Donald Trump ofrece cifras millonarias para comprar derechos exclusivos de una vacuna contra el coronavirus

La carrera por encontrar la vacuna contra el coronavirus ha desatado una tensión diplomática entre Estados  Unidos (EE.UU.) y Alemania. La causa es pública desde que el dominical alemán Welt am Sonntag, citando fuentes oficiales vinculadas al Gobierno alemán, informó que Donald Trump intenta atraer científicos alemanes que investigan el posible desarrollo de la vacuna para que lo hagan exclusivamente desde EE.UU.

Los especialistas pertenecen a la empresa germana privada CureVac, con sede en Tübingen, quienes trabajan en conjunción con el Instituto Paul Ehrlich de Vacunas y Medicamentos Biomédicos, perteneciente al Estado.

El 2 de marzo, el exjefe de CureVac, Daniel Menichella, asistió a una reunión en la Casa Blanca junto al presidente Donald Trump, el vicepresidente Mike Pence y representantes de compañías farmacéuticas que trabajan en cómo responder a la pandemia, según una nota del citado medio alemán.

De acuerdo con  Welt am Sonntag, Trump supuestamente ofreció 1.000 millones de dólares a la compañía CureVac y está haciendo todo lo posible por obtener una vacuna para los Estados Unidos. «Pero solo para Estados Unidos»,  declaró el Gobierno federal.

En el intento por detener las acciones de monopolización de los resultados científicos, Berlín mantiene un intenso intercambio con la empresa CureVac.

«El Gobierno Federal está muy interesado en el hecho de que las vacunas y las sustancias activas contra el nuevo coronavirus también se estén desarrollando en Alemania y Europa», indicó un portavoz del Ministerio de Salud en Alemania.

La oferta de Trump ha producido el rechazo unánime de las autoridades alemanas. El Ministro de Salud alemán, JensSpahn, aseguró que «no habrá adquisición» de CureVac por parte de EE.UU. y subrayó que la compañía ha estado desarrollando la vacuna «para todo el mundo y no para países individuales».

Por su parte, el ministro de Economía, Peter Altmaier expresó que para el Gobierno alemán «es de muy alto interés la producción de la vacuna en Alemania y en Europa».

El egoísmo de Trump y su camarilla vuelve a ser lamentable ante un trágico contexto mundial afectado por la muerte de más de  5.000 personas, según los datos más actuales publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, su aspiración de obtener los derechos exclusivos de la potencial vacuna han sido frustrados luego de que la compañía biofarmacéutica declarara, este domingo, que sus esfuerzos internos se centran en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus con el objetivo de alcanzar, ayudar y proteger a personas y pacientes en todo el mundo.

PGS/RL/ Foto de portada: 

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: