El coronavirus y la sentencia de muerte de Donald Trump

Por Orlando Oramas León

Estados Unidos, que insiste en erigirse como líder absoluto mundial, lo consiguió en cuanto a número de enfermos de la Covid-19, que en las últimas 24 horas mató a 345 personas en ese país, récord nacional, según conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Según la prestigiosa casa de altos estudios EE.UU. registró casi 18 mil nuevos casos en un día, en medio de la controversia provocada por el presidente Donald Trump que promete restablecer los negocios en dos semanas para complacer los índices bursátiles y las ganancias de las grandes empresas.

No hay que olvidar que en febrero Trump se vanagloriaba de que el país registraba cinco casos del nuevo coronavirus y que “uno o dos más” se sumarían a futuro.

Pero en pocas semanas la potencia norteña superó a China, donde la pandemia va en franco retroceso, y la retórica del mandatario estadounidense otra vez le jugaba una mala pasada, ahora con pase de cuentas a millones de ciudadanos que son potenciales víctimas de la enfermedad.

Para esta fecha Estados Unidos contabiliza no menos de 82 mil 400 casos confirmados, según las cuentas de la John Hopkins, dejando atrás a China con 81 mil 700 y a Italia, otro país donde la pandemia está desatada, que acumula 80 mil 590 contagiados.

A pesar de este panorama el gobernante envió un mensaje confuso a sus conciudadanos al decir a la cadena Fox News que le encantaría tener el país abierto y en funcionamiento para (el domingo de) Pascua, (el 12 de abril).

Quedan apenas dos semanas y algo más para el domingo de Pascua y muchos estados acaban de imponer sus cuarentenas para contener los contagios del nuevo coronavirus; sin embargo, el inquilino de la Casa Blanca insiste en priorizar los negocios.

“En mi opinión, va a morir mucha más gente si permitimos que esto continúe”, aseguró el presidente, quien auguró “miles de suicidios” de mantenerse las cuarentenas y medidas de distanciamiento social decretados en varios estados y ciudades.

Así ocurre en el estado de Nueva York, convertido en el gran foco de la Covid-19 con alrededor de 39 mil positivos.

Allí los hospitales comienzan a estar desbordados y con importantes carencias de equipamiento en medio de un aluvión de pacientes durante los últimos días, según los testimonios de médicos y autoridades.

Bill de Blasio, alcalde de la ciudad de Nueva York, hizo un pronóstico sombrío sobre la expansión del coronavirus en esa megaurbe.

 “Más de la mitad de los habitantes de la ciudad se infectará con coronavirus en última instancia”, dijo en una entrevista con el programa “Good Morning America”, que se emite por la cadena ABC News.

Se trata de la ciudad más afectada por la pandemia en Estados Unidos, con más de 23 mil casos confirmados y más de 360 fallecidos.

“Los próximos meses van a ser dolorosos y estresantes para nuestro sistema de salud como nunca antes”, escribió antes en su cuenta en Twitter.

De Blasio reclama ayuda federal y está enfrascado en una controversia con Trump, quien afirma no entender qué es lo que sucede en la llamada gran manzana y por qué demanda de tantos respiradores y otros insumos médicos.

Entre tantas preocupaciones para al alcalde neoyorquino, la realidad ahora dice que las víctimas resultan solo los ancianos o adultos con otras dolencias. Ahora se reportan en los hospitales personas de menos de 60 años, incluso de 40 y 30.

“Para más del 80 por ciento de los infectados será de muy poco impacto, pero para el 20 por ciento será duro, y para algunos de ellos fatal”, acotó el regidor

Por su parte Donald Trump insiste en que mantendrá hasta el próximo 30 de marzo su recomendación de que la población trate de mantenerse en casa, evite bares o restaurantes y otros lugares concurridos. Luego podría decidir lo contrario.

Sin embargo, el doctor Kent Sepkowitz, analista médico y profesor de Medicina  y Enfermedades Infecciosas en el Colegio Médico Weill Cornell en la ciudad de Nueva York, va la cuestión desde un ángulo bien distinto

 “Estamos viendo a Nueva Orleans subiendo ahora, Detroit.  Las próximas semanas, muchas ciudades tendrán una historia similar a la de Nueva York”, alertó.

En la entrevista con Fox News Trump insistió que todos los años “se pierden a miles y miles de personas por la gripe, y el país no se cierra por eso”.

Ello parece toda una sentencia de muerte.

OOL/ RL/ Foto de portada de Caretas

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: