón Genaro Díaz Bessone, el principal imputado en este caso, fue condenado a prisión perpetua. En octubre de 2014, llegó la condena del segundo juicio, con penas de 22 años y una prisión perpetua a otros integrantes de “la Patota de Feced”, el ex Servicio de Informaciones de la Policía de Santa Fe, también responsables de sus desapariciones. Hallar los cuerpos también fue un proceso largo y no menos doloroso.

De chica pensaba mucho que no los tenía y me hubiese gustado tenerlos, pero después lo fui aceptando y comprendí la lucha de ellos y los que fueron como ellos. Que sin mis abuelos no habría terminado la dictadura, porque nadie se hubiese opuesto” cuenta en el libro Miriam Victoria De Vicenzo, orgullosa nieta de Miriam y Roberto, quién junto a sus padres marcha cada 24 de marzo -fecha de inicio del golpe de Estado- por la memoria, la verdad y la justicia.

Tenía muchas dudas y pocas certezas. Pasaron los años y fui comprendiendo que a pesar de todas las dudas que tenía, también me habían legado cosas muy importantes como el ejemplo de la lucha por un mundo mejor, libre de injusticias, desigualdades y prejuicios, la noción de lo importante que es compartir un ideal, preservarlo y transmitirlo, de dar la vida por el bien común, por el bien de todos y todas, tal como lo hicieron ellos” relata Darío en su testimonio, al tiempo que recuerda como le han contado que el triunfo de la Revolución Cubana marcó la vida de sus papás y con ello también su forma de ver la vida.

Hoy, desde su militancia diaria y a través de este libro, Darío y Gustavo, junto a su tía Ana y su tío Juan, nos demuestran cómo desde el amor y el compromiso con la memoria lograron transitar los vaivenes políticos y las álgidas vueltas de la justicia argentina y construir un legado no sólo para sus hijos, sino para una sociedad que tiene el derecho de saber lo que ocurrió y recordarlo, para que no se repita nunca más. 

En ese intento de perpetuar la memoria, no sólo de esta familia en particular, sino de los 30.000 detenidos-desaparecidos que dejó la última dictadura militar en Argentina, fue el espíritu de la presentación en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales “Raúl Roa García” ante estudiantes, jóvenes como eran Miriam y Roberto, ávidos de conocer más en profundidad y entender de primera mano una historia reciente que lleva detrás al mismo actor que hoy día intenta poner fin a ese faro que iluminó la vida política de Miriam, de Roberto y de una generación,  con sistemáticas injerencias y un bloqueo criminal.

¿Cómo se le explica a un niño?, se repreguntó Juan. Con la verdad y con mucho amor y contención, como en este hogar donde el dolor atravesó cuatro generaciones y los obligó a endurecerse pero sin perder esa ternura que se  demuestran… jamás. 

Los invitamos a la próxima presentación en el marco de la 29 Feria Internacional del Libro

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: