¿Cómo perjudicó el Brexit al turismo en el Caribe?

Por Susana Tesoro.

El 23 de junio de 2016, los británicos participaron en un referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea (UE) y una mayoría votó por abandonar el bloque. Thomas Cook, que era el segundo mayor turoperador del mundo, fue arrastrado por el Brexit y quebró.

La empresa, con cerca de 180 años de historia, dejó en el camino a más de 600 mil pasajeros repartidos por todo el mundo que en ese momento se encontraban de vacaciones. El propio Gobierno británico admitió que pudo evitar la caída de Thomas Cook  pero esto sólo habría retrasado lo inevitable y habría terminado costándole mucho más dinero al contribuyente.

La compañía, que era a la vez turoperador y aerolínea, tenía una facturación anual de unos 10 mil millones de libras (12.470 millones de dólares). Esto perjudicó a Cuba que tenía contratos con tan importante turoperador. Por si fuera poco, el gobierno de Estados Unidos prohíbe a partir de hoy los vuelos directos desde ese país a cualquier lugar de Cuba que no sea La Habana.

El efecto dominó: Brexit-Thomas Cook- turismo-Cuba, tiene ahora otro complemento para afectar el  turismo en este país, pero como Dios aprieta, pero no ahoga, la aerolínea Bahamasair, de Bahamas, prestará servicio a partir del 19 de este mes, mediante dos frecuencias semanales que conectarán a Miami con varias provincias del interior de Cuba.

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: