Rodbexa Poleo desde Venezuela: «Ningún imperio puede someter a la juventud revolucionaria»

Por Geraldina Colotti.

Rodbexa Poleo, Secretaria General de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (JPSUV), ilustra la agenda política de este «febrero rebelde», que ve a las jóvenes generaciones a la vanguardia. Una agenda que renueva las raíces fundacionales de la revolución bolivariana en el presente, revive el espíritu y la letra del «primer grito contra el neoliberalismo», desenmascara la democracia disfrazada de la IV República y la del presente que sigue en los países capitalistas, al servicio de las élites y del imperialismo norteamericano en su ataque frontal al socialismo bolivariano.

La Gran Marcha Juvenil de este 12 de febrero conmemora los 206 años desde la Batalla de la Victoria, que tuvo lugar en el estado de Aragua durante la Guerra de la Independencia. Luego, el militar patriótico José Félix Ribas y el coronel Vicente Campo Elías encabezaron una tropa compuesta principalmente por jóvenes sin experiencia, en su mayoría seminaristas y estudiantes de la Universidad de Caracas. Hoy, dice Poleo, la tropa que se organiza en las filas del PSUV, en una unión cívico-militar, expresa el mismo valor, a lo que se agrega «una conciencia profunda y unitaria» en la aplicación de las 7 líneas estratégicas propuestas por el presidente Maduro.

Una juventud «decidida a ser libre y construir su propio futuro» rechaza una vez más la arrogancia imperialista que afecta directamente a los trabajadores de la empresa nacional Conviasa y la libre circulación de ciudadanos venezolanos a través de las nuevas «sanciones» impuestas a la república bolivariana por Donald Trump a pedido de la extrema derecha de Guaidó y compinches.

Por esta razón, la Gran Marcha de la Juventud renueva el espíritu de la Batalla de los Puentes, que tuvo lugar el 23 de febrero del año pasado en la frontera entre Venezuela y Colombia. Un gran acto de independencia nacional que, ha anunciado el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, será recordado específicamente este mes también a través del homenaje «a los héroes y heroínas» que rechazaron en ese momento la pretensión imperialista de camuflar la invasión militar del país detrás de la «ayuda humanitaria».

Para contrarrestar y aislar «la derecha apática y golpista», Poleo reitera el apoyo de la juventud revolucionaria al proceso de diálogo obstinado llevado a cabo por el presidente Nicolás Maduro con esa parte de la oposición que acepta la dialéctica democrática, y que ha rechazado la injerencia de los Estados Unidos en la rueda de prensa que se ha realizado estos días en el Hotel Melia Caracas en presencia del mediador español José Rodríguez Zapatero.

«Si trabajamos con unidad y conciencia de clase –dice Poleo al Cuatro F–, no habrá ataque del imperialismo que doblegue a la juventud venezolana. Por esta razón, en todos los foros, en todos los eventos, estamos convocando a los hermanos y hermanas del Gran Polo Patriótico (GPP) para construir juntos una sola línea, la de la revolución deseada por Chávez y Maduro».

Por esta razón, en la última conferencia de prensa del JPSUV, los representantes y representantes del GPP, de las organizaciones y movimientos que conforman la juventud socialista, hicieron un acto de presencia visible, alegre y decidida al gritar el eslogan más popular en este rebelde febrero: “Leales siempre, traidores nunca”.

La revolución, si no es feminista, no es revolución –dice Rodbexa–. Las mujeres no representan un sector, nuestra agenda se expresa de manera transversal a todos los temas de la revolución y de la sociedad: somos trabajadoras, campesinas, estudiantes, deportistas … Chávez ha indicado a los hombres la necesidad de organizarse en torno a la agenda feminista».

En este febrero rebelde, la comisión de mujeres jóvenes del partido «se activa permanentemente tanto a nivel estatal como territorial para organizar debates, foros y seminarios. Sobre todo, hacemos un llamado al pueblo venezolano, al pueblo latinoamericano y al mundo por el respeto de los derechos y libertades de las mujeres, rechazamos los feminicidios, que son la última etapa de la violencia patriarcal, condenada por nuestras leyes en sus diversas formas. Hacemos un llamado a cuántos y cuántas no entienteden la lucha feminista, y debemos alzar nuestras voces para esto”.

Al mismo tiempo, sin embargo, debe «notarse con alegría que el 80% de las mujeres que animan el frente de esta batalla son mujeres. Las mujeres desempeñan un papel de vanguardia en la revolución bolivariana: en las instituciones, los ministerios, en la defensa integral de la nación, en los movimientos, en las comunidades, en las UBCH. Las mujeres mueven el voto, lideran los CLAP, apoyan al país …».

¿Y cómo se organiza la lucha antipatriarcal en la Red de Acción y Política Sociopolítica (RAAS), el nuevo método para organizar bases populares con el PSUV? ¿Cómo se combaten los embarazos precoces, la violencia de género, cómo se organiza el plan de parto humanizado ante la guerra económica que afecta principalmente a las mujeres de las clases populares?

«La RAAS – explica Poleo – es una herramienta organizativa importante porque no solo nos permite ganar votos en el territorio, sino también tener una idea, a nivel nacional y territorial, de la presencia juvenil, del porcentaje real de estudiantes, del número de embarazos precoces. De este modo, podemos ir a conocer a las jovenes y los jovenes para hacerles comprender la gran responsabilidad que tienen en la construcción de la mujer y el hombre nuevo, ya que tendrán que tomar las riendas del país. Tenemos que territorializar la política, traer actividad y conciencia a los liceos, a las universidades. La juventud no es solo futuro, sino también presente, y es en el presente donde se rompen los viejos paradigmas para construir otros nuevos, para construir la revolución de Chávez y de Maduro”.

Esto significa «lucha contra la corrupción, la burocracia, el patriarcado, los modelos que el viejo sistema nos ha impuesto y que podemos cambiar hoy. Los jóvenes de los países capitalistas no pueden darse el lujo de ser escuchados, consultados, como en la revolución bolivariana, donde juegan un papel protagónico, saben que su contribución es necesaria y que cuenta. Como lo fue para Chávez, Nicolás cree profundamente en la juventud, invitándonos constantemente a acompañarlo en la construcción de la revolución».

Durante la rueda de prensa, Poleo enfatizó la necesidad de formar a los jóvenes dentro del PSUV. Le pedimos que explique cómo se articula la formación política y en qué temas. «La organización del partido, responde, está dispuesta a escuchar las diversas propuestas de todos los sectores de nuestra juventud para sembrar valores y aumentar la conciencia revolucionaria. La capacitación se divide en cuatro niveles principales, comenzando con la escuela de educación superior Antonio José de Sucre, del PSUV. En nuestro aniversario número 11, en septiembre de 2019, el presidente nos dio esta tarea, que comenzó el 3 de febrero, el día del nacimiento de Sucre. Los otros tres niveles están organizados en torno a los círculos de estudio para prestar atención a la militancia, hay distintos cursos de capacitación en los que el Cuatro F, el periódico del partido que constantemente nos informa sobre lo que sucede tanto a nivel nacional como internacional, juega un papel importante. Hay un nivel de atención a nuestras y nuestros dirigentes. El partido imparte cursos de formación a responsables políticos en los liceos, a voceros y voceras de la Federación Nacional de Estudiantes Universitarios, a jóvenes líderes de la clase trabajadora, movimientos sociales y organizaciones como el Frente Francisco de Miranda, el movimiento Robert Serra, a aquellos y aquellas que tienen un papel de liderazgo en las comunidades, en la UBCH, en las calles».

Otro nivel importante de la escuela de formación «es el dirigido a los jóvenes que hoy tienen un papel de poder en las instituciones. Para nosotros, dice Poleo, el poder es la capacidad de poder hacer, transformar la realidad. Es por eso que nos encargamos de capacitar a nuestros ministras y ministros jóvenes, nuestros constituyentes jóvenes, alcaldes y gobernadores jóvenes, que son muchos en Venezuela. Cuando decimos que la juventud revolucionaria tiene un papel fundamental, no estamos mintiendo. Las cifras hablan: de 545 constituyentes, 200 son jóvenes, 160 de los 335 alcaldes son jóvenes, 8 gobernadores son jóvenes, 5 ministros son jóvenes y 30 viceministros. El presidente Maduro nos pide que lo acompañemos en la lucha contra la corrupción y la burocracia por un nuevo modelo de gestión, un nuevo modelo de producción».

En Venezuela, el 60% de la población es joven y tiene menos de 35 años de edad, «es esencial capacitarlos para que se hagan cargo del país y garantizar la continuidad de la revolución bolivariana».

Entonces, resume la dirigente juvenil, «tres niveles para capacitarnos, tres niveles para continuar creando conciencia y una escuela que abra la puerta a todas las organizaciones a todos los movimientos, y por supuesto a nuestros hermanos GPP como Nicolas nos pidió y cómo estamos comprometidos a hacerlo: trabajar en profunda unidad y conciencia de quién es nuestro enemigo histórico, es decir, el imperialismo norteamericano, contra quien debemos concentrar nuestros esfuerzos, evitando controversias internas estériles. Solo así seremos invencibles, y no habrá imperialismo que ponga de rodillas a la juventud revolucionaria venezolana”.

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina/ Foto de portada: El Universal.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: