Brasil: Los movimientos populares elaboran 20 propuestas contra la pandemia Covid-19

Compartir

Por Vivian Fernandes.

Los movimientos populares de alcance nacional publicaron, este martes (24), un documento con 20 propuestas para enfrentar la pandemia causada por el nuevo coronavirus. Las propuestas serán solicitadas en la Cámara de Diputados y el Senado Federal, pero el documento también debe servir para presionar a las autoridades locales, de cada estado y municipio, para que sigan las medidas. 

Los movimientos afirman que el documento fue preparado en un movimiento contrario a las posiciones y políticas adoptadas por el presidente Jair Bolsonaro, como la Medida Provisional (MP) 927. Publicado el lunes pasado (23), preveía la suspensión del contrato de trabajo y salario por cuatro meses. Un segundo parlamentario revocó esta sección, manteniendo, sin embargo, la suspensión de los requisitos administrativos de seguridad y salud en el trabajo y el aplazamiento del pago del Fondo de indemnización por despido (FGTS).

Según Raimundo Bonfim, director de la Asociación de Residentes de Nova Heliópolis y coordinador de la Central dos Movimentos Populares (CMP), una de las entidades que firmaron el documento, el objetivo es señalar respuestas concretas a la crisis causada por la pandemia covid-19 desde el punto de vista de movimientos populares urbanos. 

“El objetivo es señalar las medidas desde el punto de vista que creemos que deben tomarse para enfrentar la crisis. Además de la solidaridad de nuestros grupos en la base, en las velas, en las afueras, también estamos señalando las medidas que el gobierno debería tomar”, detalla Bonfim. 

Explica que la «gran» preocupación de los movimientos es la necesidad de que el Estado lleve a cabo un proceso de distribución de artículos para prevenir el nuevo coronavirus, como máscaras y gel de alcohol. Esto se debe a que “la gran mayoría de esta población de las favelas, en los barrios bajos, ocupaciones y periferias, están empleados con bajos salarios, informalmente. Estas personas no pueden, sin un ingreso, sin un salario, estar en aislamiento social ”, defiende.

Creuzamar de Pinho, trabajadora social y coordinadora de la Unión Nacional para la Vivienda Popular (UNMP), dice que la principal preocupación «es el tema del aislamiento social, que trae consigo la falta de ingresos para las familias, el tema de los alimentos, las tarifas, el alquiler , agua y luz. Necesitamos preservar la vida y asegurar la supervivencia. Y la supervivencia depende de este proceso de circulación, este intercambio, comercialización, que es lo que la ciudad nos ofrece permanentemente”.

En las favelas de todo el país, hay alrededor de 13,6 millones de residentes, según la encuesta «Economía de las favelas – Ingresos y consumo en las favelas brasileñas», desarrollada por los institutos Data Favela y Locomotiva en 2019. Alrededor de 100 millones las personas no tienen acceso a saneamiento básico, según un estudio realizado por el Instituto Trat Brasil, en 2019. Además, 35 millones de ciudadanos no tienen acceso a una red de agua potable, según el Panel de Saneamiento Brasil, también del Instituto Trat Brasil, en 2019.

Ante el escenario agravado por la pandemia, Pinho cree que los movimientos sociales deben adoptar las medidas propuestas como la bandera de la lucha, «teniendo en cuenta que las personas que más sufren por este problema de pandemia son nuestras bases». «Toda nuestra base, en las periferias, en los programas sociales, la más vulnerable, que es nuestra población, es la que más sufre las consecuencias de esta crisis sanitaria y económica que atraviesa Brasil”.

Medidas propuestas

Las medidas propuestas incluyen acciones más concretas, como la distribución de productos de higiene y canastas básicas de alimentos; pero también propuestas más generales, como la derogación de la Enmienda Constitucional 95, mejor conocida como la enmienda del techo del gasto, que limitó el crecimiento del gasto público durante 20 años. 

Entre las propuestas están el final de todos los desalojos y mudanzas en la ciudad y en el campo, la suspensión del pago de las cuotas de las propiedades adquiridas por el programa Minha Casa, Minha Vida, así como el pago de las facturas de agua, electricidad, alquiler y gas. y la distribución gratuita en el hogar de canastas básicas de alimentos y productos de limpieza e higiene. 

También en el documento está la expansión e incremento de Bolsa Família a un salario mínimo y la creación de un programa de emergencia de ingreso mínimo para todos los brasileños sin empleo formal durante la pandemia, con la transferencia de medio salario mínimo por mes por cada Persona mayor de 18 años.

Entre las medidas más completas se encuentran la nacionalización y nacionalización de hospitales, laboratorios y la ruptura de patentes, la ejecución de las deudas de los principales evasores de impuestos y la tributación de grandes fortunas, remesas de ganancias y dividendos en el extranjero, de las ganancias bancarias, redirigir el monto recaudado a un fondo de emergencia para ser distribuido entre los estados y municipios.

Los movimientos también exigen la suspensión del pago de las deudas públicas, incluida la de los estados y municipios con la Unión «y de todas las reformas que perjudiquen a las personas», como la Reforma de las pensiones y la Reforma laboral. Para los comerciantes y agricultores medianos, proponen una línea de crédito de interés cero, así como, para los trabajadores, el mantenimiento de todos los trabajos con pago de salarios, expansión y aumento del seguro de desempleo. 

Según Raimundo Bonfim, los movimientos sociales también tienen como objetivo, desde el documento, tener un debate con la sociedad sobre la importancia de las inversiones públicas en salud y educación. «También es importante para nosotros tener un amplio debate en defensa del Sistema Único de Salud (SUS), de más Estado, porque una gran parte de la población estaba cayendo en el engaño de menos Estado, privatización, reducción de personal».

Los movimientos que redactaron el documento incluyeron la Central de Movimientos Populares (CMP), la Confederación Nacional de Asociaciones de Residentes (CONAM), el Movimiento Nacional para la Lucha por la Vivienda (MNLM), el Movimiento de Trabajadores por los Derechos (MTD) , el Movimiento de Lucha por la Vecindad y la Favela (MLB) y la Unión Nacional para la Vivienda Popular (UNMP).

Tomado de Brasil De Fato.

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: