Líder paraguayo Fernando Lugo afirma: ¡Cuba, solidaria como nadie!

Compartir

Por Maribel Acosta Damas.

Una tarde de sol sudamericano… La Estación central del Ferrocarril de Asunción presenta la muestra de arte Documentos extraviados: niños de Chernóbil en Cuba de la artista peruana Sonia Cunliffe con la investigación y curaduría de la periodista cubana Maribel Acosta. Visita la muestra el líder paraguayo Fernando Lugo, quien fuera Presidente  del país, hoy senador y sin dudas referente popular de un Paraguay inclusivo y más justo.

Entre las telas que muestran la epopeya de veintiún años de solidaridad y lucha por la vida de los niños de Chernóbil en Cuba, Lugo reflexiona sobre una historia apenas conocida por el mundo: “No puedo renunciar a la iglesia como mi origen y recuerdo ahora una frase de Juan Pablo II que decía que a América Latina le toca dar desde su propia pobreza. Y yo no encuentro hasta ahora un país que haya sido más solidario con el Paraguay que Cuba. Cuando recorro mi país encuentro a los niños y jóvenes en el campo, en los asentamientos y veo que no tienen la más remota posibilidad de seguir estudiando, aunque sea en el pueblo vecino. Sin embargo,  después pueden ir a estudiar medicina en Cuba, y conociendo el bloqueo a Cuba y el impacto a la economía cubana, uno constata de que es una solidaridad que rebasa todo límite imaginable. Y este programa humanitario de los niños de Chernóbil en Cuba muestra mucho más esta idea de Fidel. Siempre digo que Fidel es un hombre visionario, que viajó al futuro y vino después a contarnos qué va a pasar. Y por eso esta muestra expositiva sensibiliza a mucha gente. Yo estaba en Europa, en Roma cuando ocurrió la catástrofe de Chernóbil e inclusive en el norte de Italia se prohibía consumir las hortalizas de hojas largas por la contaminación que llegaba hasta allá. Entonces devolverles la vida a 26 mil niños, responde a la más profunda entrega, caridad y solidaridad que pueda entender el ser humano”.

Fernando Lugo se refiere al momento presente de su Paraguay querido: “¡Mi Paraguay con sus luces y sus sombras…!¡Con sus avances y retrocesos…!, A los 31 años de una transición dolorosa, de un proceso democrático que no termina de consolidarse. Tenemos hoy un Paraguay que lucha y que se esfuerza, un Paraguay que quiere no desentonar en el concierto de las naciones. El Paraguay que tenemos hoy es un país sufriente, un Paraguay doloroso, que tiene todas las potencialidades de ser un país viable para que sus apenas 7 millones de habitantes podemos vivir mejor. El Paraguay podría ser una Suiza de América si los políticos no fueran tan corruptos. Tenemos un Paraguay potencial, con energía, con tierra, con sol y con agua. Pero falta una decidida voluntad política para avanzar con solidez”.

Y desde su concepto de la piedad, de la solidaridad, del humanismo y de la militancia activa, Lugo envía un mensaje a la agredida Cuba por el imperialismo norteamericano: “Cuba es un ejemplo para nosotros, de no doblegarse, de no arrodillarse ante nadie. Esa que conocemos es una Cuba que está de pie, una Cuba que tuvo a un José Martí y a un Fidel, que frente los embates delimperio ha dicho que no; una Cuba que conserva su solidaridad porque conserva su autonomía. Y eso ha hecho grande a esa isla”.

Artistas y público paraguayo se detienen ante las telas traslúcidas que cuentan esa historia inolvidable… Preguntan si es cierto eso, cómo pasó, cómo fue posible… Sin embargo, muchos de los que acuden a mirar también cuentan la historia de un pariente o un amigo que estudió medicina en Cuba. Fernando Lugo tiene razón. “Eso ha hecho grande a esta isla”.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: