Asegura la OMS que el coronavirus no se transmite por el aire

Tras evaluar toda la evidencia científica disponible, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha concluido que el Covid-19 no se contagia a distancia por el aire, sino a través de las gotitas que resultan tanto de la tos como de los estornudos. De tal modo,  queda descartada la transmisión a través de partículas suspendidas en el aire, publica Rusia Today.

La nota añade que la OMS dio a conocer dicho resultado incluso antes de publicar el informe “del cual se desprende que no nos contagiamos por respirar en la calle o en una farmacia”.   Y cita un estudio publicado anteriormente en The New England Journal of Medicine que aseguraba que el coronavirus podía mantenerse en el aire hasta 3 horas y media y hasta tres días en superficies como el plástico y el acero inoxidable. Ese estudio —subraya la organización internacional— fue realizado en condiciones que no coinciden con las reales generadas por la tos o el estornudo de los humanos.

Asimismo, la fuente precisa que “estar a menos de un metro de distancia de alguien con estos síntomas sí supone un riesgo de transmisión, por estar expuestos a las gotitas que quedan suspendidas en el aire (tras algún estornudo o ataque de tos), antes de caer por su propia gravedad”.

Otro modo de contagio —añade— es tocar alguna superficie con la que haya estado en contacto algún infectado, conocimiento del que se deriva la insistencia en el lavado frecuente de las manos, sobre todo tras tocar una superficie en algún espacio público.

La información subraya además la importancia de que las mascarillas estén disponibles para el personal sanitario, “ya que el coronavirus solo se contagia por el aire en situaciones de tratamiento”.

Otras fuentes coinciden en que los estornudos funcionan como uno de los vehículos más eficaces para la transmisión de agentes infecciosos aéreos.  “Al estornudar la persona expulsa aire con una velocidad que puede ir de 70 a 150 kilómetros por hora, cargado de gotas de saliva y secreciones nasales. En las secreciones que se producen durante el estornudo van partículas virales”, consta en un artículo científico publicado en la Revista Cubana de Medicina General Integral.

De ahí la recomendación de cubrirse la nariz y la boca con el ángulo interior del codo flexionado o de usar un pañuelo y desecharlo de inmediato, y de lavarse las manos con jabón tras estornudar para eliminar los posibles patógenos. Son estos modos eficaces para impedir esparcir los microbios y contagiar al resto de las personas.

Por FP / RL

Foto de Portada tomada de Cronicabalear

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: